Mejorar tu calidad de vida es un objetivo que siempre debe estar en tu lista de prioridades. Lamentablemente, a veces las ocupaciones diarias no dejan tiempo para esa importante tarea. Aquí te explico cómo puedes revertir esa tendencia y sacar tiempo para ti.

Hábitos Para Mejorar Tu Vida

En primer lugar, es clave que dejes viejos hábitos y que construyas otros nuevos. Especialmente, si los antiguos te mantienen atado a lo que quieres dejar. Porque, si continúas así, nunca podrás avanzar hacia adelante. Entonces:

  • Siéntate por un momento y revisa cómo es tu rutina diaria. Responde a preguntas como: ¿dormí bien? ¿Me siento descansado? ¿Desayunaré saludablemente? ¿He planeado mi día y sé cómo voy a gastar mi tiempo?
  • Seguramente, obtendrás algunas respuestas positivas o que te satisfacen y otras que no. Entonces, piensa en cómo sería tu día perfecto. ¿Qué comerías? ¿Qué actividades harías?
  • Finalmente, toma lo viejo que te sirve y lo nuevo que te serviría. Lo otro déjalo atrás. Y empieza a vivir el día a día de acuerdo con esos nuevos hábitos o rutinas. Verás cómo así empiezas a mejorar tu vida.

Ideas Para Mejorar Tu Vida

Calidad de vida piensa también en los demás

Al pensar en mejorar tu vida, piensa también en los demás – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Sin embargo, es probable que al hacer el ejercicio anterior no encuentres todas las respuestas que necesitas. Si este es tu caso, empieza por replantear tu existencia a partir de estas tres dimensiones fundamentales para el ser humano:

  • Tú: piensa por un momento si te sientes bien contigo mismo. Si cada día haces lo que te gusta o tienes la vida que sueñas. Lo que descubras será crucial para que crees hábitos que estén en línea con ese propósito.
  • Tus relaciones: piensa en tus relaciones más cercanas. ¿Hace cuánto no llamas para saludar a tus amigos? ¿Cuándo fue la última vez que saliste a comer con tus compañeros de trabajo? No olvides que en este planeta no estás solo.
  • Tu entorno: por último, piensa en tu entorno. Aparte de tu familia, haces parte de una empresa o comunidad. ¿Les sirves a los demás o solo te preocupas por ti? La respuesta te ayudará a encontrar sentido a tu vida más allá de tus propios sueños y a mejorar tu vida.

Libros Para Mejorar Tu Vida

Créeme que no eres ni el primero ni el único que se ha hecho estas preguntas. En el pasado, muchos autores y expertos en diferentes disciplinas se han encargado de estudiarlas y de responderlas. Tú puedes empezar por ahí, a saber qué han encontrado, porque de esta forma se puede aclarar tu propio camino y mejorar tu vida. Por eso, te dejo esta lista de libros que hacen parte de mis libros favoritos:

  1. Tus zonas erróneas, del doctor Wayne W. Dyer.
  2. Inteligencia emocional, de Dale Coleman.
  3. La maestría del ser, de Miguel Ruiz.
  4. Poder sin límites, de Tony Robbins.
  5. El vendedor más grande del mundo, de Og Mandino.
  6. Chocolate caliente para el alma, de Jack Canfield.
  7. Un pequeño paso puede cambiar tu vida, de Robert Maurer.

Aplicaciones Para Mejorar Tu Vida

Para mejorar tu vida, medita

Para mejorar tu vida, medita – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Aunque los libros son muy útiles, no son el único camino para empezar a mejorar tu vida. De hecho, especialmente en la actualidad, muchos prefieren acudir a las herramientas tecnológicas. Entre otras, estas resultan atractivas porque no solo te brindan información. A través de ellas, por ejemplo, también puedes hacer un seguimiento de tus entrenamientos o llevar un diario de tu propio avance. Por eso, te recomiendo estas:

  1. MyLife Meditation: ayuda a reducir el estrés, relajarse y dormir mejor.
  2. Calm: brinda historias que te ayudan a conciliar mejor el sueño.
  3. Breathe: te relaja por medio de sonidos de la naturaleza.
  4. Intimind: se vale de la técnica del mindfulness para que sepas vivir el presente.
  5. Meyo: si necesitas aumentar tu autoestima y bajar la ansiedad, esta app es para ti.
  6. Waking up: una de las más recomendadas. Practica con esta app y lleva un récord de tu evolución.
  7. Insight Timer: sana a través de la meditación con los mejores profesores del mundo.

¡¡Bueno!!, ahora si, vamos al grano:

18 Tips Para Desarrollar Nuevos Hábitos Y Mejorar Tu Calidad De Vida

  1. Identifica lo que ya no quieres: no puedes pretender mejorar tu vida y lograr algo nuevo si no sabes lo que quieres cambiar. Tampoco puedes cambiar si no tienes ni idea sobre por qué quieres cambiarlo. Entonces, piensa en cuál es ese hábito que te genera estrés, por ejemplo. O en ese hábito que te hace perder el tiempo o el dinero. Este es el primer paso para que empieces a pensar de qué forma puedes eliminar o revertir ese viejo hábito de tu vida.
  2. Establece prioridades: usualmente, las personas queremos cambiar más de un viejo hábito relacionado con diversos aspectos de nuestra vida. Pero, como están tan arraigados en nosotros, no conviene que nos concentremos en todos al mismo tiempo. Así solo logramos desconcentrarnos. Es mejor elegir el hábito más pesado o más dañino que nos afecta. Luego ya habrá tiempo para que podamos darles un giro a todos los demás.
  3. Establece propósitos: querer cambiar un hábito y saber por qué no basta. Es necesario que sepamos para qué lo queremos cambiar. ¿Acaso queremos tener una mayor paz mental, recuperar nuestra seguridad o invertir mejor nuestro tiempo o dinero? Si tenemos lo anterior claro, nos quedará más fácil seguir el cuarto consejo que te voy a dar con respecto a cómo desarrollar nuevos hábitos y mejorar tu calidad de vida.
  4. Comprométete con el cambio: me refiero a que, para mejorar tu vida, debes comprometerte contigo mismo. Y con el cambio de hábitos que te estás proponiendo hacer. De lo contrario, solo verás tus intenciones como una más de todas las tareas tediosas que debes hacer a diario. Y te quedará más difícil cumplir con los propósitos que te hagas con respecto a tus viejos hábitos. Recuerda que hay cosas que nadie puede hacer por ti.

    El vital que crees un plan para mejorar tu vida

    El vital que crees un plan para mejorar tu vida – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

  5. Crea un plan: con el compromiso contigo mismo como principal herramienta, crea un plan concreto. Por ejemplo, si tu viejo hábito es consultar las redes sociales a cada rato, piensa cómo puedes salir de ese hábito. ¿Consultarás las redes menos tiempo? ¿Consultarás menos redes sociales cada día? Pon sobre el papel qué es lo que dejarás de hacer y lo que empezarás a hacer de ahora en adelante. Recuerda que es mejor lápiz pequeño que memoria grande.
  6. Da pequeños pasos: entonces, dale rienda suelta a la acción. O, mejor dicho, empieza a poner en práctica ese plan. Pero no te abrumes queriendo dejar el viejo hábito de repente. Eso solo te traerá frustración. Siguiendo con el ejemplo, comprométete a consultar solo una red social y solo una vez al día. Una vez hayas superado ese paso, puedes apostarle a no consultar ninguna red social al día. ¿Comprendes? Ve paso a paso.
  7. Ayúdate con herramientas tecnológicas: para lograr tu objetivo de mejorar tu vida, usa herramientas como el calendario de tu teléfono móvil. Porque, a veces, los hábitos están tan arraigados que a nosotros mismos se nos olvida que nos propusimos dejarlos. Entonces, si te levantas a las 6 a.m., pon una alarma que te recuerde lo que no debes hacer y lo que sí debes hacer. De esta forma lo tendrás presente y no podrás ponerte como excusa que se te olvidó.
  8. Sigue tus avances: periódicamente, sigue tus avances en el proceso. Empieza por revisar cada semana si pudiste dejar tu hábito durante los últimos siete días. O si en alguno fallaste por olvido o por falta de voluntad. Esto es clave porque así podrás saber qué tan comprometido estás con tu meta. O, en el caso contrario, si existen detonantes externos, como una amistad negativa o la ansiedad, que te está haciendo caer de nuevo en el viejo hábito.
  9. Analiza tus emociones: como parte de ese seguimiento a tu proceso, no olvides analizar tus emociones. Dejar un hábito no es sencillo y, seguramente, te puede producir estrés o hacerte sentir que no estás dando lo mejor de ti. También puede hacerte sentir mejor. Conocerte a ese nivel es crucial porque, por ejemplo, si identificas que cada vez que vences al viejo hábito te sientes mejor, entonces es porque vas por el camino correcto.

    Celebrar es clave para mejorar tu vida

    Celebrar es clave para mejorar tu vida – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

  10. Celebra tus logros: por más duro que sea tu proceso o por más mínimos que sean, celebra tus logros. Al final del día, antes de dormir, siéntete bien porque durante ese día venciste al viejo hábito y lograste mejorar tu vida. Agradece tu capacidad de compromiso y de salir adelante y duerme tranquilo. Así, cada día que pase, te sentirás más empoderado con respecto a tu viejo hábito. Es decir que sabrás que ya no te domina, sino que tú lo dominas a él.
  11. Haz lo que te gusta: vencer un hábito significa renunciar a algo a lo que estábamos acostumbrados. Y ese proceso es duro. Pero existe una clave para que todo sea más placentero. Este es hacer algo que es sano para ti mientras vences al nuevo hábito. Por ejemplo, mientras dejas tu adicción a las redes sociales, lee o haz ejercicio si es lo que más te gusta. Aprenderás a hallarle sentido a lo que es más sano para ti. Solo cuida que eso no se convierta en una obsesión.
  12. No cedas a la tentación: a lo largo de este proceso te enfrentarás a un gran enemigo. Me refiero a la tentación de volver a tu viejo hábito. O, como dije antes, de tomar uno más perjudicial para ti. Entonces, tu fortaleza y tu paciencia se pondrán a prueba. Si eso pasa, vuelve al punto 1 y al punto 3 de este listado. Recuerda lo que ya no quieres para ti y recuerda por qué quieres dejar lo que quieres dejar. Te ayudará a seguir adelante.
  13. Vuelve a tus mejores recuerdos: para vencer la tentación de volver a tu viejo hábito te daré otra clave. Recuerda lo feliz que eras antes de adoptar los hábitos que quieres cambiar. Eso te dará la fuerza para evitar la tentación, para aferrarte con más fuerza a lo que de verdad quieres para ti, que es mejorar tu vida. Así que siempre que te sientas tentado a volver a tu hábito, recuerda lo feliz que eras antes de él. Escucha bien: recuerda lo feliz que eras antes de él.
  14. Ponte una meta más ambiciosa: a medida que vayas superando estas fases para dejar viejos hábitos, ponte metas más ambiciosas. Por ejemplo, si te propusiste no ver las redes sociales durante dos semanas, proponte ahora no verlas durante tres semanas. Si te propusiste fumar solo una vez al día, proponte ahora fumar solo cada dos días. Y repite el proceso desde el punto 1 hasta el punto 13 de este listado. Hazlo hasta que hayas aniquilado por completo tu viejo hábito.

    Cuando quieras mejorar tu vida, no le tengas miedo al cambio

    Cuando quieras mejorar tu vida, no le tengas miedo al cambio – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

  15. Ten un plan B: pero no desconozcas que puedes fracasar en tu intento. El punto es que esto no es negativo. Simplemente, debes considerar lo que vas a hacer si llegas a fracasar. Esto es tener un plan B. Te lo explico con el mismo ejemplo. Si tu plan A era no consultar Facebook de lunes a domingo, pero el sábado lo consultaste, entonces haz algo. Comprométete a que el lunes empezarás de nuevo a batallar contra ese hábito.
  16. Vuelve a empezar: el punto es que siempre, siempre, siempre puedes volver a empezar a cambiar tus viejos hábitos. Puede que fracases, puede que falles, puede que sientas que no puedas, pero siempre existe esa oportunidad de mejorar tu vida. Entonces, si el plan B también falla, crea un plan C. Lo importante es que no desistas en tu meta de dejar el viejo mal hábito. Tienes todas las herramientas para lograrlo. Yo lo sé. Confía en ti.
  17. Nunca es tarde: hay otro aspecto que debes tener en cuenta y es que nunca es tarde para cambiar. Nunca es tarde para mejorar. No pienses que por la edad que tienes o por tu número de fracasos no podrás lograr lo que te propongas. Por el contrario, como dicen por ahí, mientras haya vida hay esperanza. Así que sigue adelante, reprograma tus planes si es necesario. Pero nunca pierdas de vista tus intenciones.
  18. Apúntale a un propósito superior: finalmente, te diría que siempre tengas en cuanto algo. Dejar un hábito es una gran meta. Pero detrás de ella siempre debe haber un propósito superior. Y este eres tú, tu propio bienestar. Por eso, cuando sientas que no das más, recuerda que, más allá del hábito, tú eres el propósito superior. Pregúntate qué quieres para ti. ¿Quieres una vida mejor? Entonces levántate y ve a vencer ese viejo hábito.
Recuerda esto cuando quieras mejorar tu vida

Recuerda esto cuando quieras mejorar tu vida – Hyenuk Chu

Ahora comparte lo que piensas:

  1. ¿Cuál crees que es tu peor hábito?
  2. ¿Qué hábito has tratado de dejar y no has podido?
  3. ¿Cuál hábito sí pudiste dejar? ¿cómo lo lograste?
  4. ¿Cuál es tu peor hábito en el trading?
  5. ¿Conoces los 7 hábitos de los inversionistas exitosos?
  6. ¿Quieres darles enseñanzas a tus hijos sobre el dinero?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This