Es común que las personas tengamos una obsesión por el dinero. Porque, por un lado, muchos no tienen una educación financiera. Y, por el otro, muchos piensan que el dinero es una meta y no un resultado.

Por eso, cuando le preguntamos a alguien cuál es su meta, es común que nos digan “tener un millón de dólares”. Y no es que eso esté mal. Todos tenemos derecho a tener un millón de dólares.

El punto es que ese dinero debe ser el resultado de algo que hagamos nosotros. De nuestro trabajo. Del tiempo que invertimos en adquirir conocimientos para tener más dinero o para manejarlo mejor. O de lo que hagamos para conseguirlo.

Pero hay un problema en torno al dinero. Y es que aparte de que lo consideramos como meta, esperamos conseguirlo porque sí. No pensamos en que sería mejor si lo conseguimos ayudando a que alguien más alcance sus metas o su bienestar.

Obsesión Por El Dinero: Una Vida Sin Propósito

La obsesión por el dinero te conduce al fracaso.

La obsesión por el dinero te conduce al fracaso.

Te voy a dar un ejemplo de lo que quiero decir. Porque, además, pasa en la vida real. Los médicos que solo buscan cumplir su turno para obtener un cheque mensual, están obsesionados por el dinero.

En cambio, los médicos que trabajan horas extra por ayudar a un enfermo, obtienen el dinero como resultado de su trabajo. Sin que para ellos haya sido una obsesión conseguirlo. ¿Comprendes la diferencia?

A ese punto quisiera que todos nosotros llegáramos. A considerar al dinero como un resultado de lo que hacemos. Y no como una simple meta que nos proponemos cumplir al final de cada mes.

Pero hay algo más extraordinario acerca de esto. Y es que todos y cada uno de nosotros podemos lograr que el dinero sea un resultado en nuestra vida y no nuestra meta. Sin importar lo que hagamos o el trabajo que desempeñemos.

La Envidia Alimenta La Obsesión Por El Dinero

De alguna manera entiendo que a veces tengamos una concepción errada acerca del dinero. Porque estamos expuestos a muchas influencias que alimentan esa idea incorrecta sobre él.

La publicidad, por ejemplo, nos muestra siempre vidas “perfectas”. Y nosotros creemos que podemos llegar a ser así. Por eso convertimos al dinero en una meta. Para poder ser o comprar lo que vemos en los comerciales de televisión.

Por otro lado, hay coaches o expertos en finanzas que nos hacen entrar en el mismo juego. Y nos muestran fotos de sus viajes por el mundo, que generalmente son de trabajo, para vendernos sus productos.

Y lo peor es que lo único que logran es que nos endeudemos. Para adquirir eso que ni siquiera soñamos ni necesitamos. Es por eso que debemos hacer varias tareas con el fin de dejar de obsesionarnos por el dinero.

Cambia Tu “Chip” Sobre El Dinero

Para no obsesionarte con el dinero cambia de mentalidad.

Para no obsesionarte con el dinero cambia de mentalidad.

Para que dejes de obsesionarte por el dinero, y lo consideres un resultado y no una meta, debes cambiar tu perspectiva sobre él. Y entender que el dinero llega a quienes viven una vida con un propósito.

Por eso, cuando dices “quiero ser cochinamente millonario como Hyenuk”, puede que el dinero tarde en llegar. Porque quieres tenerlo a como dé lugar. Y no como un resultado de tu propósito de vida.

La situación cambia cuando haces lo que quieres y eres feliz haciéndolo. O cuando, aunque tienes que hacer algo que no te gusta, eres feliz haciéndolo. Porque así le das sentido a tu vida. Y atraes el dinero hacia ti. Porque deja de ser tu meta.

Entonces, te propongo algo y es que antes de decir cuánto dinero quieres tener te preguntes a quién estás beneficiando, ayudando o apoyando. Así es que empezarás a recorrer el camino para llegar a tus metas financieras.

El Dinero Es Un Recurso Ilimitado

También creo que es importante que tengas en cuenta algo más. Y es que el dinero llegará a ti entre mejor hagas las cosas. Y por eso, debes considerarlo como una forma de poder hacer más y no solo tener más.

Si te ganas un millón de dólares y quieres comprarte una mansión, está bien. Pero, ¿qué tal si te dedicas a divulgar tus conocimientos, a viajar por el mundo y tener grandes experiencias?

Seguramente, eso será más transformador para ti que todas las propiedades que puedas comprar. Lo que quiero decirte es que ganes más dinero, pero haciendo cosas y para hacer más cosas.

De esta forma se te quitará el dolor de cabeza de pensar en cuánto dinero quieres tener. Y empezarás a hacer lo que haces mucho mejor. Entonces, no solo el dinero llegará, sino que realmente lo disfrutarás.

Lo que alimenta la obsesión por el dinero.

Lo que alimenta la obsesión por el dinero.

Ponle Fin A Tu Obsesión Por El Dinero

Generalmente, esperemos a fin de año para ponernos nuevas metas. Pero nunca es tarde para renovarlas. Por eso te sugiero algo y es que evalúes si crees que en tu vida estás cumpliendo tu propósito.

Si lo estás haciendo, continúa. Si no, actúa. Y busca ese nuevo empleo. Emprende ese negocio que quieres. Aprende a invertir en la Bolsa. Enseña ese idioma que sabes. Tú sabes mejor que yo cuál es tu propósito. Solo así llegarás a tener el dinero que esperas.

Para ayudarte, te dejo estas preguntas:

  1. ¿Cuál es tu propósito de vida?
  2. ¿Crees que estás cumpliendo tu propósito de vida?
  3. Si no, ¿qué te detiene para hacerlo?
  4. ¿Cómo puedes cambiar esa situación?
  5. Para ti, ¿qué relación tienen el dinero y tu propósito de vida?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This