Vivir sin dinero es algo que ninguno de nosotros quisiera experimentar. Porque siempre nos han dicho que debemos estudiar y trabajar para conseguir dinero. Que el dinero no cae de los árboles.

Y, a partir de lo anterior, siempre nos imaginamos que nuestro dinero es abundante. Pensamos que con él podemos comprar mansiones, carros de alta gama o carteras de las marcas más exclusivas.

También creemos que, si tuviéramos dinero, nos iríamos a recorrer el mundo. Nos dedicaríamos a hacer lo que nos gusta y no solo lo que nos toca. O, tal vez, nos dedicaríamos a ayudar a los demás.

Pero muy pocas veces nos dedicamos a pensar en qué pasaría con nosotros si no tuviéramos dinero. En qué haríamos si un día, de un momento para otro, ya no nos llegara el cheque mensual. O se esfumara nuestra pequeña o gran fortuna.

¿Qué Harías Sin Dinero?

Cuando estás sin dinero aprendes a valorar lo esencial.

Cuando estás sin dinero aprendes a valorar lo esencial.

Yo, en estos días, me he puesto a pensar en eso. Y a recordar historias mías y otras que he leído o que he visto en las películas. A partir de eso, tengo algunas conclusiones que me gustaría compartir contigo.

La primera es que cuando una persona está sin dinero, como lo estuve yo en algún momento de mi vida, descubre lo esencial. Es decir, lo que realmente importa para esa persona.

Esto pasa porque al tener dinero en nuestras manos creemos que con él podemos comprarlo todo. Pero cuando nos hace falta, vemos que no podemos comprar el afecto de nadie. Ni nuestra salud o bienestar.

¿Has visto la película “En busca de la felicidad”? te la recomiendo. Porque está inspirada en la historia real de Chris Gardner, quien pasó de ser indigente a magnate. Y nos deja grandes lecciones acerca del dinero.

Cuando Vives Sin Dinero Descubres Tu Verdadera Necesidad

Igualmente, vivir sin dinero nos deja otra enseñanza con respecto a nuestra economía personal. Me refiero a descubrir nuestras verdaderas necesidades. Y a saber qué es lo que necesitamos en términos materiales.

Te lo explico con un ejemplo. Cuando tenemos dinero, nuestra necesidad puede ser comprar los zapatos de moda. O la última versión del Xbox. Porque no tenemos que preocuparnos por nada más.

En cambio, cuando no tenemos dinero es cuando descubrimos el valor de la comida, por ejemplo. Y deseamos tener un plato caliente en nuestra mesa. O descubrimos el valor de cosas que nos hacen más fácil la vida.

Por eso es importante que no solo pensemos en conseguir dinero. Sino en las necesidades que podríamos suplir con él. Y que aprendamos a identificar el rol que cada una de esas necesidades juega en nuestra vida.

Estar Sin Dinero Te Enseña A Valorar La Compañía

Al estar sin dinero valoras al otro.

Al estar sin dinero valoras al otro.

Otra de las lecciones que nos deja estar sin dinero es valorar a quienes nos rodean. Esta enseñanza es en doble vía. Porque, por un lado, cuando no tenemos nada nos damos cuenta de la importancia de un abrazo o del apoyo de los que queremos.

Por otro lado, también aprendemos a valorar a quienes se acercan a nosotros. No solo por interés, por lo que les podemos dar o por nuestra fama. Sino porque, en realidad, se sienten a gusto a nuestro lado.

Es increíble ver cómo a veces, es en esos momentos en los que nos sentimos más frágiles que se forjan las verdaderas amistades. O cómo a veces es en esas circunstancias cuando descubrimos quiénes somos y en quién podemos confiar.

De hecho, lo anterior es muy importante. En la nada, cuando no tenemos apoyo, es cuando mayores probabilidades tenemos de descubrir todo nuestro potencial. Y, ante todo, de saberlo aprovechar.

La Falta De Dinero Te Enseña A Ahorrar

Una tercera lección que nos deja la falta de dinero es, precisamente, valorar el dinero. No son pocas las historias de personas que un día lo tuvieron todo. Y que después, por diferentes motivos, también lo perdieron.

Mi caso es un ejemplo de eso. Yo era el gerente de una multinacional, tenía un gran sueldo más otros beneficios. Fundé mi propia compañía y luego me vino una gran crisis. Y las deudas consumieron mis ingresos hasta que un día no pude pagarlas.

De casos como este todos podemos aprender que el dinero se acaba si no lo cuidamos. Que por eso debemos gastarlo e invertirlo inteligentemente. Y hay algo que es tan importante como esto.

Debemos aprender que aun cuando nuestros ingresos son bajos, debemos pensar en el ahorro, por ejemplo. En vez de poner al poco dinero como una excusa para malgastarlo. Un mal en el que todos, alguna vez, hemos caído.

Clave sobre estar sin dinero.

Clave sobre estar sin dinero.

Construir Riqueza Sin Dinero

Con todo esto que te he dicho no pretendo incentivarte a que vivas sin dinero. Esta tampoco es una oda a la pobreza, porque en esta comunidad promovemos todo lo contrario. Lo que quisiera es que aprendas a construir riqueza sanamente.

Porque para mí la riqueza no es solo tener millones de dólares en el banco. Riqueza es ser una mejor persona, tener una vida plena según la idea que tengo de ella, disfrutar de la presencia de las personas que quiero y aprovechar el dinero para darme gusto.

Espero que te haya gustado esta historia para que también construyas riqueza sobre bases sólidas. Ahora comparte con nosotros:

  1. ¿Qué es para ti la riqueza?
  2. ¿Qué papel juegan los demás en tu vida?
  3. ¿En este momento te sientes bien contigo mismo?
  4. De 1 a 10, siendo 10 el mayor puntaje, ¿cómo calificas tus finanzas personales en la actualidad?
  5. ¿Por qué elegiste ese puntaje?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This