2 Hijos y 2 Madres [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E5

2 Hijos y 2 Madres [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E5

Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado 2 Hijos y 2 Madres [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E5… ¿Qué pasa cuando pierdes a un ser querido y es un proceso doloroso? ¿Cómo lo tomas? ¿Cuál es la historia que te quiero contar y porqué debes escucharla o leerla? Esta es una historia verdadera…

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

Los 2 Hijos y 2 Madres

Como siempre, hoy te quiero contar algo. Han sucedido cosas que realmente me han impactado. Una de las cosas que más trascendencia ha tenido en mi vida ha sido haber perdido a mi madre cuando vivía solo aquí en Colombia. Y mi madre se encontraba en Corea.

Y hoy, precisamente me enteré de la pérdida de la mamá de un gran amigo mío. Y este mes sucede dos veces. Primero el pésame. Sentir eso que se vive y se siente. No es muy fácil para la persona que vive ese momento. A veces nosotros nos olvidamos de la importancia de valorar las cosas que tenemos.

Quiero aprovechar para recordarte esta historia de nuevo. Lee con atención, porque esta historia te puede impactar y cambiarte la forma de pensar.

La Historia: 2 Hijos y 2 Madres

Resulta que había dos amigos y estaban tomando una cerveza después del trabajo. Y, como siempre, una conversación que sucede en un bar –entre otras muchas cosas–; uno de los amigos sorbe un poco de cerveza y le dice al otro:

¡Agh! (en actitud de queja). Es que mi mamá me llama muchas veces por teléfono y me pregunta «que dónde estoy, que qué estoy haciendo, que si me encuentro bien; que, por favor, la vaya a visitar, que la tengo abandonada».

Y es muy intensa con esas llamadas. Y, por eso, intento ir muy poco, me molesta, ya se ha vuelto vieja. Lo mismo todos los días, repite lo que le pasó. Y cuando se acuerda de algo que yo no hice, me da una retahíla, empieza a decir que «yo no hice, que lo otro». Y siempre me dice que «aquella novia», que «ese amigo que tengo, que cuidado», «que tienes que trabajar, que seas juicioso».

Ya sabes, ¿no? La verdad es eso. Pero, a veces, tú sabes cómo es el día a día de nosotros, pues hay que trabajar, hay que tener vida social, así como estoy contigo ahorita, tomar unas cervezas. Eso nos lo merecemos, ¿no? Estar con nuestra pareja, con nuestra novia, salir a rumbear y todo eso.

El otro amigo también da un sorbo, pero muy grande, un bocado muy grande de cerveza y le dice:

En cambio, está bien que te sientas así, pero yo en cambio hablo con mi mamá por lo menos una hora diaria con ella. ¿Y si estoy triste? Voy a buscarla. Y cuando me siento solo también. Sobre todo, cuando tengo problemas, cuando tengo estrés y cuando necesito que alguien me aliente y estoy buscando a alguien que sea una fortaleza para mí, yo acudo a ella para que me haga sentir mejor porque realmente todo lo que ella me dice me reconforta.

El amigo que se estaba quejando dice:

Ay, oye, ¿sabes qué? Ya que tú lo dices, yo creo que tú eres mejor hijo que yo.

El otro le responde:

No, tú eres mejor hijo que yo. Yo fui igual que tú, –lo dijo muy tristemente–. Yo visito a mi madre en el cementerio. Murió hace ya tiempo. Pero cuando ella estuvo conmigo tampoco iba a conversar con ella. Y pensaba de ella lo mismo que tú dices ahora. Lo que tú no sabes es cuánto ella me hace falta, De verdad la echo de menos. La extraño. Y ahora que se ha ido, no sé ni siquiera dónde buscarla. No sé qué hacer.

Habla Con Tu Madre El Día De Hoy

Si esto te sirve de experiencia. Si estás escuchando ahora. Habla con tu madre el día de hoy, si aún la tienes.

Yo, en mi caso, por ejemplo, ya tenía 18 años, ya estaba grande. Seguramente tú dirás (?). Pero para mí tener 18 años en ese momento y haber perdido a mi madre fue un evento que marcó un cambio en mi vida. Y, por lo tanto, si tienes a tu mamá hoy, tienes que valorarla, tienes que buscarla hoy.

En vez de buscar todas las cosas malas que tiene, busca todas las cosas buenas que tiene. Más allá de sus errores, más allá de la forma en cómo te hace sentir o seguramente si te lo dice es porque realmente busca que seas una persona mejor y eso es lo que busca.

Y no esperes a que suceda algo, como a algunos de nosotros nos pasó. Porque cuando ya están en el más allá, en la otra vida, reflexionar esto te va a doler hasta en lo más hondo de tu corazón. Porque ahí es donde comprenderás que dejaste ir y ya no podrás hacer lo que puedes hacer ahora.

No Permitas Que Eso Te Pase A Ti

Y no permitas que eso te pase a ti.

Así que hoy, cuando llegues a tu trabajo, si tienes tiempo en ese momento, dale una llamada a tu madre. Simplemente dile «que la amas mucho».

Y tal vez hoy saques un tiempo para visitarla, llévale algo, un pastelito o lo que sea, lo que a ella más le guste. Escúchala, déjala que hable, consiéntele, aprovecha, pasa un rato con ella.

Prepara unas vacaciones con ella. Tal vez acompáñala a hacer compras, a hacer el mercado. Y no esperes a que ella ya no esté en tu vida para empezar a valorarla.

Un gran abrazo. Espero que tengas un feliz día. Y si crees que esto le puede servir a alguien, por favor, ayúdanos a compartir este mensaje. Gracias.


En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

El Vendedor de Huevos [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E4

El Vendedor de Huevos [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E4

El Vendedor de Huevos. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado El Vendedor de Huevos [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E4… Este mensaje cobra especial relevancia este día. Escucha o lee y comparte tus experiencias de cuando te pasa esto en tu día a día.

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

El Vendedor de Huevos

Espero que te encuentres muy bien. Todas las mañanas hay que tener una meta, una idea clara en nuestra mente. Hoy te quiero contar algo. Es una historia que hace mucho tiempo escribí en un email. Si no estás suscrito a mi lista de correos, puedes hacerlo aquí. Te quiero contar una historia que para mí es verdadera o no… ya te vas a dar cuenta.

Una mujer iba en su flamante vehículo convertible. Y vio que un hombre muy pobrecito. Quizá era un latino por ahí. Decidió parar su marcha porque vio que estaba vendiendo unos huevos. Y frenó y le preguntó:

– ¿A cuánto estás vendiendo los huevos?

Y el viejo latino le respondió a la señora:

– Un dólar, el huevo, señora.

Ella le dijo

– Me llevaré 6 huevos por 5 dólares. Y si no me los das me iré.

El viejito le respondió:

– Está bien, señora, puede llevarlos al precio que usted quiera. Puede ser que este sea un buen comienzo porque hoy no he podido vender ni un solo huevo. Y gracias por darme esa oportunidad e iniciar esa venta del día de hoy.

Así que ella tomó los huevos y se fue sintiendo que ella había ganado. Además, de haber hecho una buena obra y una buena actitud. Y se subió otra vez a su vehículo convertible y se fue a un elegante restaurante. En ese restaurante tenía, pues, una reunión con sus amigas.

La Compradora y sus Amigas

Allí ellas ordenaron del menú lo que más les gustaba. Ordenaron postres, café, cappuccino, etc. Y luego de que estuvieron platicando y comiendo bien muchas de las cosas que ellas habían ordenado fue entonces que ella se fue a pagar la cuenta. La cuenta fue de 380 dólares. Ella dio 400 dólares en efectivo. Y le pidió al dueño del restaurante que se quedara con el cambio.

Esto es algo que en nuestro día a día pasa y a ti también te puede pasar. Esto parecería realmente normal. Y tal vez inclusive para el mesero o el dueño del restaurante. Que tú des propina en los mejores restaurantes y más costosos.  Inclusive que dejes parte de lo que hayas comido y demás.

Pero es algo que también normalmente pasa para esa gente pobre, para esa gente que está luchando por sobrevivir… En el caso del famoso latino viejito que estaba vendiendo huevos. Hoy, lo que quiero que pienses es lo siguiente y es algo que tú mismo quiero que te cuestiones.

  • ¿Por qué siempre demostramos que tenemos el poder y el control cuando compramos a los necesitados? Porque siempre demostramos que tenemos el poder cuando compramos a los necesitados.
  • ¿Y por qué somos tan generosos con aquellos que ni siquiera necesitan nuestra generosidad?
  • ¿Y por qué nos gusta tanto vivir de las apariencias?

No quiero decir sí una cosa es buena o mala, sino solamente quiero que te cuestiones esas dos cosas. Seguramente habrás cometido alguna vez algo de eso.

Mi Madre y el Día de Acción de Gracias

Y quiero contarte sobre mi madre. De hecho, te cuento esto porque hoy es Día de Acción de Gracias en Asia. En mi país, por ejemplo, en Corea se celebra por 3 días seguidos el Día de Acción de Gracias. Que es la fecha en donde se celebra y se agradece a Dios, al universo, a la familia, a la madre tierra por la cosecha que deja la tierra, ya que duraron todo el año cultivando y cuidando. Es el momento de la cosecha y disfrutar de lo que tú has sembrado.

Y se reúnen entonces todos en familia. Hay mucho movimiento de personas que van de un lugar a otro para reunirse en familia, para celebrar este momento. Y lo digo porque mi madre en esa época vivía en Bogotá, Colombia. Ella, en épocas de Navidad y de Año Nuevo, compraba pollos crudos sin cocinar.

Esos pollos se los repartía a las familias o a las personas que ella conocía y que sabía que no estaban en buena situación económica. No a las personas que estaban en la calle, sino a las personas que trabajaban con ella o que estaban dentro de su círculo de conocidos. Y ella, simplemente, en esa fecha, visitaba a esas personas.

Pero, sobre todo, ella no compraba ese pollo crudo en un centro comercial donde hay un supermercado al por mayor. Sino que iba a esos barrios, barrios inclusive pobres para comprarles. Así fuese más barato o más costoso. Inclusive era a ellos donde les dejaba más dinero. Era una buena oportunidad de ella para dejar dinero.

Mi Madre y la Respuesta a mi Pregunta

Iba a esas tiendas donde justamente visitaba a esas personas. Buscaba en esas tiendas ese pollo crudo, o lo que sea. Y cuando compraba les dejaba dinero de más. Les decía que «le había encantado la forma en que la habían atendido y que les dejaba ese bono o prima a la tienda donde compraba ese pollo como una forma de agradecimiento por estar vendiendo pollo en ese sitio».

Entonces, yo siempre le preguntaba a mamá:

– «¿Por qué en vez de comprar ahí no vamos a ese centro comercial o supermercado tan bonito donde todo está organizado, sino que compramos aquí en este sitio tan feo y todo lo demás?».

Y ella me decía:

Eso es una caridad envuelta en dignidad.

Y esa frase hoy, aun así, después de tantos años, me acuerdo muchísimo. Es una caridad envuelta en dignidad. Cuando tú quieres regalar algo a alguien o hacer caridad a alguien, piensa si lo estás haciendo por apariencia. Piensa si lo estás haciendo porque necesitas demostrar tu poder.

O piensa si estás siendo una persona filántropa. Así no seas millonaria, «dando caridad envuelta en dignidad». Espero que te haya tocado el corazón y tu mente con este mensaje. Espero que tengas un excelente día, un gran abrazo.


En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Limosnera y La Rosa. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3… Lee o escucha la historia y comparte qué opinas de la misma. Seguro que en las calles de tu ciudad has visto a alguien pidiendo dinero, pero esta historia es diferente…

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

La Limosnera y La Rosa

La Limosnera y La Rosa. Hoy te voy a hablar de una historia verdadera, de un poeta alemán que estuvo viajando por muchas partes del mundo. Y encontró en la calle algo usual en todas las calles de hispanoamérica: encontramos una limosnera. Quizá sentada o en las calles o en los semáforos, pidiendo dinero para sobrevivir.

Y esta persona limosnera estaba ahí sentada. De espalda a una pared. Frente a la entrada de un transporte de sistema masivo y estaba muy callada. No como acostumbran los limosneros hacer que activamente te están pidiendo dinero. Y parecía que no tenía ningún interés de lo que está sucediendo a su alrededor.

Lo único que tenía eran las manos abiertas para que la gente tirara una moneda ahí. Y de vez en cuando pasaba un buen samaritano y le botaba la moneda que ella guardaba rápidamente dentro de su saco. Ni alzaba la vista, ni daba las gracias, nada. Solo se dedicaba a recoger las monedas, nada más.

El Poeta Y La Flor

Y un día este poeta pasó junto con un amigo. Vio que ese día ella también estaba haciendo exactamente lo mismo. Y en vez de donar una moneda sacó una flor que había traído especialmente para ella. En vez de colocar una fría moneda en sus manos, le depositó una rosa, una rosa muy tierna. ¿Sabes qué se siente cuando tocas una rosa, verdad?

Y pasó algo. Pues realmente increíble. Esta limosnera alzó la mirada. Agarró la mano del poeta. Y empezó a darle besos en sus manos. Y una vez que terminó de darle besos en las manos, se levantó, guardó la rosa muy fuertemente en sus manos y despacio se fue alejándose de ese lugar.

Al día siguiente cuenta la gente que la mujer ya no se encontraba en ese lugar, donde siempre se ponía para recoger las monedas. Tampoco en los meses que vinieron. Así que el amigo del poeta que era de la ciudad donde este poeta había ido de visita le contó, le dijo:

  • Mira, ¿te acuerdas de la limosna? Esa persona ya no está ahí, en esa parte donde la hemos encontrado y donde tú le diste la rosa. ¿Qué habrá pasado con ella? Le preguntó.

Y le dijo el poeta:

  • No debes regalar dinero para su bolsillo, sino debes regalarle a su corazón. Debes regalar, no a su bolsillo, sino a su corazón.

Y bueno, obviamente el amigo no dudó en preguntar ¿por qué? Bueno, seguramente tú también debes estar preguntando. Todos decimos: ¿De qué viven las personas? Del dinero, ¿no? Hay que trabajar, hay que invertir, hay que hacer de todo para sostenerse.

Y este le preguntó:

  • Entonces, ¿de qué habrá vivido todos estos días si no estaba recogiendo dinero? Si ya no había nadie que pasara y le diera limosna a esa persona, entonces, ¿de qué vivía esa mujer?

Y el poeta le dijo:

  • Pues de la rosa.

Hyenuk Chu Y La Flor

La verdad es que, para mí, cuando yo escuché esa historia, me causó mucha conmoción, porque es lo que pasa todos los días. En las cosas que yo hago, día a día, porque no puedo decirlo de si otro lo hace o no. Pero es que cuando hago las cosas, las hago desde mi corazón. Cuando enseño, salgo a hacer un Live, cuando voy a un evento estoy haciendo las cosas desde mi corazón.

Mi conocimiento dado al corazón de cada uno de ustedes. Y seguramente, si habrás estado de pronto en una charla, sí habrás tomado de pronto una foto conmigo. No sé, seguramente habrás sentido que estoy nutriendo esa alma tuya, ese corazón tuyo, ese lado de amistad, de amor, de ser… que te hace falta y no tu necesidad de llenar el bolsillo.

No demostrarte lo que yo tengo y lo que tú deberías tener. No demostrarte el carro que yo tengo, la casa que yo tengo, lo inteligente que soy… no, eso no. Día a día lo vemos en la calle, vemos en nuestra comunidad, vemos en las comunidades de afuera, sobre todo en estos temas de inversiones, de emprendimiento, vemos eso.

A veces nos dejamos seducir. Abrimos nuestras manos para que lo que nos den y estamos recibiendo únicamente para nuestros bolsillos. Pero creo que hay bienes más importantes. De hecho, los hispanos, los latinos, estamos muy escasos de bienes: Bienes espirituales, éticos, como ciudadanos.

¿Me ayudarías tú hoy a invitar a otras personas a que aprendan también que está bien nutrir nuestros bolsillos, aprender a trabajar e invertir, aprender a tener metas para ganar dinero y tener una muy buena vida? Pero que esos bienes espirituales o de ser una persona correcta también son muy importantes.

Regala Rosas Y Crece

Yo te pregunto algo: ¿Puedes cambiar el corazón de una persona? Y puedes cambiar de un día a otro por el simple hecho de recibir una rosa. ¿Cuántas rosas has regalado tú? Sobre a todo a las personas que tú amas.

Te pregunto si hoy nutres a tus conocidos, a tus seres amados con halagos y dándoles fortaleza cuando están deprimidos. Hoy día conozco a muchos en inversiones explicando, que tienen mucho conocimiento, que tienen unos egos bien potentes. Son muy buenos. Pero pienso que son personas a nivel como persona, o a nivel espiritual que son mendigos, son limosneros.

Entonces, ¿cómo puedes tú intervenir en la vida de esas muchas personas que tienen mucho dinero, pero son mendigos? Así que ¿será que nosotros como hispanos podemos cambiar el mundo? Tal vez esa es nuestra misión: Cambiar el mundo, ser mejores personas y crecer.

Muchas gracias, espero que hayas disfrutado esta charla de la mañana. Que tengas un excelente día y te agradeceré mucho si puedes regalar una rosa hoy a alguien. Gracias, un abrazo.


La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2

Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2

Aprendamos de las Mascotas. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2… Muchas personas ya desde el comienzo de la mañana se levantan totalmente predispuestas a tener un mal día. Pero siempre tú tienes el derecho y la capacidad de responder a las situaciones que suceden a nuestro alrededor.

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

Aprendamos de las Mascotas

Espero hayas tenido un buen amanecer y te hayas levantado con el pie derecho. Muchas personas ya desde el comienzo de la mañana se levantan totalmente predispuestas a tener un mal día. Y no quiero que sea este tu caso. Y es que no importa si te levantas cansado o con el «pie izquierdo», siempre tú tienes el derecho y la capacidad de responder a las situaciones que suceden a nuestro alrededor.

El día de hoy hablaremos de algo que de pronto lo conocemos, pero que muy pocos hablamos. Lo que quiero contarte hoy es lo siguiente: Una de las razones que yo siempre he dicho es que aprendo más de las personas o de las cosas con las que yo interactúo que con lo que yo hago.

Está la importancia, por ejemplo, de lo que sucede con la persona que no sabe hablar, pero sí sabe comunicar. Que no dice nada, pero siempre está ahí haciendo compañía. Te voy a contar un poco sobre Lulú. Mi perrita y mascota. La adoptamos porque fue abandonada. Estaba en un lote baldío. De una cría de casi veinte perros y ya estaba casi a punto de morir.

Algunos de sus hermanos fueron atacados por razones de la calle. Un día dijimos, ¿por qué no? Y bueno hay muchas razones de por qué Lulú llegó a la casa, pero bueno, llegó. Y más que yo creer que yo le he hecho un favor a Lulú, en realidad es la perra que me ha hecho el favor a mí en la vida.

Mira estas cosas que yo he aprendido de mi Lulú. Y, seguramente tú tienes a alguien. Tal vez no una mascota. O tal vez una persona. Que, de pronto, tú crees que por su nivel académico, por el dinero que ellas ganan o por su edad que no aprenden. Pero si aprenden. Y lo saben los papás y las mamás que están escuchándome que esto es cierto.

Que cuando uno es humilde y está dispuesto a aprender, aprende. Entonces estas son las cosas que he aprendido de Lulú.

¿Qué he aprendido de Lulú?

  • Lo primero es que siempre es fiel. Todos los días corre, juega y salta; sin importar si está enferma o está contenta.
  • Ella no pretende ser alguien que no es. Es tal como es. Como nuestros hijos. Ellos no pretenden ser otra cosa, ellos son como son.
  • Cuando es necesario usa la obediencia. Cuando yo le digo, ella puede saltar y luego se queda quieta.
  • Pero cuando yo la invado mientras ella está tranquila, relajada y la toco, ella me deja saber que estoy invadiendo su territorio. Inclusive me gruñe.
  • Cuando yo le digo «vamos para la calle», es la primera que está batiendo la cola y está en la puerta, porque nunca ha dejado una oportunidad para salir a pasear.
  • Cuando escucha que mi esposa, mis hijos se acercan a la casa, así ella esté un poco lejos. Se da cuenta y corre para saludarlos, deja de hacer cualquier cosa que está haciendo y cuando se acerca alguien que ella ama, corre a saludar.
  • Cuando está enferma, cuando se siente mal, se queda en silencio, no ladra, se queda quieta.
  • Pero, lo mejor aún es que, cuando yo estoy mal ella se acerca a mí también y me consiente; y me acompaña.
  • Esto me encanta. Si hay algo que ella quiere, un hueso de un pollo, por ejemplo, si está enterrado: cava, cava, cava, cava o busca y busca por todo el sitio hasta encontrarlo.

Aprendamos de las Mascotas y Pregúntate Esto:

¿Cuántas cosas que nosotros hacemos en el día tienen similitud con estas cosas? ¿Cuántas cosas nosotros hemos dejado de buscar o de cavar en las cosas que nosotros hemos dicho que es nuestro sueño? ¿Cuántas veces hemos ido al lado de nuestros seres queridos, alguien que nos ha cuidado como nuestros padres o madres, a pesar de que tengamos mucho trabajo?

O con nuestros hijos. Quedarnos callados y solamente hacerle compañía. ¿Cuántas veces nosotros hemos sido fieles a alguien; o hemos sido infieles a la pareja o a nuestro trabajo? ¿Cuántas veces hemos pretendido ser algo que no somos? ¿Cuántas veces no hemos aceptado esas invitaciones a salir a pasear porque estamos muy ocupados (sobre todo con nuestros hijos)?

¿Cuántas veces nos hemos quedado trabajando y decimos que estamos muy ocupados cuando alguien que nosotros amamos se acerca o nos visita? ¿Cuántas veces cuando nuestros padres nos exigen, hacemos obediencia?

Pero, ¿cuántas veces también (esto es importante –poner límites–) cuando alguien se mete en las cosas que no se debe en nuestra vida, le hemos puesto límites y le hemos dicho y le hemos gruñido; le hemos dicho «de aquí para acá no entras»?

Yo te invito hoy a que sigamos un poco esta pequeña filosofía canina. Porque son pequeñas lecciones que nuestras mascotas nos enseñan. Pero que creo que es muy importante si lo practicas a diario. Cada vez piensa «¿qué haría mi mascota?».

Espero te haya gustado este podcast. Chao.


Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2

Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2

En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

3 Actitudes en Tu Trabajo [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E1

3 Actitudes en Tu Trabajo [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E1

3 Actitudes en Tu Trabajo. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado 3 Actitudes en Tu Trabajo [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E1… Las 3 Actitudes en tu trabajo, estas actitudes están presentes en toda tu vida, si las analizas, lograrás cambios importantes en tu vida en general.

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

3 Actitudes En Tu Trabajo

Quizá no me conozcas, pero esta idea de «Buenos Días con Hyenuk» surgió mientras tomaba un café. No importa en qué momento estés de tu día, primero quiero darte unos «buenos días» y un gran abrazo. Dos cosas que en el trajín del día nos olvidamos.

Difícil para muchos porque cuando sales a la calle te encuentras con personas «cara de puño» o con mal genio. Refunfuñando o malhumorados. Tal vez por el trabajo que tienen. Tal vez porque no les gusta el lugar de trabajo. O porque se están quejando del dinero que están ganando. Realmente les molesta estar trabajando con los clientes o con su jefe.

Había una anécdota, no recuerdo si era de Buda o Jesús, pero era de alguno de esos líderes espirituales y contaba la historia de 3 personas que iban caminando en ese camino de la vida. Que es como cuando, por ejemplo, Jesús llevaba a cuestas la Cruz o Buda cuando iba caminando en busca de la iluminación, y lo acompañaban varios de sus discípulos.

¿Eres Tú De Esos Que Tienen Una Mala Actitud (1) En Lo Que Haces?

Y resulta que uno de sus seguidores era así, como tal vez una de esas personas, como esa persona con mala cara, malhumorado, no le gustaba lo que estaba haciendo, estaba haciendo eso de la iluminación porque le tocaba. Tampoco le gustaba lo que la gente decía de lo que él estaba haciendo, lo que le pagaban por ello. Y realmente le fastidiaba hablar con las personas que lo seguían, ni siquiera con su maestro.

Así que llevaba una actitud muy mala, la verdad…

¿Cuántas personas conoces que tienen ese tipo de actitud? Quizá tu vecino, tu esposa/o, tu jefe, el vigilante, etc. Y esa persona seguramente piensa: «¿Cuándo llega las 5 de la tarde para poder ir a mi casa a tomarme una cerveza y a ver una película?». Quizá piense todos los días: «¿Cuándo llegará el viernes?».

Los Que Acompañan: Los Resignados Sin Mala Actitud (2)

Hay otros que también acompañan en ese tipo de camino. Unas personas que ya no están con una actitud mala. Ya se resignaron a eso. Ese puedes ser tú: Una persona que entendió que así no puede ser la vida. Una persona que se despertó y entiende que la vida hay que vivirla de otra forma.

Pero, como dijimos, vas en el camino al trabajo y lo haces con optimismo, sabes que es algo que se necesita y es en tu beneficio. Es decir, aceptas con conformidad y complacencia lo que está sucediendo. Vas en el tráfico… Sabes lo que tienes que hacer cuando llegas a trabajar. Tienes un montón de trabajo, como muchos otros.

Pero tal vez tú eres ese tipo de persona que cuando se dirigen a su trabajo el único objetivo es por un salario. ¿Conoces personas así? Que van a trabajar porque les toca, porque si no van, no van a recibir dinero. Y si no reciben dinero, pues, simplemente no van a poder vivir. Son esas personas que el motivo por el cual se dirigen a trabajar, la única motivación que tienen es que llegue la quincena o que llegue el fin de mes.

Si no eres tú uno de ellos, seguramente conoces a otros que son así. En las empresas los puedes ver todos los días. Donde su única motivación es el suelto. No aman su trabajo, no aman lo que están haciendo. Pero cuando tú tienes una actitud como esa, es muy difícil que puedas realmente salir de esa zona de conformidad. Es la famosa zona de confort. Es la seguridad.

La Mejor De Las Actitudes En Tu Trabajo (3)

Pero también hay una tercera persona, tal vez esa es una persona como Buda, como Jesús o como esos líderes religiosos y espirituales. O muchas de las personas exitosas que tú has visto en la vida. No porque sea exitosa o sea un líder espiritual son perfectos, ¿no? Tienen fallas y por eso pues tienen que hacer inclusive muchas cosas para redimirse.

Entonces, ellos:

  1. ya no tienen actitud mala,
  2. ya no son conformistas.

Estas personas son las personas que recorren ese camino. Y tienen una misión, ojo, con esto que es muy importante. Y tienen una misión. Tienen un «porqué».

Esos no son zombies. Son personas que tienen una misión y tienen un porqué. Son esas personas que tú notas la energía cuando los saludas o los ves en la calle, se nota su energía. Son extraordinarios. Son personas que cuando hacen cualquier actividad, son comprometidos en sus labores. Son las que recogen la basura que los demás dejan en un salón.

Son esas personas que se comprometen con su trabajo, con sus labores, con lo que dicen que hacen. Van más allá de solamente querer ganar un dinero. No son como algunos empleados o los que trabajan para alguien, inclusive independientes que trabajan para un cliente que llegan solo para ganar algún dinero, un sueldo.

Sino que son personas que se entregan en su trabajo y viven realmente apasionados con esa misión y con «su porqué» de su vida. Entonces, esa misión de vida puede ser «ser una buena mamá», «ser un buen papá», ser un buen vigilante (si ese es su trabajo). O simplemente ser un buen vecino. El vecino que se levanta por la mañana y cuando ve al otro le da esa cara de optimismo y le dice:

«Vecino, que tengas un excelente día y creo que hoy te va a ir muy bien porque luces como un campeón».
«Ana. Te va a ir muy bien el día de hoy».
«Oye, lo mejor de lo mejor para ti».

Tal vez evites que una persona se suicide ese día, Que un vecino se suicide por esa palabra tuya. Por ese aliento que tu das.

Es por ello que yo quiero invitarte a que el día de hoy. (Si puedes y si quieres, obviamente). Pensar: ¿En qué actitud estás recorriendo ese camino? Si eres de los que espera y piensa «cuándo llegará el viernes» o si eres de los que «van solamente por el cheque» y estás seguro y contento con lo que tienes como trabajo. O…

¿Eres De Las Personas Que Vas Con Una Misión Y Con «Un Porqué»?

Trata de buscar el saber por qué estás haciendo lo que estás haciendo. A veces nos pasa algo muy importante. Y es que siempre vamos observando y estamos enfocados en ese cheque. Estamos obsesionados con que nuestro trabajo no es tan malo. Que no levantamos la mirada. No vemos a veces el cielo hermoso que está encima tuyo.

Tal vez salir a la calle y observar que estás viviendo en un sitio donde hay agua, hay luz, hay seguridad, hay personas. Muchas personas no tienen lo que tenemos. Y cuando empezamos a agradecer por lo poco que ya tenemos empiezan a llegar más cosas.

Recuerda un poco sobre una actitud mental que siempre les he recomendado, es: si tú tuvieras un hijo, una hija, un niño que no es tuyo, pero lo llevas a comer un helado, le invitas a comer solo porque «ese niño es tan hermoso y tan bueno». Resulta que el niño quiere un cono helado y al salir de la tienda pues por su torpeza y demás porque no lo sabe manejar bien, se le cae el helado al piso.

Ok, tú dices: «bueno, eso es un accidente, no pasa nada». Y vuelve y lo llevas a comprar otro. Y cuándo vas a comprarle otro el niño dice: «bueno, yo quiero, pero dos copas de helado, porque me gustarían dos». Tú le das dos copas de helado y el niño sale y vuelve y se le cae todo en la puerta. Y tú regresas a comprarle más, pero él dice: «Yo quiero tres copas de helado». ¿Tú le comprarías las tres copas de helado?

Agradece Y Eso Te Llegará Con Abundancia

Y aquí es cuando viene el mensaje. Dios o el universo o el destino, o lo que tú creas:

Si no estás agradecido, si no sabes manejar las cosas que hoy en día tienes no te van a llegar mejores cosas.

Si no estás manejando bien el trabajo que actualmente tienes, si no eres el mejor en el trabajo que tú tienes. A pesar de que el helado sepa feo, pero es un helado, te lo regalaron. Cómetelo con alegría. Cómetelo bien. No te quejes de lo que te están dando. Porque cuando sucede eso es cuando empiezas a florecer mejor.

Alguien dirá: «Mira cómo ese niño come de rico ese helado, ese helado tan feo de ese almacén y ese niño cómo lo disfruta. Vamos a comprarle otro. Tal vez comprémosle una caja con dos helados. Tal vez te lleven a comer un helado mejor. ¿Me explico a lo que voy? Cuando tú disfrutas de las cosas, los otros ven.

Tal vez sea tu cliente el que te contrate para ir a gerenciar esa empresa. Tal vez la competencia ve que tú estás haciendo mejores cosas. Y tal vez se unan a ti. Muchas otras cosas más. Pero lo importante, es que tengas una misión más grande que solo cobrar un salario o un cheque o un dinero.

Así que piensa en esto: Ni la peor persona, ni el enemigo más grande que tú tengas en este momento que no hayas podido olvidar y que lo odias por XYZ razón te puede hacer tanto daño como tus propios pensamientos y tus actos.

Entonces hoy solamente te pido de verdad que mires la forma en cómo vas a ir a trabajar el día de hoy. ¿Cómo vas a recibir el día de hoy? Y con eso termino esta pequeña conversación de «Buenos Días con Hyenuk» y si te gustó, cuéntame qué es lo que más te gustó y qué mensaje te llevas.

Comparte si crees que una persona puede necesitar escuchar un mensaje como este por la mañana. Compártelo con alguien, muchas gracias que tengas un excelente día. Chao.


3 Actitudes en Tu Trabajo [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E1

3 Actitudes en Tu Trabajo [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E1

En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

    1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
    2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
    3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

[CDUT 55] ¿Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading? – Hyenuk Chu

[CDUT 55] ¿Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading? – Hyenuk Chu

Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading. Escucha el siguiente podcast. Es llamado [CDUT 55] ¿Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading?… (dale Play y escucha aquí mismo):

¿Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading?

Hola bienvenidos a este nuevo episodio de Confesiones de un Trader. ¿Sabes cómo sobrevivir a la incertidumbre en el trading? Bueno, quiero comenzar con una frase de C. S. Lewis, escritor británico, que decía:

«Es curioso ver cómo día tras día nada cambia, pero cuando miras atrás todo es diferente»

Aplica perfectamente para las personas que somos inversores y que somos trader en especial, porque queremos que, de un día a otro, haya y se noten los cambios. Tanto en tu capital de dinero como en el capital emocional o también en tus habilidades de trading.

Pero, la verdad es que no es así. Solo después de 3 años, 5 años después, ya sea por haber asistido a un Bootcamp, muy probablemente hoy día conoces más cosas. Tal vez digas no aprendí nada en el Bootcamp hace 5 años, pero ese pequeño cambio, ese pequeño aprendizaje, ese pequeño paso es lo que hoy tienes acumulado.

Abrázala para Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading

Y eso ¿por qué es tan importante? Porque una de las claves del trading es abrazar la incertidumbre. Muchos, cuando les hablo o hablamos de trading quieren tener la certeza: «¿Ese es el indicador?», «¿cómo hago para operar horarios de reversión?», «¿cómo debo operar (cualquier) estrategia?».

O una persona de pronto tiene muchos stop: «¿cómo hago para salir de una racha negativa?»; «yo hago todo muy bien», suelo escuchar eso en mi equipo de traders o en la comunidad de CDI. Hay una frase de Jesse Livermore, que fue un trader muy famoso, y la historia de él se ha retratado también en libros, como «Reminiscencias de un Operador en la Bolsa».

Él hablaba algo como esto:

Decía que una pérdida nunca le preocupaba, luego de que le tomara un stop. Que podía pasar la noche, dormiría y se levantaría al día siguiente y ya se había olvidado de ello. Pero que lo que sí estaba mal era que sabiendo que estaba en una posición equivocada y no tomaba la pérdida, ahí sí hacía muchísimo daño…

No solamente en la cuenta emocional –y aquí esto es una acotación mía– sino también en el capital, en ambas. Yo te pregunto los stops loss no importan. Por eso usamos frases como:

«Amamos los stops»

Porque si podemos tener diez stops seguidos. A veces el mercado es una incertidumbre. Recuerda. Nadie sabe lo que va a suceder. Una vez que decides entrar en una posición, nadie sabe. Pero, si tomas un stop, estás haciendo bien, porque esa pérdida la pudiste aceptar. Pero cuando tienes una posición errónea y no tomas el stop, definitivamente te estás haciendo un gran daño.

¿Por qué sucede esto en el Trading?

Lo principal y he hablado casi todos de la mayoría de El Club de Inversionistas sobre ese tema. Y es lo siguiente: sólo hay 2 cosas que tienes que tener claros para entrar en una posición o en una operativa u operación, como se dice en diferentes países.

¿Cuáles son esas dos?

  1. Pues la toma de decisión viene al decidir si el precio que estás analizando va a subir o va a bajar, cualquiera de las dos. Ese es el miedo. «¿Será que sube o será que baja?». La incertidumbre.
  2. Y la segunda es el monto y el riesgo que estás dispuesto a aceptar. ¿Con qué tamaño de posiciones entraré? y ¿cuál será el riesgo que tomaré (2 a 1, 3 a 1, 5 a 1, 6 a 1, 10 a 1, etc.)?

Esa es la razón principal por la cual muchas personas dudan ante una operación. Tal vez entran inclusive por FOMO o se equivocan en la entrada.

Mark Douglas, autor del libro «Trading en la Zona» (conoce más en la revista Zen Trading) habla de eso y dice que la mayoría de los traders que están «en la zona» o sea que saben operar de una manera como «que fluyen», abrazan la incertidumbre; saben que tienen una ventaja que está inclinada por las probabilidades. Pero aceptan completamente el hecho de que no conocen el resultado de cada una de las operaciones.

«Debo Operar Aún Con Miedo» y «¿Qué Me Está Diciendo El Mercado?»

Y eso tiene mucho que ver con lo que nosotros repetimos siempre. «Debemos operar aún con miedo», no «sin miedo», sino aún «con miedo». Y como muchas veces pasa, aún con un exceso de confianza.

La segunda es que estás muy enfocado para poder percibir lo que está ofreciendo el mercado, en este momento, justo antes de entrar. ¿Qué me está diciendo el mercado?

No tener esperanza: «yo creo que va a subir», «yo creo que va a bajar», «yo creo que tal», no… sino desde la perspectiva del mercado, «¿qué me está ofreciendo el mercado a mí en este momento?», «¿qué quiere el mercado hacer?».

Otra es ver el flujo, en un diagrama de flujo de opciones, de alternativas, de oportunidades de entrada. Muchas veces me verán también operando así. Veo, por ejemplo:

  • Volúmenes inusuales en opciones,
  • veo indicadores como los promedios móviles,
  • divergencias,
  • liquidez en el mercado,
  • soportes y resistencias importantes.

Y, por último, es que debes tener mucha fe, y no hablo de la fe religiosa, sino confiar en que el resultado va a ser incierto… por eso es tan importante que estés preparado para ello. Esa es una de las razones por la cual hacemos eventos como Bootcamp porque, usualmente, el 20% o el 30% es sólo técnica, mientras el restante 70% u 80% es pura mentalidad: estar preparado, estar «en la zona», de «qué hago yo, en este momento».

Muchísimas gracias por escuchar. Si te gustó, por favor compartir. Y si tienes alguna pregunta, también hacernos el comentario en este episodio de Confesiones de un Trader.


[CDUT 55] ¿Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading? – Hyenuk Chu

[CDUT 55] ¿Cómo Sobrevivir a la Incertidumbre en el Trading? – Hyenuk Chu

En estas sesiones de Podcast hablamos de Trading. Herramientas, Estrategias, Gestión de Riesgo y Mentalidad. Todo lo que necesitas saber sobre trading en la voz de Hyenuk Chu.

Ya sea que estés comenzando en el mundo del trading y de las inversiones o que seas un experto o, por lo menos, ágil en este mundo siempre es bienvenido escuchar las Confesiones de un Trader.

Te sorprenderá saber que lo mismo que has pasado, alguien más lo puede estar sufriendo. Conocer esas Confesiones hará que no solo tu Trading e Inversiones mejoren, quizá también tu misma vida. A fin de cuentas, somos humanos y todos experimentamos las mismas circunstancias, pero no reaccionamos igual a ellas.

Puedes escuchar todos mis podcast de [Confesiones de un Trader] desde el navegador en la sección del Blog.


Si aún no escuchas el podcast… ¿Qué esperas? ¡Dale Play! y entérate de esto y más.

Analiza este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este podcast?
  2. ¿Leíste este podcast o lo escuchaste?
  3. Escucha en Spotify todos mis podcast hasta la fecha.

#Trading #ConfesionesDeUnTrader #Trader

Si te ha gustado el podcast, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏