Ahorrar o invertir son dos caminos que podemos tomar cuando de nuestras finanzas personales se trata. Son estrategias que, independientemente de sus diferencias, nos ayudan a cumplir objetivos con respecto a nuestro dinero.

Sin embargo, en ocasiones suele desconocerse qué es lo que caracteriza a cada uno. O qué beneficios brinda sobre el otro. Esto, a pesar de que tanto el ahorro como las inversiones han existido desde siempre.

De hecho, hace miles de años bastaba con que las personas empezaran a tener ciertas necesidades para que se crearan medios de intercambio. El oro y las propiedades servían para comprar cualquier objeto.

Pero las personas también adquirían sus propias viviendas. Las usaban para ellos o las alquilaban. Como ves, no estamos hablando de un tema ajeno a nuestra historia. El dinero es tan antiguo como la misma humanidad.

Por eso, aquí encontrarás respuesta a algunas de las dudas que surgen con respecto a si es mejor ahorrar o invertir. El objetivo es que puedas aplicar este conocimiento y tener cada vez un manejo más eficiente del dinero.

Índice de contenido

Para Ahorrar E Invertir En La Bolsa De Valores Mira Este Video:

¿Cuál Es La Diferencia Entre Ahorrar E Invertir?

Ahorrar o invertir, un dilema al que todos nos enfrentamos

Ahorrar o invertir, un dilema al que todos nos enfrentamos – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Entonces, empecemos por lo básico. Ahorrar significa, básicamente, guardar dinero. Es decir que, generalmente, al ahorrar no obtienes ninguna ganancia. Simplemente, tienes tu dinero ahí para usarlo cuando lo necesites.

Para ahorrar cuentas con diferentes mecanismos. Está desde la simple alcancía que te permite conservar tu dinero en casa hasta la cuenta de ahorros que te ofrece el banco. Porque recuerda que, al ahorrar, no tienes más propósito que acumular.

El significado de invertir es diferente. Esta palabra se refiere al acto de emplear un monto de dinero en un producto financiero, un negocio o un proyecto con un objetivo específico. Este es obtener alguna ganancia.

Por eso, el abanico de posibilidades se amplía cuando se habla de invertir, ya que no existe una sola forma de generar ganancias. Las inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York y en finca raíz o real estate también se incluyen en este grupo.

Así que, para resumir, lo que diferencia el ahorrar del invertir no solo es la forma como puedes hacerlo. También radica en el propósito que te trazas cuando te hayas frente a alguna de las dos actividades.

¿Cuál Es La Mejor Opción: Ahorrar O Invertir?

Por lo anterior, no es que ahorrar sea mejor que invertir o viceversa. Cada una de estas modalidades te ofrece ventajas y desventajas que debes analizar de acuerdo con tus propios propósitos.

Sin embargo, a grandes rasgos, resulta mejor invertir que ahorrar por una sola razón. Y es que al ahorrar solo acumulas dinero, pero no generas ganancias. En cambio, al invertir puedes generar ganancias con el mismo monto de dinero.

Pero no solo eso. Invertir también te permite lograr que esas ganancias sean exponenciales en el tiempo. Es decir que, entre más y mejor inviertas, tu capital puede ir creciendo de forma paralela o correspondiente.

Esto se debe al interés compuesto. Es decir, a la posibilidad de invertir, generar una ganancia y luego reinvertirla. Así, en la medida en que inviertes cada vez más dinero, puedes generar aún más ganancias.

Pero no nos digamos mentiras. Ahorrar o invertir, necesariamente, tienen que convivir. Ninguno puede subsistir sin el otro. Ya verás a que se debe esta importante interdependencia.

¿Cuándo Es Mejor Ahorrar?

Nunca es tarde para ahorrar o invertir

Nunca es tarde para ahorrar o invertir – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Decimos que ahorrar e invertir siempre van de la mano por una sola razón. Para invertir necesitas dinero. Y, en la mayoría de los casos, la mejor manera de conseguir por lo menos un capital inicial es ahorrando.

Para explicarlo mejor, veamos este ejemplo. Supongamos que quieres invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York. Pero necesitas por lo menos US$5.000. De esa forma, puedes dejar US$2.500 en tu cuenta de bróker e invertir el otro 50% del monto inicial.

Pero resulta que no tienes ingresos suficientes como para sacar los US$5.000 de tu bolsillo. Entonces, ¿qué debes hacer? La respuesta es acumular o, dicho de otro modo, ahorrar dinero. Así, en cierto tiempo puedes tener el monto que necesitas para invertir.

Veamos otro ejemplo más cotidiano. En cierto punto del año debes asumir ciertas responsabilidades como pagar el seguro y la revisión mecánica de tu auto. Pero no quieres que ese gasto te tome por sorpresa.

Entonces, todos los meses separas un porcentaje de tus ingresos para cubrir ese gasto. Como no pretendes, necesariamente, generar una ganancia con ese dinero, puedes simplemente ahorrarlo.

¿Cómo Ahorrar Para Invertir?

Como se dijo antes, la historia es otra cuando lo que se quiere no es ahorrar, sino ahorrar para invertir. Porque invertir no tiene que ver solamente con el dinero. Por el contrario, es una estrategia de vida.

Lo que quiero decir es que un inversionista es una persona integral. En otras palabras, tiene una mentalidad ganadora, unas emociones controladas y un conocimiento técnico que ya ha probado en la práctica.

En ese sentido, su estrategia financiera debe estar alineada con lo que piensa, siente y sabe. Por lo mismo, su estrategia de ahorro debe ser mucho más consciente y consistente que la de alguien que solo quiere acumular dinero para comprar el mejor disfraz para Halloween.

Afortunadamente, en el mercado existen múltiples alternativas que se pueden explorar con el fin de ahorrar para invertir. Lo importante es analizar sus fortalezas y debilidades a partir del objetivo de ahorro que se quiere lograr.

En suma, esto significa reconocer cuál resulta más conveniente, por un lado. Y por el otro, adquirir un compromiso con uno mismo que le permita llevar esa estrategia de ahorro a la práctica sin excusas.

¿En Qué Ahorrar Para Invertir?

Para ahorrar o invertir hay múltiples caminos

Para ahorrar o invertir hay múltiples caminos – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Cuando lo que se quiere no es ahorrar o invertir, sino ahorrar para invertir, puedes:

Dejar tu dinero en una cuenta de ahorros. Así estará seguro en el banco el tiempo que sea necesario. No obstante, ten presente que por estas cuentas generalmente te cobran una comisión o cuenta de manejo. Analiza si es conveniente pagarla.

Poner tu dinero en un depósito a término. La ventaja de estos es que no te permiten retirar el dinero dentro del plazo pactado. Así, corres menores riesgos de sacarlo para gastarlo en cosas superfluas.

Abrir una fiducia (que administra los bienes). Estas están entre la cuenta de ahorros y el depósito a término porque puedes retirar el dinero cuando prefieras. Al mismo tiempo, puedes generar ciertas ganancias, lo que no te ofrece la cuenta de ahorros.

Independientemente de la modalidad que elijas, lo importante es que te comprometas con esa estrategia. Es decir que, si te comprometes a ahorrar un monto de dinero mensual, por ejemplo, realmente lo hagas.

Muchos le echan la culpa de sus fracasos financieros a los bancos. Pero déjame decirte algo. El banco no tiene nada que ver con si tú consignas o retiras dinero. La responsabilidad del manejo de este solo te corresponde a ti.

Ahorrar o invertir: Algunos Ejemplos

Para explicar mejor todo lo anterior, veamos algunos ejemplos. En Colombia, por manejar una cuenta de ahorros estándar, los bancos cobran algo así como US$4 mensuales. Es decir, US$48 al año.

La pregunta es: ¿estás dispuesto a cederle esos US$48 al banco (perderlos)? Si la respuesta es que sí, está bien, las cuentas de ahorro son para ti. Especialmente, si manejas montos de dinero altos frente a los cuales los US$48 anuales no son gran cosa.

Pero si quieres optimizar esos gastos asociados al manejo de tu dinero, entonces, mejor revisa otras alternativas. Los depósitos a término o las fiducias pueden ser una buena alternativa para ahorrar.

No es que te ofrezcan ganancias millonarias, pero al menos no te exigen el pago de cuotas de manejo. Por consiguiente, tu dinero está seguro y puedes obtener cierta rentabilidad. Algo que, definitivamente, no encuentras en las cuentas de ahorro.

El punto es que, si logras esa meta de ahorrar dinero, también estarás logrando otro objetivo. Este es poder acumular la suficiente cantidad de dinero como para luego invertirlo en lo que prefieras. Y ahí sí empezar a generar ganancias exponenciales.

No olvides esto sobre ahorrar e invertir

No olvides esto sobre ahorrar e invertir – Hyenuk Chu

Mentalidad Y Emociones A Prueba

Ahora, detente un momento porque ese proceso no es tan sencillo como parece. Y no me refiero a que los bancos o los brókers te pongan obstáculos. Me refiero a que existe un enemigo que siempre intentará sabotearte.

Este es tu propia mente. Entonces, no te sorprendas si estás ahorrando para invertir, pero un día decides gastarte ese dinero en algo más porque “la vida es para gozarla”. O porque “la vida es ahora”.

Todos los inversionistas nos hemos visto en esas encrucijadas. Y nos hemos preguntado si acaso no es mejor gastar nuestro dinero ahora que pensar en el futuro. El pensamiento sobre gastarlo ahora nos ha tentado.

Pero solo hemos podido salir de la duda los que no solo nos hemos preocupado por el dinero, sino por nuestra mentalidad y emociones. Gracias a esto hemos podido controlar esos pensamientos compulsivos y seguir adelante con nuestros planes financieros.

Es clave que siempre tengas presente esto. El banco no tiene la culpa de que no tengas dinero. Tú tienes la facultad de elegir siempre lo que resulte mejor para tus propias finanzas. Y, además, esta es únicamente tu responsabilidad.

Importancia De Los Hábitos

Pero ¿cómo lograr esa maestría sobre el dinero? La clave está en construir hábitos. Si tienes el hábito de gastar dinero, entonces nunca llegarás a acumularlo para invertir ni para lograr otros propósitos.

En cambio, si construyes hábitos de ahorro e inversión constantes, entonces los resultados se verán reflejados en tu propia economía. Por lo tanto, el llamado es a que dejes los hábitos negativos y construyas hábitos positivos en torno al dinero.

Para empezar, pregúntate cómo son tus finanzas hoy y qué podrías mejorar. Luego, analiza todas las alternativas que te brinda el mercado para que puedas dar el paso de ahorrar o ir acumulando capital.

Y, cuando estés listo, evalúa entre todas las alternativas de inversión las que mejor se ajusten a tu perfil. Recuerda que tienes desde la finca raíz hasta las inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Una vez tomada la decisión, enfócate en ella y en lo que conlleva. ¿Necesitas adquirir conocimientos o un mentor? Da pasos en torno a tu meta todos los días porque de pequeños pasos está hecho el camino.

Ahora, comparte lo que piensas:

  1. ¿Cómo ahorras hoy?
  2. ¿Y en qué inviertes? ¿Has pensado en invertir en SPY?
  3. ¿Qué reto encuentras al ahorrar o invertir?
  4. Date una vuelta por mi canal de El Club de Inversionistas.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales.

😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This