Bernard Arnault tiene el toque de Midas. Una característica que, tal vez, le fue heredada al nacer. Especialmente, porque su padre era un exitoso empresario industrial francés. De hecho, ahí tuvo su primera experiencia laboral.

Pero estaba encaminado a un sector diferente al que dominaba su progenitor. Por eso, le sugirió que renunciara a la construcción y les apostara a los servicios inmobiliarios. La idea resultó tan exitosa, que Bernard fue nombrado director de la empresa más adelante.

Sin embargo, la elección en Francia de un presidente socialista lo motivó a mudarse a Estados Unidos. Ahí fundó otra sede de la compañía familiar hasta que se dejó tentar por otros dos sectores. Estos fueron el de las finanzas y el lujo.

Con respecto al primero, empezó adquiriendo una fiduciaria con la fortuna familiar. Una cosa llevó a la otra y, por esa vía, terminó controlando un grupo llamado Boussac que, a su vez, era propietario de Christian Dior. Y de otras marcas de belleza y cuidado personal.

Así se insertó en el mundo de las pasarelas y las modelos. Pero ese no fue su negocio más importante. Él tenía puestos sus ojos en la prestigiosa marca LVMH que, desde entonces, se convirtió en su obsesión.

Bernard Arnault ¿Cómo Se Hizo Millonario?

Del Crack Bursátil A La Fama

Bernard Arnault dirige al grupo LVMH

Bernard Arnault dirige al grupo LVMH – Hyenuk Chu | Foto: modaes.es

En 1987, Moët Hennessy, propietaria de la champaña Moët & Chandon, entre otros, se fusionó con LV. Esta, a su vez, era la sombrilla que albergaba a marcas de lujo como Louis Vuitton y Givenchy.

Por la misma época, se produjo un crack o caída en la Bolsa de Valores. Arnault aprovechó la situación y compró acciones de LVMH. Un grupo en el que, internamente, había varios desencuentros.

Como líder, tomó ventaja de ellos y así se posicionó poco a poco como uno de los principales inversionistas del conglomerado. Gracias a una OPA (Oferta Pública de Acciones), se convirtió en el accionista mayoritario, además de su principal directivo.

Estamos hablando aún de la década de los 80. Desde entonces, LVMH ha tenido un comportamiento creciente. Así también ha sido la fortuna de este empresario, considerado por Forbes como el tercer hombre más rico de 2021.

En la actualidad, se calcula que su fortuna alcanza los US$191.000 millones. Pero ¿en qué la reinvierte para hacerla crecer? ¿Solo le interesa el apasionante y deslumbrante mundo de la moda?

La Riqueza De Bernard Arnault

Básicamente, sí. Después de tantos años, Bernard Arnault continúa siendo el presidente y CEO de LVMH. Desde esa posición, controla el destino de más de 70 marcas entre las que se encuentran algunas de las más lujosas del mundo, como Louis Vuitton.

Gran parte de su estrategia de crecimiento a nivel empresarial, que se refleja en lo personal, ha consistido en un punto específico. Este es adquirir marcas que se ajustan al perfil de su portafolio.

Por ejemplo, en enero de 2021, su grupo compró la marca norteamericana de joyas Tiffany & Co. Esta sola transacción costó US$15.800 millones. Eso la configura como la mayor adquisición de una marca similar que se ha hecho jamás.

En el tercer trimestre de 2021, LVMH reportó un aumento en sus ventas, especialmente en las marcas de los segmentos moda y cuero. Estas, que representan cerca del 50% de las ventas de todo el grupo, aumentaron un 24%.

En lo que respecta a los ingresos, fueron un 38% mayores a los registrados antes de la pandemia. Se trata de datos que confirman su posicionamiento a nivel mundial, bajo la dirección de Arnault.

Hospitalidad De Lujo

Hotel de Belmond, grupo de Bernard Arnault

Hotel de Belmond, grupo de Bernard Arnault – Hyenuk Chu | Foto: Belmond

Sin embargo, el lujo para Bernard Arnault no es solo joyas. No se puede olvidar que su trayectoria laboral empezó en el campo de las obras civiles y la construcción. Por eso, muchos años después de cambiarlas por el lujo, volvió a ellas de alguna manera.

Convirtió a LVMH en una marca que también le apuesta al sector de la hospitalidad, pero con los más altos estándares. Forbes explica que, en 2019, LVMH invirtió US$3.200 millones en el grupo Belmond.

Este maneja 46 hoteles, trenes y cruceros de lujo que brindan experiencias únicas e impactantes. Entre ellos están el Hotel Cipriani de Venecia y el Copacabana Palace, en Río de Janeiro.

Sobre los trenes, llama la atención el Orient Express. Este conserva su estilo antiguo, cuenta con facilidades como tres restaurantes y hace un recorrido de Londres a Venecia, un gusto que no todos pueden darse.

Tras toda una vida de historia, la fama y los ingresos de Belmond siguen intactos. Sus hoteles se cuelan en las listas de los más importantes del mundo. Mientras que, tras el cierre por la pandemia, los trenes y cruceros experimentan una reapertura de sus antiguas rutas.

Arnault En Su Tiempo Libre

Cuando no está trabajando, el piano y el tenis son las prioridades para este millonario. Pero también las obras sociales mediante las cuales busca promover las artes y la cultura entre las audiencias de todas las edades.

En el pasado, por ejemplo, LVMH ha patrocinado importantes exposiciones. Así mismo, ha lanzado concursos para estudiantes que premian a los mejores con becas para que puedan estudiar. También apoya a los estudiantes de música clásica.

Desde 2006, estas iniciativas están concentradas en la Fundación Louis Vuitton. Esta le apuesta a la creación artística actual desde una perspectiva histórica. Busca que el arte y la cultura sean accesibles para todos.

Entre su portafolio se cuentan exposiciones de arte moderno y contemporáneo. Además, presentaciones de obras de su colección, conciertos, performances, conferencias, entre otros.

Esta fundación está ubicada en París, en el Jardín de Aclimatación en el Bois de Boulogne. Se trata de una obra arquitectónica impresionante, con elementos de cristal. Es un sitio obligado para visitar en París.

Frase de Bernard Arnault

Frase de Bernard Arnault – Hyenuk Chu

El Futuro De La Familia Arnault

Al momento, no se conocen los planes de Bernard Arnault con respecto a su retiro. Lo que sí se sabe es que, si los ha formado bien, sus herederos podrán continuar con su legado. De hecho, cuatro de sus cinco hijos llevan algún tiempo trabajando para sus marcas.

El último en unirse a este grupo fue Jean Arnault. Mientras terminaba sus estudios universitarios, ocupó en la compañía algunas posiciones. Pero hace poco fue anunciado que no solo ascenderá en la empresa, sino que lo hará en el cargo de directivo.

Estará al frente del área de marketing y desarrollo para el segmento de relojería. Solo le reportará a la directora global. Se continúa construyendo así la historia de un heredero famoso que, tarde o temprano, se convertirá en un nuevo millonario.

Aquí termina esta entrega de «El toque de Midas». Espero que te haya gustado y que te haya entretenido en este sábado. O que te haya ampliado el panorama más allá de la frivolidad con la que siempre se mira la moda.

El próximo sábado te contaremos otra historia de un millonario por nacimiento, accidente o vocación. ¿Quién será? Te damos una pista. No es norteamericano y es probable que nunca hayas oído su nombre.

Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de esta historia de Bernard Arnault?
  2. ¿Te sentirías a gusto al heredar un millonario negocio?
  3. ¿Qué crees que deben tener en cuenta los padres para dejar sus herencias a sus hijos?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!