WeWork es un caso excepcional con respecto a los que siempre abordo en este blog. Porque aquí, al ser un blog para inversionistas en la Bolsa de Valores de Nueva York, casi siempre hablamos de un tipo de empresa.

Me refiero a esas empresas que cotizan en la Bolsa de Valores y en las cuales podemos invertir. Sin embargo, hoy decidí hablarte de WeWork porque, aunque esta empresa no cotiza en la Bolsa, es una de las startups mejor valoradas del mundo.

Es decir que no sería de extrañar que dentro de poco toque la mítica campana en Wall Street. Y se sume a esos cientos de empresas que ofrecen sus acciones a los inversionistas como tú o como yo.

Pero, mientras eso ocurre, hablemos un poco de WeWork. Esta empresa se fundó en 2010 en la ciudad de Nueva York. Su objetivo: ofrecer espacios trabajo y coworking a startups tecnológicas y emprendedores o trabajadores independientes.

Los Fundadores De WeWork

Estos emprendedores fundaron WeWork.

Estos emprendedores fundaron WeWork.

Los fundadores de esta empresa, Adam Neumann y Miguel McKelvey, tenían otra similar. Pero un día la vendieron y decidieron crear WeWork bajo un nuevo concepto. Su idea fue tan exitosa, que se convirtieron en los que tenían mayores crecimientos en su tipo.

Pero no solo batieron este récord en Nueva York, sino en América. Y lo hicieron, incluso, durante la época de la crisis económica que promovió la proliferación de trabajadores independientes.

¿Y cómo no tener tanto éxito, si ofrecían cómodos espacios de trabajo a precios asequibles? Eso les sumó puntos, pero también lo hizo el hecho de que le apostaron a una nueva generación de trabajadores.

Es decir, a aquellos que solo necesitan un laptop y conexión a internet para trabajar. Por eso, WeWork no solo se convirtió en ese espacio de coworking preferido por las startups tecnológicas, sino en un escenario que también empezó a operar como incubadora.

Los Inversionistas En WeWork

La compañía ganó tanta fama, soportada en buenas proyecciones de negocio, que obtuvo capital de grandes de la inversión como J. P. Morgan Chase & Co., lo que la ayudó a expandirse por Estados Unidos, Europa e Israel.

Más adelante, gracias a capital obtenido en varias rondas de inversión, la compañía llegó a China y Asia. La lista de quienes han invertido en esta empresa es larga, pero es posible resumir el resultado.

Hoy está valorada en US$20.000 millones. Y está a la par de otras grandes empresas como Uber y hasta la misma Space X. Que no han necesitado cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York para capturar la atención de los inversionistas.

Pero, sobre todo, que quieren cambiar el mundo. Porque mientras Uber revolucionó la forma como nos transportamos, WeWork quiere cambiar la forma como trabajamos e ir más allá en sus ambiciones de generar una cultura en torno a ella.

La Cultura WeWork

En WeWork hay espacios de coworking.

En WeWork hay espacios de coworking.

Lo anterior significa que esta empresa no solo ofrece espacios de trabajo individuales o grupales a personas o empresas. Sino que, además, promueve un estilo de vida saludable. Y esto está acorde con su época.

Por eso, por ejemplo, en su sede de Nueva York ofrece un servicio de gimnasio. Y ya les declaró la guerra a las carnes rojas. A partir de este año, sus empleados no podrán consumirla ni sus clientes ofrecerla en eventos en sus instalaciones.

Incluso grandes compañías se han sumado a esta ola. Y acatado las reglas de WeWork con tal de que sus empleados puedan disfrutar de sus espacios. Y, claro, no podría se de otra manera, ya que ellos se encargan de todo.

Es decir que la persona que quiera hacer parte de esta, que ya es una comunidad, solo debe elegir su espacio favorito. No necesita preocuparse por leer los clasificados del periódico ni por firmar contratos de arrendamiento. En WeWork se lo solucionan todo.

El futuro de WeWork

Hoy, WeWork está presente en más de 52 países y sigue contando. Porque está inmerso en una tendencia creciente. Una en la que palabras como startups, tecnología, networking y libertad conforman un cóctel exquisito.

En el que no puede faltar el uso eficiente e inteligente que la compañía hace de los espacios. Lo que les permite ofrecer diferentes tipos de “oficinas” con una decoración moderna y vanguardista. Y hacerlo aprovechando hasta el último metro cuadrado.

Por eso la empresa no teme salir al mercado a seguir convenciendo a los grandes inversionistas de sus bondades. Recientemente, el Softbank Vision Fund aseguró que WeWork podría llegar a valor US$100.000 millones.

Si una entidad como esta lo afirma, teniendo en cuenta su experiencia invirtiendo en empresas de este tipo, es porque la empresa tiene potencial. Y por eso, cuando menos lo pensemos, hasta podría llegar a la Bolsa de Valores.

El futuro de WeWork es brillante.

El futuro de WeWork es brillante.

Detrás de WeWork

A parte de la historia de la empresa como tal, hay algo más que atrae y apasiona de ella. Y es que sus fundadores no tuvieron una infancia convencional. Fueron hijos de madres luchadoras que los enseñaron a sacar adelante sus proyectos.

Hoy el fruto de su esfuerzo se ve reflejado en una compañía que crece a escala mundial. Y que no tiene intenciones de detenerse. Empresas como estas reafirman algo que siempre he pensado.

Las limitaciones a nuestros sueños solo están presentes en nuestra mente. Y ¿qué piensas tú?

  1. ¿Ya habías oído hablar de WeWork?
  2. ¿Te gustaría trabajar en uno de estos espacios en vez de trabajar en tu oficina?
  3. ¿Qué es lo que más te llama la atención de esta empresa?
  4. ¿Invertirías en ella si cotizara en la Bolsa de Valores?
  5. ¿Cuáles crees que son las limitaciones que te impiden cumplir tus sueños?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This