Tener un portafolio de inversión es clave cuando se trata de manejar el dinero. Y útil tanto para quienes invierten en la Bolsa de Valores de Nueva York como para los que no. Aquí te explico en detalle de qué se trata.

¿Qué Es Un Portafolio De Inversión?

Imagina una canasta en la que puedes incluir todos tus activos. Es decir, todo aquello que posees y que tiene un valor. O, en otras palabras, todo lo que determina tu nivel de riqueza a nivel monetario.

Con lo anterior me refiero al dinero que tienes en tus diferentes productos bancarios. Y al que tienes resguardado en fondos de inversión o depósitos a término. También, a tus bienes inmuebles como apartamentos o bodegas.

Igualmente, me refiero a las acciones u otros instrumentos de inversión con los que negocias en la Bolsa de Valores. A tus vehículos, a tus joyas si son muy valiosas e, incluso a tus obras de arte.

Pues esa canasta es tu portafolio de inversiones. Para explicarlo de otra forma, ese concepto se refiere al conjunto de tus activos. Estos pueden ser solo dinero o incluir también tus propiedades.

Cuando hablamos de tu portafolio de inversión en la Bolsa de Valores de Nueva York nos referimos solo a las acciones, ETF u otros instrumentos que posees. Pero, en general, este portafolio hace parte de uno más amplio que es el de tus activos totales.

Haz click aquí para saber más sobre este tema y conoce más sobre mi portafolio de inversión en el sector tecnológico. Dale play:

Objetivo De Un Portafolio De Inversión

Antes de tener un portafolio de inversión, establece objetivos

Antes de tener un portafolio de inversión, establece objetivos – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Poner varios huevos en una canasta es muy fácil, pero construir un portafolio de inversiones requiere de un mayor esfuerzo. Sin embargo, empecemos por el primer paso. Siempre debes tener un objetivo al construir ese portafolio.

Esto es clave porque, en primer lugar, te ayuda a enfocarte. O a saber cuál es tu propósito al hacer crecer tu dinero. Este puede ser asegurar tu libertad financiera en el presente o futuro. O dejarles una herencia material a tus descendientes.

Cada inversionista tiene sus propios propósitos al invertir. Lo importante es que, antes de adquirir tu primer activo, sepas muy bien por qué lo haces. De esta forma, además, puedes saber cuál es tu nivel de riesgo, un tema del que te hablaré más adelante.

Tener un objetivo fijo, adicionalmente, ayuda a los inversionistas a elegir los mejores activos en los cuales invertir. Y a hacerlo de acuerdo con su nivel de riesgo, pues no todos representan la misma oportunidad de ganancia o pérdida que los demás.

Se trata de un paso que debes dar, así como emprendes cualquier proyecto personal o empresarial. Por ejemplo, cuando te vas de vacaciones, estoy seguro de que eres consciente de que te vas porque quieres descansar o divertirte. Pues la misma seguridad debes tener previamente al diseño de tu portafolio de inversiones.

Características De Un Portafolio De Inversión

Aparte de lo anterior, un portafolio de inversiones tiene una serie de características que se van hilando unas con otras. Aquí te hablaré de las dos principales. Así que lee con mucha atención:

  1. Lo ideal es que un portafolio de inversiones sea diversificado. Esto significa que no solo debe incluir un tipo de activo, como los inmuebles, sino varios de ellos. Principalmente, porque así se evita el riesgo de invertir todo el dinero en un solo activo. Te pongo un ejemplo.

La pandemia afectó la venta de autos nuevos porque la gente tiene dificultades para movilizarse. Si tú hubieras tenido todo tu dinero en un concesionario, estarías en problemas. En cambio, si hubieras tenido tu dinero invertido en un concesionario y en un supermercado, solo habrías tenido pérdidas con el primero.

Sin embargo, aquí quiero hacerte una claridad. Invertir en un gran número de acciones o diversificar en ese sentido no es recomendable. Diversificar en la Bolsa de Valores te hace perder el enfoque. Por lo tanto, en ese caso, es mejor elegir invertir en pocas acciones que de verdad conozcas y puedas estudiar.

  1. Para crear un portafolio de inversiones debes considerar cuál es tu capital. No importa si es muy pequeño o muy grande. Básicamente, porque para realizar cualquier tipo de inversión necesitas tener dinero. Y porque de eso depende en qué y cuánto puedes invertir.

Por ejemplo, si solo tienes US$2.000, tal vez solo puedas abrir un depósito a término o comprar acciones o algunos contratos sobre opciones en la Bolsa de Valores. En cambio, si tienes US$200.000, además de lo anterior, tal vez también puedas invertir en real estate o finca raíz.

¿Cuál Es El Riesgo De Un Portafolio?

Los portafolios de inversión entrañan ciertos riesgos

Los portafolios de inversión entrañan ciertos riesgos – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Aclarado lo anterior, es necesario hablar del riesgo, que se divide en dos. El riesgo que asumes como inversionista con respecto a tu dinero, por un lado. Y por el otro, el riesgo inherente a las inversiones que realices y que hace parte de tu portafolio de inversión.

Hablemos del primero. Cuando nos referimos a invertir tu dinero, sabemos que existen dos alternativas. Por un lado, puedes obtener ganancias. Pero, por el otro, puedes obtener pérdidas.

Esto último se puede deber a tu poco conocimiento, por ejemplo. Pero también a los acontecimientos que influyen en el mercado de las acciones o Bolsa de Valores. O a los que inciden en el precio de los inmuebles, si es el caso.

También, a las políticas del gobierno que suben o bajan las tasas de interés. De esto depende que un producto de inversión que te ofrece un banco pueda ser más rentable o no que otros.

Entonces, cuando estés armando tu portafolio de inversiones debes hacerte una pregunta vital. ¿Cuánto dinero estás dispuesto a perder? La respuesta te guiará con respecto a si debes invertir en activos de alto o bajo riesgo.

¿Cómo Se Mide Con Exactitud El Riesgo De Un Portafolio?

Como dije antes, cualquier inversión que realices, sea pequeña o grande, implica un riesgo. ¿Riesgo de qué? Pues de que tus inversiones no cumplan con las expectativas de ganancias que te planteaste al hacerlas. O de que pierdas el dinero invertido. Estos riesgos se dividen en varios grupos, pero aquí te hablaré de los cuatro principales.

  1. Riesgo de mercado. Se refiere a los acontecimientos que pueden afectar el mercado en el que inviertes. Por ejemplo, los precios de las acciones pueden subir o bajar súbitamente. A esto se le llama volatilidad y siempre está presente en cuanto a la Bolsa de Valores se refiere.
  2. Riesgo de liquidez. Una cosa es tener un activo y otra tener el dinero disponible. Este riesgo se presenta cuando, por ejemplo, tienes varios inmuebles. Si tienes algún imprevisto no tienes el dinero disponible para asumir este gasto porque, para hacerlo, tendrías que vender los inmuebles primero. Es decir, no tendrías liquidez.
  3. Riesgo por no diversificar. Diversificar demasiado es negativo porque te hace perder el foco. Pero no diversificar también porque te hace meter todo tu dinero en la misma canasta. Entonces, si algo falla con esa inversión, corres más riesgo de perder tu dinero. En cambio, si lo tienes invertido en diferentes activos o diferentes sectores, es más probable que alguno de ellos te genere una ganancia.
  4. Riesgo de horizonte de inversión. Supongamos que haces una inversión con la proyección de que, a cinco años, te dé cierta rentabilidad. Sin embargo, debes vender antes ese activo porque necesitas el dinero para solventar una necesidad. En ese caso, no puedes esperar a tener la ganancia proyectada. Incluso, es probable que llegues a perder dinero.

¿Qué Es El Valor Del Portafolio?

Revisa periódicamente el desempeño de tu portafolio de inversión

Revisa periódicamente el desempeño de tu portafolio de inversión – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Los riesgos nos dan pie para hablar de otro tema clave relacionado con tu portafolio de inversión. Se trata del valor de tu portafolio de inversión. Pero ¿qué quiere decir esto? Existen diferentes teorías al respecto, pero trataré de explicártelo de una forma sencilla.

La primera habla de obtener un mayor rendimiento por un menor riesgo. Esto quiere decir que, cuando hagas el balance de las ganancias o pérdidas que obtienes con tus inversiones debe pasar algo. Esto es que el rendimiento que obtengas debe ser mayor que el riesgo o la pérdida. Si ocurre al contrario, estás cometiendo algún error que debes revisar.

La segunda se refiere a un término denominado correlación. Si el valor de uno de tus activos sube y los otros también lo hacen, la correlación es positiva. Pero lo que debería pasar es que la correlación sea negativa. Es decir que, cuando el valor de un activo suba, los otros no lo hagan. Aunque esto parece paradójico, significa que, si con un activo no te va bien, tienes más probabilidades de que con otros activos si obtengas rendimientos.

La tercera se denomina Alpha. Esta teoría dice que siempre debes comparar el rendimiento de tu portafolio de inversiones con un referente del mercado. Por ejemplo, si inviertes en inmuebles, debes comparar tus inversiones con respecto al comportamiento de ese sector en general. Si inviertes en acciones, debes ver si el rendimiento de tu portafolio es mayor o menor que los índices bursátiles, como el S&P 500. Si el rendimiento de tu portafolio es mayor que el del referente, entonces vas por buen camino.

¿Cómo Se Conforma Un Portafolio De Inversiones?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, puedes empezar a conformar tu portafolio de inversiones. Para lograrlo, sigue estos pasos:

  1. Define el objetivo que quieres conseguir con respecto a tu dinero.
  2. Revisa en cuáles activos podrías invertir, de acuerdo a tu propia experiencia o conocimiento.
  3. De acuerdo con tu capital, clasifica los activos en los que en la actualidad te es posible invertir o en cuáles no.
  4. De los activos en los que puedes invertir, elige los que más conoces. O los que más te atraen porque tendrás que estudiar su sector y comportamiento.
  5. Analiza los riesgos asociados a invertir en esos activos y decide si estás dispuesto a asumirlo.
  6. Considera también los otros tipos de riesgo que existen. Es decir, los que están más relacionados con el mercado que contigo mismo. Y pregúntate también cuáles de ellos estás dispuesto a asumir.
  7. A partir de las consideraciones anteriores, decide los activos en los que de verdad quieres invertir. Ellos conformarán tu portafolio de inversiones.
  8. Analiza bien cuánto capital invertirás en cada uno y a qué plazo. A esto se le llama estrategia de inversiones.
  9. Empieza a invertir según este plan. Y haz un seguimiento constante del comportamiento de tu portafolio. Es decir, de las ganancias o rendimientos y de las pérdidas que puede arrojarte cada operación de inversión que hagas.
  10. Finalmente, si los indicadores te dicen que alguna inversión te reporta más pérdidas que ganancias, evalúa qué hacer. Es posible que eso solo sea algo momentáneo. Pero si ves que, definitivamente, tu inversión no te da retorno y sí te arroja pérdidas, sal de ella. A esto se le llama rebalanceo de tu portafolio de inversión. Es algo que debes hacer mensual, bimestral o trimestralmente.

¿Cómo Hacer Un Portafolio De Inversión En Excel? Sigue Estos Pasos

Formato para hacer seguimiento a tu portafolio de inversión

Formato para hacer seguimiento a tu portafolio de inversión – Hyenuk Chu

El control de tu portafolio de inversiones lo puedes hacer fácilmente, a través de un archivo en Excel. Este debe tener 3 columnas básicas. Estas son los activos en los que inviertes, el porcentaje de capital destinado a cada uno y el valor correspondiente.

Te doy un ejemplo. Una persona puede tener acciones e invertir en ellas el 50% de su capital, que corresponde a US$100.000. Y tener, además, inversiones en EFT que correspondan al otro 50% de su capital o a US$100.000.

Luego, por cada una de esas inversiones puedes tener una pestaña o archivo aparte. En él debes incluir, por ejemplo, todas las acciones en las que inviertes. Adicionalmente, cuánto dinero inviertes en ellas y cuál es su rendimiento al final de cada periodo.

De esta forma, podrás hacer un seguimiento preciso, pero sencillo, de cómo se comportan tus inversiones. De acuerdo a los resultados que observes ahí, puedes hacer los cambios que consideres necesarios.

Espero que te haya gustado este post sobre tu portafolio de inversiones. Pero, ante todo, que resulte útil para saber cómo manejar tu dinero. Ahora, cuéntanos sobre ti:

  1. ¿De qué forma gestionas tus inversiones o qué sistema usas?
  2. ¿Cuáles son las tres principales inversiones que haces hoy?
  3. ¿Qué inversión has dejado de hacer recientemente y por qué?
  4. Si es tu caso, ¿te duele haber dejado pasar la creación de tu propio portafolio?
  5. ¿Viste mi video de la creación del portafolio tecnológico? ¿Tienes alguna duda?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This