Sobre la guerra de aranceles hemos hablado varias veces en este blog. Es un tema que no podemos negar como inversionistas. Porque afecta las relaciones de Estados Unidos con otros países y esto incide en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Para ponerte en contexto, esta guerra la inició Donald Trump hace unos meses. Cuando decidió que impondría aranceles, que son una especie de cobro extra, a materias primas como el acero proveniente de China.

Lo hizo bajo la excusa de que así protegería a las empresas estadounidenses. Pero lo que logró fue acabar con la paciencia de China. Que, a su vez, estableció aranceles a algunos de los productos de Estados Unidos que pretendan ingresar a su territorio.

Así pasaron los meses. Hasta que, hace poco, se escribió un nuevo capítulo de esta historia. Cuando entraron en vigencia algunos aranceles que se sumaron a los que se empezaron a aplicar hacia mitad de año.

Los Aranceles Y La Economía

Tus finanzas se ven afectadas por la guerra de aranceles.

Tus finanzas se ven afectadas por la guerra de aranceles.

China fue el primer país en protestar ante esta situación. Argumentó que, con su guerra de aranceles, Trump promueve la intimidación hacia el país asiático. Y ha violado las relaciones bilaterales, que se fundamentan en el respeto.

Pero Estados Unidos no se quedó atrás. Y recordó que, si impone aranceles a China, es porque ahí se genera una competencia desleal que afecta a las empresas extranjeras. Que, por ejemplo, deben transferir su conocimiento a los chinos para ingresar a ese país.

En términos económicos, esta guerra de aranceles tiene graves consecuencias. Como la escasez de materias primas que requieren industrias de los dos países. Y el alza en los precios de esas materias primas, lo que también afecta a las compañías.

Sin embargo, hay otras consecuencias de la guerra de aranceles que se sienten, específicamente, en nuestras finanzas. Porque no olvides que la economía es como una cadena en la que todos los hechos están relacionados.

Los Aranceles Y El PIB

Pero no lo digo solo yo, sino la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Que hace poco se pronunció sobre los aranceles. Y dijo que el producto interno bruto de los países es uno de los primeros grandes afectados con esta guerra.

En ese mismo sentido se pronunció la Organización Mundial del Comercio (OMC). Para quien las tensiones entre países como Estados Unidos y China afectarían la estabilidad económica y reducirían sus posibles crecimientos.

De acuerdo con esta entidad, la guerra comercial podría reducir el crecimiento del comercio internacional en un 70%. Y el producto interno bruto de algunas regiones del planeta.

Es decir, que se reduciría la actividad económica en estas zonas. Lo que conlleva graves consecuencias no solo para las industrias. Sino para nosotros, los humanos, que vivimos de ellas.

Los Aranceles Y Nuestras Finanzas

El empleo en ciertas industrias puede verse afectado por los aranceles.

El empleo en ciertas industrias puede verse afectado por los aranceles.

Por ejemplo, una reducción del PIB conduce a que aumente el desempleo. Porque las industrias, al encontrar trabas para su actividad, no producen lo suficiente como para mantener sus puestos de trabajo.

O lo hacen, pero a mayores costos que el mercado no está dispuesto a asumir. Lo que significa que las empresas pierden los clientes a quienes venderles sus productos. Y se ven abocadas, finalmente, a recortar el número de su personal.

Pero lo peor es que esta situación podría mantenerse o agravarse con el paso del tiempo. Y afectar la producción de insumos que las industrias requieren para elaborar sus propios productos y venderlos al cliente final: es decir, a ti.

Pensemos en un caso extremo. Estados Unidos pone aranceles al acero chino. Las empresas prefieren comprar acero de otro origen que resulte más económico. Pero este es de menor calidad.

Aun así, construyen un edificio de apartamentos y tú compras uno de ellos. El edificio resulta teniendo averías. En ese caso, ¿a quién le echamos la culpa? Aunque parezca una historia poco creíble, se la podemos echar a la guerra comercial.

Los Aranceles Y Nuestra Vida Diaria

Algo similar ocurre con otros productos que usamos en nuestra vida diaria. Que pueden encarecerse por cuenta de los aranceles. De hecho, esto es lo que está pasando con algunas referencias de empresas como Procter & Gamble [PG].




Esta compañía luchó para que algunos de los insumos necesarios para su producción quedaran por fuera de los aranceles. Especialmente sustancias para fabricar cremas dentales, ambientadores y shampoo.

También trató de que no se le cobrara dinero extra por algunas de las piezas que requiere para fabricar sus famosas afeitadoras. Ni por algunos de los empaques para sus productos que no se fabrican en Estados Unidos.

Pero perdió la batalla. Ahora deberá aumentar sus precios. Algo que, seguramente, no les gustará a sus clientes. Y que tú probablemente, sentirás en tu bolsillo durante un periodo largo porque esta clase de productos los usas a diario.

Clave para entender la guerra de aranceles.

Clave para entender la guerra de aranceles.

La Economía Y Nuestras Rutinas

Esta historia de los aranceles nos deja una lección. Generalmente, las personas conciben a la economía como una carrera complicada que se estudia en la universidad. Pero la verdad es que está presente en cada cosa que hacemos.

De ahí la importancia de aprender a identificar de qué manera nos afectan algunas decisiones que sentimos lejanas, como los aranceles. ¿Estás de acuerdo?

  1. ¿Te parece que la economía es algo complicado?
  2. ¿Ya sentiste el efecto de los aranceles en tus finanzas?
  3. ¿Y en tus inversiones en la Bolsa de Valores?
  4. ¿Invertirías en este momento en Procter & Gamble?
  5. ¿Por qué sí o por qué no?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!