La falta de educación financiera es un asunto que suele verse como si se tratara de una materia del colegio o la universidad. Algunos dicen “no sé educación financiera y me da igual”. Como si no supieran geometría o manualidades.

Lo que no ven en medio de su ignorancia es que la educación financiera, más que ninguna otra, se refleja en su vida personal. Porque esta se refiere, ni más ni menos, que a la mentalidad y la práctica necesarias para manejar bien el dinero.

Aunque hablar de estos dos aspectos parece típico o redundante, son claves cuando de finanzas personales se trata. Porque no se puede ser rico financieramente si siempre se piensa en la pobreza. O en gastar el dinero.

Tampoco se puede aspirar a tener dinero o liquidez de sobra si lo que pensamos nunca lo aplicamos en la vida diaria. Por eso ambos aspectos son parte de una fórmula o de un matrimonio perfecto.

Pero aquí no te voy a hablar sobre cómo tener una buena educación financiera. Ni sobre cuáles son los mejores caminos o alternativas para obtener dinero en una época tan convulsa como la actual.

Por el contrario, te hablaré acerca de qué señales que tal vez aún no ves te comprueban que tienes una falta de educación financiera. ¿Estás listo para confrontarte a ti mismo y saber de qué lado estás?

Falta De Educación Financiera: Dime ¿Qué Piensas? Y Te Diré Quién Eres

Pensar mal de dinero es tener falta de educación financiera

Pensar mal de dinero es tener falta de educación financiera – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Existe un famoso adagio popular que dice: “dime qué piensas y te diré quién eres”. Empiezo por aquí porque, aunque muchos lo duden, la riqueza o la pobreza empiezan a crearse en tus propios pensamientos. Por eso:

  1. Piensas mal acerca del dinero. Fíjate siempre en lo que piensas acerca del dinero. Si siempre estás pensando que no tienes suficiente o que serías más feliz si fueras rico ¡atención! Estás ante la primera señal de falta de educación financiera.

¿Sabes por qué? Porque si, realmente, quisieras ser millonario, serías feliz con lo que tienes hoy. Y sea poco o sea mucho, lo usarías como un trampolín para tener una mejor situación económica.

  1. No te fijas en lo que piensas del dinero. Paralelamente, debes prestar atención a lo que piensas del dinero como tal. En caso de que pienses que el Estado debe mantenerte o que alguien más debe responder por tu dinero ¡Atención! Estás cayendo en una trampa.

Pero no lo digo porque piense que el Estado no debe apoyar a sus ciudadanos. Lo digo porque, si delegas el tema de tu dinero en manos de terceros, pierdes un gran poder. Este es el de tenerlo y crear con él la vida única que quisieras tener para ti.

Te lo pongo en otras palabras. Depender del dinero que te da alguien más significa que tus planes o sueños también dependen de esa persona. Entonces, la pregunta correcta es: ¿estás dispuesto a que el cumplimiento de tus planes o sueños dependa de alguien más?

¿Qué Dices Sobre El Dinero?

Otras de las señales que te indican que tienes una falta de educación financiera tienen que ver con lo que dices sobre el dinero. Porque esto puede materializarse en tu vida. Por eso es clave cuidar tus palabras acerca de las finanzas.

  1. Piensas desde la carencia. En ese sentido, presta atención cuando dices “no tengo” o “no me alcanza”. Porque, cuando lo haces, te estás convenciendo a ti mismo de que esa es tu realidad. Pero lo peor es que te estás impidiendo a ti mismo encontrar soluciones para cambiarla.

Más bien, cuando te oigas a ti mismo decir algo similar, haz un ejercicio imaginario. Trata de retroceder el tiempo, como si pudieras reconocer tu realidad desde una forma más positiva. Así te darás cuenta de que hay oportunidades que, tal vez, no hayas visto con respecto a acercarte al dinero sin estarlo criticando siempre.

  1. No tienes un propósito para tu dinero. Al mismo tiempo, ten cuidado con lo que dices con respecto al uso que le darás al dinero. Especialmente, porque el dinero debe estar atado a un propósito. Si no, se trata de un simple papel.

Te lo explico con un ejemplo. Si dices que quieres tener mucho dinero para viajar por el mundo, está bien. ¿Pero no sería mejor si dijeras, porque lo sientes, que también quieres apoyar una causa social? Esto te ata con el propósito que debes tener siempre al hablar de dinero.

De esta manera, el dinero deja de ser una simple moneda y adquiere un sentido más amplio. Un sentido que no solo te puede ayudar a manejarlo mejor. De hecho, hasta puede cambiar tu vida para bien.

Más Señales Que Indican Falta De Educación Financiera

La falta de educación financiera se refleja en las compras desmedidas

La falta de educación financiera se refleja en las compras desmedidas – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

A este apartado ponle mucha atención. Porque una cosa es pensar o hablar acerca del dinero. Pero otra muy diferentes es actuar cuando lo tienes en tus manos. Y ahí es que se hacen evidentes las mayores señales de falta de educación financiera. Dos de ellas son:

  1. Tienes un afán por ganar dinero. Muchos no tienen dinero en sus manos o lo tienen, pero siempre quieren más. Entonces, se sienten incompletos o inconformes, aunque tengan los bolsillos llenos.

Si esto te pasa a ti, es una señal de que algo está fallando. Así que debes revisar qué es lo que te molesta. ¿Es la cantidad de dinero que tienes? ¿No poderlo gastar en lo que quieres? Las respuestas te ayudarán a ver cómo salir de esa encrucijada y percibir al dinero desde una perspectiva positiva.

  1. Solo quieres gastar y gastar. Al momento de actuar, el dinero se convierte en una gran tentación que lleva a las personas a comprar de forma desmedida. No perciben los otros usos que puede dársele al dinero.

Si esta es tu situación, algo debes reparar. Porque el dinero se hizo para gastar. Pero, más importante que eso, se hizo para ayudarte a tener libertad. Y a que, precisamente, no tengas que depender del dinero para realizar los planes que te dan felicidad. Es clave entender esta diferencia y saber que así funciona este juego.

Porque, si tienes dinero, eres más libre. No dependes de un jefe ni de un sueldo. En cambio, si no lo tienes, debes someterte a que alguien te contrate. O a que ocurra un milagro y te hagas rico de la noche a la mañana. ¿Ves la diferencia?

¿Ahorras, Inviertes O Ninguna De Las Dos?

Otras señales de falta de educación financiera tienen que ver, precisamente, con el uso que le das a tu dinero. O con la forma como crees que puede ser un catalizador que te ayude a cumplir tus planes.

  1. No ahorras. Entonces, por un lado, crees que el dinero se debe gastar todo aquí y ahora. De cierta manera, eso es cierto porque hay que vivir el presente. Pero, como nadie te garantiza que en el futuro ganarás dinero, sería mejor prever esa situación y ahorrarlo desde ahora.

De lo contrario, en algún momento te vas a ver arrepintiéndote por algo que no hiciste antes. A pesar de que tuviste todas las oportunidades y señales con respecto a lo que deberías haber hecho.

  1. No inviertes. Lo anterior está atado con este último punto. Como tu intención es gastar y no ahorrar, te preocupas todavía menos por invertir. Es decir que dejas de lado la oportunidad de que tu dinero crezca. O de que te genere una rentabilidad o ganancia.

Lo grave de esto, aparte de que puede que no tengas dinero cuando lo necesites, es que habrás desperdiciado el tiempo. Y el tiempo es un recurso finito, que no solo se acaba, sino que nunca retorna.

Hablando de dinero, el tiempo además adquiere otro poder. El dinero no crece de la noche a la mañana, pero sí puede hacerlo en el tiempo. Básicamente, porque los activos se valorizan. Esto siempre debes tenerlo en cuenta.

Para recordar, sobre la falta de educación financiera

Para recordar, sobre la falta de educación financiera – Hyenuk Chu Foto: Pixabay

¿Cuánto Tiempo Te Queda?

Lo anterior es básico cuando se habla de la falta de educación financiera. Porque, como dije al principio, no se trata solo de que pierdas una materia en el colegio. Se trata de un asunto que, realmente, puede marcar la diferencia en tu vida.

Si la tienes, no solo tienes más herramientas para disfrutar el presente. También puedes planear mejor el futuro. Lo que te ayuda a tener más tranquilidad hoy porque sabes que tienes un seguro para el mañana.

En cambio, si tienes una falta de educación financiera, básicamente, estás desaprovechando tu tiempo. Porque estás gastando casi toda tu vida estudiando y trabajando. Para luego irte a gastar lo que te ganas en el boliche.

¿Crees que gastar el dinero así compensa la forma en la que te lo ganaste? ¿No sería mejor pensar que, de alguna manera, te haces un honor a ti mismo cuando le das a tu dinero un propósito superior?

Por ahora, te dejo con esas dudas. Espero que puedas aclararlas y que esto te sirva para cerrar las brechas que aún tienes en términos de educación financiera. Recuerda que, cuando esta falta, no sufre el vecino. Sufre tu propia billetera. Ahora, dinos qué piensas:

  1. ¿Te sentiste identificado, de alguna manera, con este artículo?
  2. ¿Cuál es tu principal falla en términos de educación financiera?
  3. ¿Qué crees que requieres para poder remediar esa falla?
  4. Si te llegara una gran suma de dinero, ¿qué harías con ella?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This