La cultura de ahorro de un país se puede medir de diversas formas. Una de las más precisas es a través del gross savings o ahorro bruto. Este se refiere a la suma del ahorro privado y del ahorro público de una nación.

El ahorro bruto se calcula restando el consumo final del producto nacional bruto de un país. El resultado deja ver qué tanto ahorran las personas en esa nación. Y qué tanto lo hace también el Estado para financiar sus necesidades.

El Banco Mundial es el organismo que recopila estos datos. A partir de esa información se revela algo. Y es que los países que más ahorran no son las potencias mundiales, por ejemplo.

Tampoco lo son los que primero se nos pasan por la cabeza. Entonces ¿a qué se debe que encabecen este listado? Investopedia explica que el gross savings se refiere a una tasa de ahorro.

Ahorrar O Invertir, ¿Qué Es Mejor?

Por eso, una persona puede tener diferentes ingresos, ahorrar más o menos respecto a ellos y al final tener la misma tasa de ahorro que otros. Teniendo en cuenta las cifras actualizadas por país a 2020, estos son los países del mundo donde más se ahorra:

Los países más ahorradores del mundo no son necesariamente los más ricos

Los países más ahorradores del mundo no son necesariamente los más ricos – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Brunei Darussalam: 51%
Localizado en el continente asiático, vive principalmente de la minería. Es líder en la explotación de gas licuado y también produce petróleo y carbón. Es gobernado por un sultán que tiene una colección de 7.000 autos de lujo.

China: 45%
El nivel de ahorro de los hogares de este país es tal que el Gobierno lanzará un sistema de pensiones privadas. Con este se busca que ese dinero no solo ayude a garantizar el retiro de la población, sino alimentar a los mercados financieros, según Financial Times.

Vanuatu: 45%
Pertenece a Oceanía. La agricultura a pequeña escala es su principal fuente económica. Actualmente, también se enfoca en desarrollar la industria turística que tendría como principal medio de pago las criptomonedas.

Zambia: 45%
El diario El Economista de México ha revelado que este país africano es uno de los que se beneficiaría de un plan de China. Este consiste en apoyar a algunos países pobres de los cuales es acreedor en el pago de su deuda externa.

Qatar: 41%
De acuerdo con Expansión es la economía número 58 del mundo, según su Producto Interno Bruto. Gracias a su PIB per cápita (US$49.576) es considerado como uno de los países con mayor nivel de vida.

Singapur: 41%
País asiático que debe su riqueza (es el cuarto más rico del mundo) a que es un centro financiero, según BBC. Al tiempo que atrae grandes inversiones y millonarios, es acusado de opacidad financiera o de ser promotor del ocultamiento o blanqueamiento de dinero.

Bermudas: 40%
Territorio británico ubicado en el Caribe. Las actividades financieras y turísticas dinamizan su economía. Gracias a ellas, en gran parte, este país tiene uno de los PIB per cápita más altos del mundo (US$117.098).

Irlanda: 37%
País europeo que goza de buena reputación en los sectores de comercio, desarrollo de software, entre otros sectores. A pesar de que tiene una de las mayores tasas de ahorro, Expansión revela que sus habitantes son unos de los más endeudados del planeta.

Corea: 36%
El positivo estado de las finanzas públicas y una cultura de la austeridad ubican a este país asiático en este ranking mundial. Su riqueza se la debe a la actividad manufacturera y al rápido crecimiento que ha experimentado su economía en los últimos 30 años.

Bangladesh: 36%
El top 10 de países con más cultura de ahorro lo ocupa esta nación asiática que depende, principalmente, de la agricultura y la pesca. Lo anterior, aunque más de la mitad de la población vive con menos de un dólar diario, según Oxfam,

La Cultura De Ahorro

Para T. Harv Eker de las raíces dependen los frutos que se tengan al ahorrar

Para T. Harv Eker de las raíces dependen los frutos que se tengan al ahorrar – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Ahora enfoquémonos en la cultura de ahorro a nivel individual. ¿Qué es lo que hace que una persona pueda acumular más dinero que otra? Y, lo más importante, ¿qué es lo que hace que no llegue a perderlo?

Harv Eker lo explica paso a paso en su libro “Los secretos de la mente millonaria”. En él expone que todas las personas tenemos un patrón del dinero. Es decir, un carácter, forma de pensar y creencias que determinan nuestro nivel de prosperidad.

Por eso es que, según el autor, nuestras creencias solo pueden crecer en la medida en que también lo hagamos nosotros. Y en la medida en que tengamos como principal aliada a nuestra mente millonaria.

¿Cómo Empezar Y Mantener Un Ahorro?

En ese sentido, el experto enfatiza en la necesidad de aplicar un consejo ampliamente conocido que a veces perdemos de vista. Se trata de la importancia de sembrar raíces para que den sus frutos.

Pero ¿qué significa esto en términos de la cultura de ahorro? Para Eker, los seres humanos cometemos un grave error. Este es enfocarnos en nuestros resultados más que en lo que genera esos resultados.

Por eso, la clave para empezar a diseñar una cultura de ahorro exitosa es transformar esa realidad invisible que incide en nuestra realidad financiera. Para lograrlo, el autor propone empezar por reconocer que el ser humano se mueve en un cuadrante.

Este está compuesto por las dimensiones mental, emocional, espiritual y física. La clave está en entender que la física es solo el resultado de las otras tres. Por eso, si te sientes mental, emocional o espiritualmente incapaz o pobre, eso es lo que reflejas.

Entonces ¿cómo empezar a cambiar ese chip en nuestro cerebro? La clave está en las afirmaciones. Esto significa decir en voz alta qué es lo que quieres manifestar en tu realidad.  Y la principal es: “tengo una mente millonaria”.

Transforma Tu Patrón Del Dinero

A continuación, te corresponde empezar a cambiar tu patrón del dinero. Este está compuesto por tres variables: Pensamientos que llevan a sentimientos, Sentimientos que llevan a acciones y Acciones que llevan a Resultados.

Pero Eker añade una variable más al principio que es tu programación mental. Porque está comprobado que lo que oías, veías y experimentabas cuando eras pequeño te condicionó sobre el dinero.

Afortunadamente, así como tu entorno o tú mismo te programaste para eso, puedes programarte para algo nuevo. Y hacerlo en tres instancias. Estas son la programación verbal, los modelos de referencia y los incidentes concretos.

De acuerdo con T. Harv Eker, es clave reconocer lo que oías sobre el dinero cuando eras pequeño. Un asunto que toma importancia si se tiene en cuenta que la mente siempre elige las emociones por encima de la lógica. Esto se puede combatir a través de cuatro elementos:

  1. La conciencia (reconocer la existencia de algo).
  2. La comprensión (sobre si tu forma de pensar proviene de ti o de algo externo).
  3. La disociación (separarte de la forma de pensar que no eres tú).
  4. El reacondicionamiento (lo que necesitas hacer para poder generar riqueza).

El objetivo al abordar estos cuatro elementos es que se produzca un cambio duradero en ti. Un cambio que se refleje en tu cultura de ahorro y finanzas. Por eso, se trata de una tarea que, por supuesto, exige de compromiso de tu parte.

  • Programación verbal
La programación verbal es clave para ahorrar

La programación verbal es clave para ahorrar – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Hablando específicamente de la programación verbal, el autor sugiere que te acostumbres a dar los siguientes pasos. Son claves para cambiar las creencias limitantes más arraigadas o que más has interiorizado.

El primero es escribir todo lo que oías acerca del dinero. Esto es hacer conciencia. El segundo es escribir cómo crees que esas afirmaciones te han afectado hasta ahora. Esto significa comprender.

El tercer paso es hacerte consciente de que esos pensamientos ni te representan ni son tú. A esto nos referimos cuando hablamos de disociación. Y el cuarto paso es declarar que eso que oíste no es cierto y que decides adoptar nuevos paradigmas que le aporten a tu prosperidad.

  • Modelos de referencia

Se refiere a las personas que eran un referente en temas de dinero para ti cuando eras pequeño. Pero más allá de eso, a lo que pudiste haber aprendido de ellos a partir de su ejemplo.

Esto resulta clave, dice Eker, porque las personas tendemos a parecernos a nuestros padres, por ejemplo. O a ser una mezcla de todos los modelos de referencia que tuvimos en relación con el dinero.

Si no logramos desprendernos de ellos, podemos actuar en relación con el dinero a partir del miedo o la rabia. Está comprobado que, si lo hacemos de esa forma, el dinero nunca tendrá un significado positivo para nosotros.

  • Incidentes concretos

Finalmente, Eker habla de que nuestras finanzas también están influenciadas por incidentes concretos. Es decir, nuestras propias experiencias con respecto a la riqueza o a la pobreza.

El punto es que estos pueden actuar tanto como un obstáculo como un catalizador para tener una cultura de ahorro o lograr una libertad financiera. De ahí la importancia de tomar conciencia de esos eventos, comprender cómo te han afectado, desligarte de ellos y declarar lo que quieres para tu vida financiera hoy.

Cultura De Ahorro En La Práctica

Ahorrar dinero es posible si te lo propones

Ahorrar dinero es posible si te lo propones – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

En relación con todo lo anterior, perdónanos por lo que vamos a decir: hay personas que son genios para ganar dinero, pero brutos para mantenerlo. Esto sucede porque creen que ganar dinero basta para construir riqueza.

Sin embargo, están equivocados. En realidad, una verdadera cultura de ahorro consiste en dar pequeños pasos y recorrer un camino. También consiste en generar hábitos porque somos nuestros hábitos. Solo así es posible llegar a la meta.

Como sabemos que este es uno de los principales retos de los miembros de esta comunidad, hace unos meses creamos el 1kChallenge. Un reto con el que se busca que cada persona ahorre 1.000 dólares, o en la moneda de tu país, de sus ingresos.

Este ahorro, sin embargo, debe construirse a lo largo del tiempo. Porque, como ya dijimos, el objetivo no solo es ahorrar dinero. Es construir hábitos que nos permitan generar una riqueza a lo largo del tiempo.

Por eso, lo que se planteó es que cada persona ahorrara cerca de US$20 o el equivalente en su país. Y que lo hiciera por 52 semanas o un año. ¿Cuál es el balance a la fecha de este desafío?

Supongamos que alguien empezó a ahorrar en la primera semana de enero. A la fecha han transcurrido 20 semanas. Esto significa que esta persona ya tiene US$400 en su bolsillo. ¿Cuál es tu propio balance?

Escucha bien: si ya comenzaste este reto, no desistas. Si no has comenzado, comienza hoy. Nunca olvides que la riqueza se acumula no por el coeficiente intelectual de las personas. Ni por sus conocimientos sobre finanzas.

La riqueza se acumula al tener hábitos financieros correctos. Entonces, sin importar el monto que puedas ahorrar, crea el hábito. Comienza a desarrollar una cultura de ahorro hoy y nunca pares.

Tip sobre la cultura del ahorro

Tip sobre la cultura de ahorro – Hyenuk Chu

Herramientas Clave

Con el fin de cumplir tu meta de ahorro, puedes apoyarte en aplicaciones como “Desafío 52 semanas”. Esta la encuentras disponible para Android y iOS. En ella puedes establecer tu meta de ahorro en dinero y el propósito para el cual quieres ahorrar.

También puedes registrar semana a semana tus aportes y el valor de cada uno. Y saber cuántas semanas te faltan para llegar a la meta, así como tu porcentaje de avance.

Ahora, por favor, compártenos tus experiencias:

  1. ¿Ya empezaste el Reto 1KChallenge?
  2. En caso de que sí, cuéntanos qué es lo que más te ha enseñado esta experiencia.
  3. Sino, ¿qué esperas para empezar a ahorrar?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

Si quieres estar al día con las noticias más

relevantes del mercado, suscribete y recíbelas

directamenete en tu bandeja de entrada

You have Successfully Subscribed!