Invertir en futuros o contratos de futuro son una de las tantas posibilidades que te brinda la Bolsa de Valores de Nueva York para invertir. Se les llama contratos, precisamente, porque se trata de acuerdos hechos entre un vendedor y un comprador. Como cualquier otro contrato que conozcas.

Y se dice que son contratos de futuro porque a través de ellos no se negocia con base en lo que esté ocurriendo en el presente. Sino que se negocia hoy sobre acontecimientos que pueden suceder después.

Estos contratos tienen varias características que es imprescindible conocer. En primer lugar, como se negocia sobre algo que puede pasar, tienen un plazo determinado. Que establecen de común acuerdo el vendedor y el comprador.

Asimismo, al establecer estos contratos, las partes definen el precio al que venderán o comprarán un activo en el futuro. Es decir que hoy pactan las condiciones de una operación que se llevará a cabo luego.

Conociendo Cómo Invertir En Futuros

Al invertir en futuros se puede ganar dinero.

Al invertir en futuros se puede ganar dinero.

Aparte de la fecha y el precio de los activos que se venderán y comprarán, los contratos de futuro especifican algo más. Como, por ejemplo, la cantidad exacta de esos activos que se negociarán en la operación.

Por la naturaleza de este vehículo de inversión, los contratos de futuro no se emplean para cualquier tipo de acción. Sino para un activo subyacente. A partir del valor de este activo se calcula el precio de un derivado financiero.

Y estos son los que, finalmente, se negocian en los contratos de futuro o futuros. Los derivados más comunes son aquellos relacionados con metales como el oro, y productos agrícolas y ganaderos.

En este último grupo se incluyen productos como el café o el trigo, solo por mencionar algunos. Otros derivados comunes son los productos energéticos o los relacionados con condiciones climáticas.

Así Podemos Invertir En Futuros

Para aclarar cómo funcionan los futuros te daré un ejemplo. Imagina que tenemos un activo subyacente como el oro. El valor de este determina el precio del derivado financiero.

Entonces un vendedor de este metal se encuentra con un comprador interesado en él. El vendedor le dice al comprador que le vende cierta cantidad del metal a determinado precio. Ambos acuerdan la fecha en la que la operación tendrá lugar.

Pero, ¿por qué no vender el activo en el momento de la negociación? Básicamente, porque en el momento en el que se pacta el negocio, el vendedor no cuenta con el activo.

Sino que está seguro de que lo tendrá en el futuro y, entonces, podrá venderlo. Por eso, simplemente, lo negocia hoy y se compromete a entregarlo a su comprador en la fecha pactada por ambos.

Invertir En Futuros Y La Especulación

Se debe tener cuidado con la especulación al invertir en futuros.

Se debe tener cuidado con la especulación al invertir en futuros.

Pero la anterior no es la única razón que tienen los vendedores para ofrecer futuros a un comprador. Los vendedores también lo hacen porque pueden sacar ventaja de la especulación.

Por ejemplo, es posible que un vendedor ofrezca cierta cantidad de café a un comprador. Y que, con base en esta promesa, ambos puedan establecer un contrato relacionado con ese activo. Pero puede que las partes no estén seguras de lo que pasará.

En este caso lo que puede ocurrir es que un comprador adquiera un contrato de futuros con la esperanza de que su precio subirá. Para luego vender su activo a un precio mayor y ganar la diferencia.

No obstante, con este tipo de jugadas también se puede perder. Pues puede llegar a ocurrir que el precio del activo baje con respecto al precio que, inicialmente, se pactó en el contrato.

Dónde Se Negocian Los Contratos De Futuros

Para invertir en contratos de futuros se puede acudir a dos tipos de mercados. Por un lado, están los mercados organizados, como la Bolsa de Valores de Nueva York. Y, por el otro, están los mercados OTC también conocidos como Over The Counter.

Los mercados organizados ofrecen mayores garantías a los inversionistas. Porque hay reglas de juego claras. Los activos, cantidades, plazos y otras condiciones de negociación están delimitadas. Son mercados para quienes no tienen un perfil de riesgo tan alto.

Por otro lado, están los mercados OTC (Over The Counter) o mercados extrabursátiles. Que están menos regulados que los mercados organizados. Esto se debe a que aquí son los vendedores y compradores quienes toman las decisiones.

Pero, independientemente del tipo de mercado en el que se negocie hay que tener en cuenta algo. Al ser parte de un contrato de futuros, las partes están obligadas a cumplirlos. No tienen otra alternativa.

Clave sobre invertir en futuros.

Clave sobre invertir en futuros.

¿Te Interesa Invertir En Futuros?

Para los inversionistas que hasta ahora están empezando puede sonar extraño que uno pueda negociar un activo con el que aún no cuenta. Aunque sí pueda tenerlo en el futuro. Pero es absolutamente posible hacerlo gracias a los futuros.

Sin embargo, al invertir en esta clase de vehículos hay que tener en cuenta algo. Y es que solo el conocimiento y la práctica nos dan las herramientas para poder realizar operaciones exitosas en la Bolsa de Valores de Nueva York.

No podemos olvidarnos tampoco de la mentalidad. Que es la responsable del éxito del 80% de nuestras operaciones. A la técnica solo le corresponde el 20%. Así que, si te interesan los futuros, trabaja para que, en algún tiempo, sean los que te den ganancias.

Entonces, cuéntame:

  1. ¿Qué opinas de los futuros?
  2. ¿Te parecen complicados de entender?
  3. ¿Ya has invertido en ellos?
  4. ¿Qué resultados te han dado?
  5. ¿Crees que estás preparado para invertir en ellos?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!