¿Cuánto ahorrar? Dime Qué Tanto Ahorras Y Te Diré Qué Tan Rico Serás – Hyenuk Chu

¿Cuánto ahorrar? Dime Qué Tanto Ahorras Y Te Diré Qué Tan Rico Serás – Hyenuk Chu

Cuánto ahorrar es la pregunta obligada que nos hacemos cuando tenemos dinero en nuestras manos. Esa duda nos asalta cuando no tenemos excedentes de dinero o cuando sí contamos con ellos.

Resolverla es clave porque siempre se ahorra con diversos propósitos. Pero uno de los más importantes debería ser el lograr generar una riqueza. Es decir, no solo ahorrar para comprar algo en algunos meses.

Sino ahorrar con el objetivo de invertir ese dinero, de manera que genere una rentabilidad. Especialmente, si se tiene en cuenta que los ahorros por sí solos no lo hacen. No importa en dónde se tenga ahorrado el dinero.

Esta también es una época propicia para pensar en este tema, pues es una parte fundamental de nuestro presupuesto personal. Pero ¿cómo organizarnos o estructurar nuestra estrategia de ahorro?

Ten presentes estos tres factores que te ayudarán a saber cómo clasificar tu dinero. Y a hacerlo según el propósito que quieras cumplir con él, porque un ahorro puede ayudarte a cumplir múltiples objetivos.

Cuánto Ahorrar A Largo Plazo… ¿Te Daría USD$1 Millón?

¿Cuánto Y Cómo Ahorrar A Corto Plazo?

El cuánto ahorrar lo determinan los objetivos que tienes

El cuánto ahorrar lo determinan los objetivos que tienes – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

En primer lugar, hablemos del ahorro a corto plazo. Este es el que se debería hacer para cubrir gastos un poco más inmediatos que otros, ya sean esenciales o no. Porque recuerda que todos tenemos diferentes necesidades y expectativas económicas.

Algunos de estos gastos pueden ser el paseo familiar que se quiere hacer durante el próximo feriado. O reemplazar los muebles de la sala, que ya son antiguos, están deteriorados y exigen un cambio.

Si estas son las motivaciones, es clave separar este dinero hasta que se cumpla el plan. Y no utilizarlo en otras actividades, a menos que sea estrictamente necesario. Pues, de lo contrario, esos planes pueden mandarse por la borda.

En este caso, lo importante es la conciencia detrás del ahorro. Muchos ahorran, pero luego les da pesar gastar el dinero. En cambio, cuando se tiene la conciencia correcta, el dinero ahorrado se gasta con la satisfacción de que está cumpliendo el propósito para el cual fue ahorrado.

Así que la tarea aquí es de doble vía. En primer lugar, es clave ahorrar de verdad. Nadie lo hará por nosotros. Y, en segundo lugar, tener esa visión correcta, según cada caso particular, con respecto a lo que se quiere hacer con ese ahorro.

Ahorro A Mediano Plazo

En segundo lugar, tenemos la posibilidad de ahorrar a mediano plazo. Esto incluye reservar un dinero para cumplir metas como las próximas vacaciones, comprar un auto o realizar gastos mayores a los típicos diarios.

Como se trata de un ahorro que se va a hacer durante un tiempo más largo, se debe procurar algo. Esto es generar al menos una rentabilidad mínima durante ese periodo. Un fin que se puede lograr al aprovechar las ventajas del interés compuesto.

Para lo anterior, existen en el mercado diversas alternativas. Los depósitos a término o los fondos de inversión cumplen esa función. Mantienen a salvo tu dinero por un periodo estipulado. Y al final te entregan ese capital inicial más un porcentaje de ganancia.

Sin embargo, las personas que tienen un perfil de riesgo más alto, aparte de la experiencia y el conocimiento, pueden optar por invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York. Así, durante seis meses, por ejemplo, pueden ejecutar una estrategia de inversiones consistente.

Y, al final de este periodo, usar las ganancias generadas o un porcentaje de ellas para cumplir una meta en específico. No hay que olvidar que los verdaderos inversionistas tienen ganancias pequeñas a lo lago del tiempo en vez de una sola ganancia una vez.

Cuánto Ahorrar: Hazlo A Largo Plazo

¿Cuánto ahorrar? Lo suficiente como para ganar intereses

¿Cuánto ahorrar? Lo suficiente como para ganar intereses – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

La tercera alternativa es ahorrar a largo plazo. En este caso, casi siempre el objetivo de los ahorradores es construir una riqueza o un patrimonio. Para esto, deben destinar sumas de dinero de forma frecuente a este propósito.

Pero, tal como ocurre en los dos casos anteriores, el ahorro solo cumple la mitad de la función. Porque ayuda a mantener el dinero seguro y apartado del dinero de los gastos, para evitar tentaciones.

Pero ese ahorro, en la mayoría de los casos, no genera rentabilidad. Y esto hace que, de alguna manera, pierda valor en el tiempo. Porque mientras que crecen indicadores como la inflación, por ejemplo, ese dinero no crece.

Ahí es cuando cobra importancia la estrategia de invertir y no solo ahorrar. Pues al invertir sí se genera una rentabilidad. Es decir, que el dinero crece a medida que pasa el tiempo y así sí se puede construir una riqueza.

El tiempo es clave en esta ecuación, pues a mayor tiempo hay mayores probabilidades de que el dinero genere rentabilidad. Y así se pueda construir un patrimonio que se pueda disfrutar más allá de las necesidades económicas diarias.

¿En Dónde Y Cuánto Ahorrar?

En ese sentido, la pregunta que surge es ¿en dónde ahorrar? ¿Es mejor el banco o la alcancía? ¿Es más acertado tener cuentas separadas para cada propósito o una sola para todo el ahorro?

Creo que eso depende del nivel de organización y compromiso de cada persona. Algunas tienen una sola cuenta o fondo de ahorros. Ahí colocan el dinero destinado a diferentes propósitos. Pero, como son organizadas, saben cuánto se puede gastar en qué.

A otras personas lo anterior se les dificulta. Entonces, prefieren tener diferentes cuentas o fondos para diversos propósitos. De esta forma no solo tienen más claros sus balances, sino que evitan gastar el dinero destino a algo en algo más.

Así mismo, algunos prefieren la alcancía y otros el banco. Es posible que la alcancía sirva cuando se quiere ahorrar una suma de dinero no tan alta y a corto plazo. Pero, si lo que se quiere es ahorrar a mediano o largo plazo o construir riqueza, definitivamente existen otros mecanismos.

Esto debe definirlo cada quién con base en esos criterios. ¿Es el ahorro a corto, mediano o largo plazo? ¿Es la meta obtener rentabilidad mientras se ahorra o solo acumular una suma de dinero?

Dato útil sobre cuánto ahorrar

Dato útil sobre cuánto ahorrar – Hyenuk Chu

La Mentalidad Es La Clave

Finalmente, aquí quisiera llamar la atención sobre la mentalidad de los ahorradores e inversionistas. Algunos piensan que ahorrar poco no es útil o ni siquiera se preocupan por hacerlo de forma consistente.

Pero ahorrar debería ser una prioridad, así los ingresos no sean tan altos. Se trata de la única forma en la que se puede construir riqueza y eso debería bastar para adoptar esta buena práctica financiera.

Construir riqueza, a su vez, tiene múltiples significados. Para unos puede ser comprar la casa de sus sueños. O tener cómo mantener una vida sin preocupaciones al retirarse. El punto es que esos planes no se logran de la noche a la mañana.

Se requiere de concebirlos y trabajar por ellos. Y en esto está incluida la necesidad de ahorrar y hacer crecer el dinero. Por eso, más allá de que empieces a ahorrar porque yo lo digo, te hago otra invitación.

Analiza cómo está tu mentalidad con respecto al dinero. Si tienes una mentalidad de pobreza, empieza a trabajar por ahí porque si conservas esa mentalidad la riqueza nunca llegará a ti. Si ya eres “amigo” del dinero, entonces ahorra e invierte para construir tu patrimonio soñado. Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Sueles ahorrar a corto, mediano o largo plazo?
  2. ¿En dónde ahorras?
  3. ¿Con qué propósito ahorras?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

Gastos: La Bendición O La Perdición Para Tus Finanzas Personales – Hyenuk Chu

Gastos: La Bendición O La Perdición Para Tus Finanzas Personales – Hyenuk Chu

Los gastos son un eslabón fundamental de las finanzas personales. Se refieren al dinero que sale de las cuentas de una persona. Y pueden ser la bendición o la perdición para su economía personal.

Son una bendición porque, gracias a ellos, se pueden suplir las necesidades básicas. Entre ellas están la de la vivienda, la alimentación, la educación, el vestido y el pago de los servicios públicos. Es decir, lo que primero necesitamos para contar con bienestar.

Pero pueden ser una perdición en términos económicos cuando no se gestionan de forma inteligente o acertada. Porque, entonces, el dinero no solo se va en esas necesidades básicas, sino en la adquisición de productos o servicios no esenciales.

Muchos de estos últimos, además, terminan pagándose a crédito, lo que alimenta la “maldición” de los gastos. Pero no se trata de que veamos el tema desde una perspectiva tan oscura o negativa.

Se trata de que aproveches esta época del año para planear el curso que deberán tomar tus finanzas, si no lo has hecho. Pero antes ten en cuenta esto, que te ayudará a saber cómo administrar esos gastos.

Elimina Los Gastos Superfluos De La Tarjeta De Crédito Este 2022

Tipos De Gastos

Pagar la hipoteca es un ejemplo de gastos fijos

Pagar la hipoteca es un ejemplo de gastos fijos – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Tal como lo explicamos en el post dedicado a los ingresos, estos se pueden clasificar en tres tipos. Igualmente, los gastos se pueden dividir en grupos principales que son los fijos, los variables, los ocasionales y los imprevistos:

Los gastos fijos son los que siempre tienes que hacer de forma recurrente y por el mismo monto. Entre ellos está el pago de la hipoteca, del arriendo o de la matrícula en el colegio o la universidad de tus hijos.

Los gastos variables son los que realizas de forma recurrente, pero no necesariamente por el mismo monto. Por ejemplo, puede que este mes el recibo de la luz te llegue por una cifra. Sin embargo, es posible que esta suba o baje para el próximo mes.

Los gastos ocasionales son los que no realizas ni de forma recurrente ni por el mismo monto, necesariamente. A este grupo pertenecen los que realizas anualmente, como la compra de la licencia de software de Microsoft o una cena en un restaurante.

Finalmente, están los gastos imprevistos. Estos son los que no planeaste que debías hacer, pero que de pronto tienes que hacer. Un caso es la reparación de una tubería en tu casa y otro, llevar tu carro a que le arreglen una falla mecánica.

Pagar Deudas Está Entre Los Gastos

Aparte de lo anterior, entre los gastos debes considerar las deudas. Básicamente, porque se trata de una salida de dinero. Es decir, de un dinero que deberás destinar para pagarlas y que no podrás usar para otros propósitos.

Enero es el mejor mes para evaluar cómo están tus deudas por dos razones. La primera es que, seguramente, gastaste un poco de más en diciembre. Entonces, habiendo pasado la temporada de vacaciones, puedes sentarte y analizar cómo está tu situación financiera.

La segunda es que, como está empezando el año, puedes aprovechar para trazarte metas para ese año. La idea es que sean metas realistas y que se puedan cumplir. Porque sé que no te gustaría estar en una situación en la que muchos se encuentran.

Y es llegar al próximo diciembre todavía con las deudas de la Navidad o de las vacaciones pasadas. Pero, como te explico, eso requiere de análisis y planeación. Porque, si no lo haces, te encontrarás en una situación incómoda.

O, dicho de otro modo, te hallarás a lo largo del año en la necesidad de pagar tus deudas. Pero, al mismo tiempo, en la imposibilidad de pagarlas porque no supiste planear a tiempo cómo responder ante esa obligación.

El Presupuesto

Gestionar tus gastos incluye tener un presupuesto

Gestionar tus gastos incluye tener un presupuesto – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Lo anterior parece teoría financiera complicada, pero es más sencillo de lo que parece. Aquí volvemos a mencionar un recurso del que siempre hablamos, pero que es necesario poner en práctica.

Se trata del presupuesto. Tómate el tiempo para analizar cómo están tus ingresos y gastos. Proyecta, además, si es posible que vayas a obtener alguna ganancia extra fija a lo largo del año. Pon toda esta información sobre la mesa.

Prioriza los gastos esenciales, pero no cometas el error de dejar el pago de tus deudas para última hora. Porque, si lo haces, te verás en algún momento con la preocupación de no contar con ese dinero.

Mejor dicho, después de los gastos esenciales, dale el lugar que se merece al pago de las deudas. Y, hablando de los ingresos, haz lo mismo con el ahorro. Esto es lo que hace que un presupuesto sea realmente efectivo.

Porque solo de esta manera se “atacan” todos los frentes que hacen que la economía personal sea sana y conveniente para ti. Así que no observes la tarea del presupuesto con desgano. De ella depende si tu situación financiera te dará alegría o tristeza durante este año.

¿Cómo Planear Los Gastos?

Una vez establecidos los gastos, tienes diferentes formas de prepararte para cuando llegue el momento de efectuarlos. Esto depende de la estrategia de cada quién, pero puedes seguir alguna de las siguientes fórmulas:

La alcancía: este método no te genera rendimientos. Sin embargo, te puede ayudar a separar el dinero que requieres para realizar un gasto, sin temor a gastártelo. Así puedes ahorrar para pagar el seguro del auto o, incluso, los regalos de la próxima Navidad.

La cuenta de ahorros: en realidad, cumple la misma función de la alcancía, porque no te paga intereses (o te paga muy poco). Pero también te ayuda a mantener el dinero en un lugar seguro mientras llega el momento de gastarlo.

Fondos de inversión: con respecto a los dos anteriores, te brinda la ventaja de recibir mejores intereses mientras ahorras dinero. Y de sacarlo cuando lo necesites disponible. Pero ten en cuenta que la rentabilidad se puede ver afectada por la inflación, que a veces te ponen candados en el retiro de tu dinero y a veces te exigen montos mínimos de apertura.

Inversiones: existe otro tipo de inversiones, como las que se hacen en la Bolsa de Valores, donde puedes colocar tu dinero. Pero ten en cuenta que estas son más riesgosas, así que no inviertas ahí dinero que puede ser vital para ti.

Frase sobre los gastos

Frase sobre los gastos – Hyenuk Chu

Se Requiere Tu Compromiso

Finalmente, ten presente esto. Muchas personas desconfían del presupuesto. O dicen que no lo hacen porque nunca lo cumplen. Lo que queda revelado ahí es que el problema no es el presupuesto. Ni si lo haces en Excel o en una hoja de papel.

El problema es que a veces sí se hace ese archivo o esa tabla de ingresos y gastos. Pero las personas no tienen la suficiente voluntad como para cumplirlo. Entonces, al final falta y dinero y se agrandan las deudas.

Si no quieres estar en esa situación, haz el presupuesto con la conciencia de que te ayudará a organizar tus finanzas. Además, te será útil para saber cómo y cuándo gastar el dinero que, entre otras cosas, no es tan fácil de conseguir.

Un consejo útil es hacer un seguimiento diario, semanal o mensual del presupuesto. Adicionalmente, revisarlo cada tres meses, como hacen las empresas, que presentan earnings cada trimestre.

Así puedes reorganizarte si aumentan o disminuyen tanto los ingresos como los gastos. Pero hacerlo con la finalidad de que sepas qué estás haciendo con el dinero que recibes y cumplir así con tus responsabilidades financieras.

Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Ya elaboraste tu presupuesto para este año?
  2. ¿Cómo están tus gastos en relación con tus ingresos?
  3. Cuándo haces un presupuesto, ¿realmente lo cumples?
  4. Sinceramente, ¿hiciste tu presupuesto 2022?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

Ingresos Personales: Prográmate Para Este Nuevo Año – Hyenuk Chu

Ingresos Personales: Prográmate Para Este Nuevo Año – Hyenuk Chu

Los ingresos personales, como su nombre lo indica, se refieren al dinero que recibe o que le “entra” a una persona. Usualmente, para determinar a cuánto ascienden, se analizan esos movimientos financieros durante un periodo de un mes.

Analizar esta variable de las finanzas personales es clave. Básicamente, porque no es posible ahorrar o invertir sin haber ganado dinero primero. En este sentido, cabe tener en cuenta que existen varios tipos de ingresos.

Y que una persona puede aprovechar las ventajas que le brinda uno solo o varios de ellos. Sin embargo, los verdaderos inversionistas son los que aprovechan las ventajas de múltiples vehículos de inversión.

Como consecuencia, aprovechan también el hecho de poder obtener diferentes tipos de ingresos. Eso es lo que los diferencia de quienes realizan otro tipo de manejo de sus finanzas personales.

Conocer estas variaciones es clave no solo por cultura general. También lo es porque te ayuda a planificar el manejo de tu dinero. Y así lograr obtener excedentes que, además, te faciliten ahorrar o invertir.

[Video] Este 2022: Nunca Darse Por Vencido

Gastos Fijos E Ingresos Personales

Los ingresos personales tienen que ver con tus gastos fijos

Los ingresos personales tienen que ver con tus gastos fijos – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Los ingresos personales más comunes son los ingresos fijos. Es decir, los que se reciben de forma periódica. Usualmente, estos ingresos también son siempre iguales, a no ser que ocurran excepciones.

Hacen parte de ellos los salarios, pues se trata de un dinero que entra a las cuentas personales cada dos semanas o cada mes. Y, así mismo, la cifra que reciben cada 30 días las personas retiradas.

Igualmente, entra en este grupo el dinero que se recibe por el arrendamiento de inmuebles. Este ingreso cumple con la misma condición de los anteriores. Se recibe la misma cifra cada cierto tiempo.

Sin embargo, no deja de ser paradójico que se le llame ingresos fijos por una razón. ¿Crees que tienes asegurado tu puesto de trabajo y, por ende, tus ingresos? ¿Estás seguro de que en tu país alcanzará el dinero para pagarles siempre a todos los retirados?

No, ¿verdad? Pero bueno, digamos que esa es otra discusión. El caso es que es positivo tener ingresos fijos. De esta forma, no tienes que preocuparte por suplir tus necesidades básicas ni las que van más allá de eso.

Ingresos Variables

El segundo grupo de ingresos personales es el de los ingresos variables. Estos se refieren al dinero que ganas, sin que se trate siempre de la misma suma. También es un dinero que puedes obtener en diferentes periodos de tiempo.

El ejemplo más concreto es el de las comisiones que se pagan a ciertos trabajadores. Si durante un mes cumplen sus objetivos, reciben una suma de dinero extra. Pero, si al siguiente mes no los cumplen, dejan de recibir ese dinero.

Así mismo, son ingresos variables las utilidades que se obtienen por las inversiones. Porque es probable que, durante un mes, una persona registre varias operaciones ganadoras en términos económicos.

Y que, al mes siguiente, debido a su estrategia, el mercado o factores externos a él, las ganancias no sean las mismas. Tener estos ingresos, por lo tanto, resulta igual de valioso. Se trata de dinero que debería destinarse al ahorro o la reinversión.

Sobre todo, porque, en teoría, los ingresos fijos son los que deberían destinarse a suplir las necesidades básicas. Mientras tanto, los variables deberían destinarse a propósitos que vayan más allá de simplemente gastarlos.

Ingresos Personales: Los Ocasionales

Las ganancias ocasionales también son ingresos personales

Las ganancias ocasionales también son ingresos personales – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Al tercer grupo de ingresos personales se le denomina ocasionales. Existen diferencias con respecto a la definición de este término, pues suele confundirse con el de los ingresos variables.

No obstante, los definiremos como ingresos que no son fijos. Pero tampoco son variables porque puede que ocurran, pero puede que no. Los variables es probable que ocurran, aunque no siempre sean iguales.

Entonces, podríamos decir que un ingreso ocasional es el premio mayor de la lotería. O, incluso, un trabajo extra que se realizó una única vez en el año por el cual se obtuvo una ganancia monetaria.

Estos ingresos guardan una relación con los variables y es la explicada anteriormente. Deberían destinarse a propósitos específicos e importantes. Para cubrir las necesidades están los gastos fijos.

Aunque, en realidad, suele ocurrir todo lo contrario. Esto es que las personas no planifican acertadamente lo que harán cuando reciban este dinero. Entonces, al tenerlos en las manos, lo gastan antes que ahorrarlo o invertirlo.

Tu Estrategia Para 2022

Tras aclarar lo anterior, lo importante ahora es que analices en qué posición estás tú. Es decir, si cuentas con los tres tipos de ingresos o si, como la mayoría de las personas, solo tienes ingresos fijos.

Esto te dará una pista para saber si estás dependiendo mucho de tu salario, por ejemplo. O si te estás dedicando a gastar y tal vez ahorrar dinero, pero muy poco a invertir con el fin de ganar utilidades.

Con esas dudas claras, entonces sí puedes analizar de qué forma es posible empezar a obtener también ingresos tanto variables como ocasionales. Te darás cuenta de que, generalmente, existen dos vías para generar esos ingresos.

Una es trabajando en negocios personales, por mencionar un caso. Y la otra es invirtiendo en real estate, para obtener un ingreso fijo por los arrendamientos mensuales, por ejemplo.

O invirtiendo en mercados como la Bolsa de Valores de Nueva York. Un mercado en el que puedes obtener ingresos variables en monto y periodicidad, pero con una alta probabilidad de que sean fijos por lo menos en cuanto a periodicidad. Esto último, si aprendes a operar como todo un experto.

Ten presente esto sobre los ingresos personales

Ten presente esto sobre los ingresos personales – Hyenuk Chu

Tus Ingresos Personales

Ya empezó el 2022. Un año en el que se espera que se consolide la recuperación económica, por un lado. Pero con amenazas a la estabilidad financiera personal y de los países, como la inflación.

Por eso, pon atención a tus finanzas personales y dedícales el tiempo que sea necesario. Solo de esta forma lograrás hacer una planeación que, de verdad, tienda a ayudarte a cumplir tus metas económicas.

No olvides que empezar esta evaluación por tus ingresos es clave. Pero que, a medida que lo haces, el tema va adquiriendo un poco más de complejidad. Pero no debes preocuparte por eso.

Aquí estamos para apoyarte al brindarte información de valor sobre las mejores metodologías para transitar por esa ruta. Así que tú pon el ánimo y la práctica, que nosotros te ayudamos con el conocimiento.

Espero que esta primera entrega sobre ingresos personales del año te sea útil. La próxima semana encontrarás aquí un artículo sobre cómo gestionar mejor tus gastos. Y así sucesivamente, hasta que tengas la fórmula completa del éxito financiero personal.

Ahora comparte tu opinión:

  1. ¿Qué porcentaje de tus ingresos es fijo, variable y ocasional?
  2. ¿De qué forma crees que puedes subir el porcentaje más bajo para lograr un equilibrio entre los tres?
  3. ¿Qué haces con tus ingresos variables y ocasionales?
  4. ¿Te gustaría que habláramos de esto y más en SHIFT?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

Propósitos De Año Nuevo: No Te Estreses, Sé Práctico – Hyenuk Chu

Los propósitos de año nuevo son un tema obligado por estos días. Aunque establecerlos debería ser una actividad emocionante, a muchos les causa estrés. Sobre todo, cuando miran hacia atrás.

Y se dan cuenta de que lo que se propusieron un año antes no lo cumplieron. O lo cumplieron a medias. No los juzgo. Reconocer que no cumplimos una meta por decisión propia suele ser decepcionante.

Sin embargo, existen diferentes mecanismos para establecer metas como las financieras y vías para que cumplirlas no se convierta en una tarea imposible. De este tema estaremos hablando varias veces durante enero.

Pero, por ahora, quiero compartirte la información sobre una técnica que descubrí hace poco. Una técnica que puede ayudarte entre hoy y mañana a organizar tus pensamientos con respecto a lo que quieres.

Como te explico, más adelante encontrarás aquí más herramientas para ir materializando esos deseos poco a poco. Ahora, empecemos por el principio: ¿cómo vencer la procrastinación?

Combate La Procrastinación

Para cumplir los propósitos de año nuevo, sé constante en el tiempo

Para cumplir los propósitos de año nuevo, sé constante en el tiempo – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Las personas solemos proponernos metas a largo plazo. Decimos: en un año espero lograr, quiero hacer, me gustaría estar… No hay nada malo con eso, solo que la mente nos juega un truco sucio.

Para ella un periodo de un año es un tiempo realmente largo. Entonces, cuando tú empiezas a dar pasos para cumplir tus metas, la mente te pone obstáculos. Básicamente, te engaña haciéndote creer que es mejor obtener una gratificación inmediata.

Por lo tanto, empiezas a pensar cosas como: ¿por qué no gastarme este dinero, si aún tengo un año para ahorrar? O “todavía tengo tiempo para empezar a tomar acción, entonces me echaré a la cama a descansar”.

Cuando te das cuenta, ya el año va en abril, julio, octubre. Y tú nos ha cumplido ni la mitad de lo que te propusiste. Entonces, tras un parpadeo llega diciembre y ya no tienes más oportunidad, por lo menos durante el mismo año.

Sin embargo, existen diferentes mecanismos para combatir esa tendencia humana natural. Uno de ellos la descubrí hace poco. Así que presta atención a esto, especialmente si te sientes identificado.

Metas Ambiciosas, Acciones A Corto Plazo

Según este método, resulta más efectivo clasificar las metas en grandes grupos, según su tipo. Por ejemplo, las metas a nivel económico, las metas relacionadas con tu formación, las metas relacionadas con tu bienestar o salud mental, etc.

De esta forma empezarás a enfocarte en lo que resulta vital para ti. Al mismo tiempo, evitarás distraerte con lo que, si bien puede ser interesante, no constituye una prioridad en el momento por el que pasas.

A continuación, tendrás que establecer un plan de acción que te ayude a conseguir las metas de cada área. Ahí es que solemos fallar los humanos porque nos ponemos metas a largo plazo.

De hecho, ahí es cuando decimos que nos levantaremos para ir al gimnasio todos los días del año. O nos comprometemos falsamente con que, durante un año, no consultaremos esa red social que nos roba tanto tiempo valioso.

No te asustes. Los creadores del método que te menciono te conocen muy bien. Por eso, han ideado un mecanismo para que lo anterior no te pase más y ahora sí puedas cumplir tus metas.

Propósitos De Año Nuevo: Cúmplelos Mes A Mes

Si en tus propósitos de año nuevo está ser más sociable, trabaj en eso durante un mes

Si en tus propósitos de año nuevo está ser más sociable, trabaja en eso durante un mes – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Este mecanismo consiste en enfocarte durante un mes, principalmente, en uno de los temas que priorizaste. Por ejemplo, si te propusiste fortalecer tus relaciones interpersonales, dedícate a salir durante un mes con tus amigos.

O si lo que quieres es ahorrar para invertir luego, entonces, proponte ahorrar una suma diaria. Si lo que quieres es hacer deporte, proponte hacer la actividad física que más te llame la atención, siempre y cuando se trate de eso: una actividad física.

Al final de ese periodo tendrás en tus manos un resultado invaluable. Me refiero al balance de todo lo que hiciste en ese periodo de tiempo para cumplir tus metas. En primer lugar, sabrás si, realmente, estuviste más enfocado.

En segundo lugar, te darás cuenta de si hiciste o no todo lo que era necesario para cumplir tu meta. O de si dejaste pasar algo por alto por estar enfocado en otro asunto menos importante.

En tercer lugar, podrás ir comprobando si este método funciona para ti. Porque no todas las técnicas son útiles para todas las personas. Eso ocurre porque, aunque nos parezcamos, no somos iguales.

De Un Paso A Un Hábito

Adicionalmente, habrás logrado otro objetivo sin proponértelo. Este es la construcción de hábitos. Sobre esto también hay muchas teorías, pero una de ellas dice que se convierte en hábito lo que haces durante mínimo 21 días.

Así que, si durante un mes o 30 días ahorras, por mencionar un caso, es probable que algo ocurra. Esto es que, al segundo mes, hacer esta actividad ya no te cueste tanto como al principio.

Es decir, que se convierta en parte de tu rutina. Al hacerlo, como consecuencia, ya no te tendrás que proponer ahorrar. Porque se te dará de una forma tan natural como desayunar, que es algo que no planeas, sino que simplemente haces.

Ahora imagina ese escenario ideal en el que lo que antes te costaba ya no te cuesta. Pero, además, hacerlo te reporta un beneficio mental, emocional, físico o financiero. ¿No parece la situación ideal?

Claro que sí, pero ten en cuenta que este método entraña un riesgo. No es que se trate de algo peligros, sino de que todas estas metodologías pueden tener puntos a favor y puntos en contra. ¿Cuáles son?

Sobre los propósitos de año nuevo

Sobre los propósitos de año nuevo – Hyenuk Chu

Propósitos De Año Nuevo Constantes

El principal riesgo es que te enfoques demasiado en un tema durante un mes y luego lo pases por alto. Supongamos que tu meta fue estar más cerca de tus amigos. Entonces organizas tu agenda y, en solo 30 días, los ves a todos.

Pero resulta que algunos meses después, uno de esos amigos enfrenta una situación retadora y busca tu compañía. Entonces tú, como ya les dedicaste un mes a tus amigos, no le destinas el tiempo que es necesario. ¿Crees que esto es lo correcto?

Tal vez no, porque finalmente la mayoría de las metas no se logran en cortos periodos de tiempo. En ese sentido, lo que puedes hacer es plantearte un plan no para un mes, sino para cuatro meses del año.

De esta forma, durante ese periodo de tiempo un poco más largo, puedes enfocarte en tus prioridades y en tu plan de acción. Pero ese periodo de tiempo no será tan largo como para que te aburras de perseguir la misma meta.

Al final, de cambio en cambio, irás desarrollando hábitos, como lo mencionamos. Y, cuando menos lo pienses, eso que al principio tanto te costaba o en lo que procrastinabas te saldrá de una forma natural. ¿Qué tal si pruebas esta estrategia?

Por el momento, comparte tu opinión:

  1. ¿Qué hábito desarrollaste en el año que termina?
  2. ¿Qué opinas de esta metodología?
  3. ¿En qué áreas se enfocan tus propósitos de año nuevo?
  4. Si quieres avanzar en estrategias de trading este 2022, comienza aquí.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

Rally De Navidad: ¡Pendientes De Confirmación! – Hyenuk Chu

Rally De Navidad: ¡Pendientes De Confirmación! – Hyenuk Chu

El Rally de Navidad es un término que se pone de moda por esta época. Como su nombre lo indica, se trata de un suceso que puede ocurrir o no en la Bolsa de Valores durante cada diciembre.

Es importante hacer esa aclaración porque muchos esperan este mes solo para aprovechar el mencionado Rally. Pero, en primer lugar, hay que tener en cuenta que esta no es una predicción segura. Puede ocurrir y puede que no.

Además, en caso de darse, esto no ocurrirá sino hasta la última semana de diciembre. Del 26 o 27 en adelante. Esto quiere decir que aún no estamos en Rally, por un lado. Y, por el otro, que todavía debemos esperar a que se dé una confirmación de este fenómeno.

Lo que sí podemos hacer es recordar a qué se refiere. De esta forma, cuando se dé la mencionada confirmación, puedes estar preparado para actuar. O, dicho de otra forma, para realizar inversiones conscientes y fundamentadas en esta época.

Entonces ¿qué es el Rally de Navidad? Rally es una competencia de autos o motos que se disputa en entornos naturales y agrestes. La gana quien supere esta dura prueba que, incluso, dura varios días.

Video En Vivo Antes Del Rally De Navidad:

El Efecto “Navidad”

Durante el Rally de Navidad los precios de las acciones suben

Durante el Rally de Navidad los precios de las acciones suben – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Para el tema del que estamos hablando, ese entorno viene siendo la Bolsa de Valores de Nueva York. La palabra Navidad se refiere a la época en la que este Rally tiene lugar. En ese sentido, el Rally de Navidad es un “efecto calendario”.

Así es como se les denomina en inversiones a lo que ocurre en ciertas épocas del año. Específicamente, a “anomalías” del mercado o a sucesos relacionados con él que parecen darse solo en una época específica.

Adicionalmente, la palabra Rally tiene una connotación positiva. Esto, para este caso, significa un aumento en el precio de las acciones. Como se dijo antes, este puede darse entre la última semana de diciembre y la primera de enero.

Otro indicativo de que puede darse un Rally de Navidad es que justo la semana anterior, el precio de las acciones tiende a la baja. O, en todo caso, no sube más de lo que lo ha hecho en otros periodos del año.

Pero ¿a qué se debe este fenómeno específico? ¿Por qué la época de vacaciones de fin de año parece ser el momento propicio para que las acciones hayan subido de precio de forma generalizada a lo largo de la historia?

Las Causas Del Rally De Navidad

Existen diversas teorías que se han tejido en torno al tema y que pueden explicar la formación del Rally de Navidad. Estas son algunas de las más populares, de acuerdo con expertos en la materia:

  • Navidad, que corresponde con época de vacaciones, despierta el optimismo entre los inversionistas. Por eso, estos tienen a invertir más en estos días, lo que marca la diferencia con respecto a otras épocas del año.
  • Diciembre es el mes de hacer compras. Entonces ¿por qué no comprar algunas acciones, de paso? Al parecer, el hecho de que este sea el mes de gastar dinero también promueve que este se emplee en operaciones en la Bolsa de Valores.
  • Como si fuera poco, esta es una de las temporadas en las que las personas suelen tener más dinero en el bolsillo. Quienes trabajan, por ejemplo, reciben bonus o primas extra. Como consecuencia, optan por invertir ese dinero en acciones.
  • Igualmente, como este es un mes de vacaciones, suceden dos fenómenos. El primero es que los inversionistas mayores se toman un descanso. Así, el mercado queda a disposición de los individuales, que se tornan más arriesgados.
  • Por otro lado, se van de vacaciones los expertos en hacer operaciones como los short, que impulsan los precios a la baja. Ante su ausencia, el mercado no puede hacer más que subir.
  • Finalmente, se puede decir que el Rally de Navidad está motivado por otra razón. Y es que enero suele ser un mes de precios altos. Por lo tanto, muchos aprovechan para comprar activos como acciones antes de esa alza.

¿Habrá Rally Este Año?

Ómicron puede aguarle la fiesta al Rally de Navidad

Ómicron puede aguarle la fiesta al Rally de Navidad – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Ante lo anterior, seguramente te estarás preguntando si este año habrá Rally de Navidad o no. La verdad es que no podemos estar seguros de esto hasta que se dé la confirmación de la que hablamos al principio.

Sin embargo, en términos generales, se tiende a pensar que no (lamentamos desilusionarte) por varias razones. La primera de ellas, seguramente, ya tú mismo la tienes en la cabeza. Tiene nombre propio y se llama Ómicron.

La nueva variante del COVID-19 fue descubierta hace algunos meses en África. Pronto llegó a varios países europeos, donde se están programando nuevas cuarentenas y cancelando eventos por ese motivo. En estos días, también empezó a observarse en países latinos.

Esto puede estancar o ralentizar el crecimiento que venía mostrando la economía a nivel mundial. Pero, además, los precios en la Bolsa de Valores han tenido crecimientos históricos a lo largo del año.

A Ómicron y a ese comportamiento, firmas como PNC Financial atribuyen un posible desinterés de los inversionistas por tomar riesgos ahora. Esto echaría por la borda al Rally de Navidad, sin que esto signifique que vaya a haber una corrección en el mercado.

Navidad Bajo La Sombra De La FED

Para otros, en cambio, la principal “amenaza” para el Rally de Navidad se gesta en el Congreso de Estados Unidos. Esta semana, el presidente de ese país, Joe Biden, encontró trabas con respecto a la aprobación de su plan Build Back Better (BBB).

Con este se busca contrarrestar los efectos de la pandemia en la economía. E impulsar su reactivación por medio de la inversión en áreas neurálgicas para el país, como la de la infraestructura. Sin embargo, también contempla un alza de impuestos para empresas.

El debate quedó aplazado para enero de 2022. Una decisión que, a su vez, ocasionó que firmas como Goldman Sachs redujeran sus predicciones de crecimiento para la economía estadounidense para el primer trimestre de ese año de 3% a 2%.

Adicionalmente, el mercado está pendiente de las medidas que tome la Reserva Federal (FED). Se prevé que está podría dejar las tasas de interés como están para mantener la economía a flote mientras se resuelve el lío en el Congreso.

Esa incertidumbre, como siempre ocurre, se traslada a la Bolsa de Valores de Nueva York. Por eso se piensa que este año no habrá Rally de Navidad. Y que los inversionistas tendrán que conformarse con las ganancias, o pérdidas, que han obtenido hasta ahora.

Dudas que surgen sobre el Rally de Navidad

Dudas que surgen sobre el Rally de Navidad – Hyenuk Chu

Gráfico: Para Entender Mejor Lo Que Está Pasando

Sin embargo, lo que nunca miente son las cifras. Tomemos los datos de lo que ha sucedido con el SPY durante los cinco últimos días hábiles de cotización del año en curso y los dos primeros días de negociación del nuevo año. Esto, para el periodo comprendido entre 1993 y 2021. Se observa que ha habido Rally de Navidad en la mayoría de los años:

Rally de Navidad

Rally de Navidad: de 1993 a 2021 – Hyenuk Chu | Foto: Club de Inversionistas – Happy Team

Ahora, veamos cuál ha sido el rendimiento promedio del Rally de Navidad en años de post elección. Para esta gráfica tomamos datos desde 1950 hasta 2021, también del SPY. Podemos concluir que el diciembre promedio tiende a iniciar débil y terminar al alza.
Rally de Navidad en año post elecciones - Hyenuk Chu Foto: Club de Inversionistas - Happy Team

Rally de Navidad en año post elecciones – Hyenuk Chu | Foto: Club de Inversionistas – Happy Team

Aprovecha Las Circunstancias

Por todo lo anterior, tanto el hecho de que haya Rally de Navidad como que no lo haya constituyen oportunidades para los inversionistas. Así que, mientras se da o no la señal de que ocurrirá, puedes ir afinando tu estrategia de inversión:

  • Si se da el Rally de Navidad, los precios de las acciones subirán. En ese caso, puedes vender acciones que compraste a un menor precio para obtener una ganancia. O quedarte con ellas como inversión a largo plazo.
  • En caso de que el Rally de Navidad no se dé, puedes aprovechar esa circunstancia de precios bajos. Es decir, comprar acciones de tu interés que tengan un precio menor para negociarlas en el futuro o mantenerlas a largo plazo también.
  • De la misma forma, puedes aprovechar esta época para no operar. Porque operar no es una obligación. Y, más bien, tomarte el tiempo necesario para hacer rediseños o modificaciones en tu estrategia que te permitan ser más exitoso en el futuro.
  • No olvides que el mercado brinda oportunidades de inversión a cada momento. Así que prepárate para tomarlas cuando se presenten. Eso sí, teniendo siempre presente tu perfil de riesgo.

Ahora, dinos qué opinas:

  1. ¿Ya sabes qué harás si hay Rally de Navidad?
  2. ¿Cómo actuarás en caso de que no?
  3. ¿Sigues conectado a tus inversiones en esta época o te tomas vacaciones?
  4. Conoce nuestras Estrategias de El Club de Inversionistas

Sigue leyendo: Top 10 De Los Mayores Desperdicios De Dinero En Tu Vida Diaria – Hyenuk Chu

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

Gastos Innecesarios Que Te Hacen Pobre – Hyenuk Chu

Gastos Innecesarios Que Te Hacen Pobre – Hyenuk Chu

Los gastos innecesarios son todos los que efectúas sin que necesariamente resulten vitales para ti o tu bienestar. Se definen como innecesarios porque significan una inversión de dinero, claro está.

Pero se trata de una “inversión” que no te reporta ningún retorno. Además, es una inversión que termina en la cesta de la basura. Porque otra de las características de los gastos innecesarios es la siguiente:

Se trata de gastos que haces para adquirir productos o servicios que ni siquiera usas. Por lo que el efecto negativo que tienen sobre tus finanzas es mayor. De ahí la importancia de identificarlos. Estos son algunos de ellos.

Cómo Salir De Deudas Y Evitar Esos Gastos Innecesarios:

Gastos Innecesarios: Lo Que No Usas

Compañías como las que ofrecen televisión satelital incluyen varios servicios en su tarifa. Entre los más populares están, por supuesto, la televisión y el internet. En términos de producciones audiovisuales o televisión, su oferta es realmente amplia.

Casi todos los operadores te dan la oportunidad de acceder a los canales convencionales. Pero otros, por ejemplo, te permiten ver partidos de fútbol de forma exclusiva. O contenidos por los que otros deberían pagar más.

La pregunta es ¿conoces cuál es esa oferta? Y si no la conoces, ¿entonces por qué pagas por ella? Si estas preguntas resuenan en tu cabeza, lamento darte una mala noticia. Estás incurriendo en un gasto innecesario.

Afortunadamente para ti, esa es una situación que puedes revertir en algún momento. Basta con que hagas una lista de todos esos servicios por los que pagas. Y con que seas consciente de todo lo que te ofrecen y lo que no.

Si observas que estás pagando de más por un servicio que, realmente, no usas, entonces toma acción. Busca a otros proveedores del servicio que te hagan una oferta a tu medida. Y empieza a ahorrar dinero de esta manera.

Deseo Por Lo Nuevo

Uno de los gastos innecesarios es comprar algo nuevo solo porque lo es

Uno de los gastos innecesarios es comprar algo nuevo solo porque lo es – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Otro de los gastos innecesarios en los que solemos incurrir es el deseo por lo nuevo. Esta es una práctica a la que nos han acostumbrado industrias como la automotriz. Y, más recientemente, la tecnológica.

Hace años, una persona podía comprar un auto nuevo. Pero a los pocos meses salía el siguiente modelo. Entonces esa persona se apresuraba a comprarlo porque no podía quedarse atrás en las tendencias.

También, porque evitaba quedarse mucho tiempo con un activo que se iba a depreciar. Ahora, exactamente lo mismo ocurre con los teléfonos móviles. Puedes comprar el último modelo hoy.

Pero en un año saldrá la siguiente versión. Y, aunque no todos lo hacen, muchos salen corriendo porque no pueden quedarse atrás. Pero ¿es estrictamente necesario cambiar de teléfono cada año?

Otra pregunta que te debes hacer es qué harás con el teléfono antiguo. Si lo vas a regalar a alguien o le vas a dar algún uso, está bien. Pero si lo vas a dejar para trancar la puerta, pues mejor síguelo usando y ahorra el dinero que gastarías en uno nuevo.

Seguros Que No Usas, Entre Los Gastos Innecesarios

Otro de los gastos innecesarios tiene que ver con la adquisición de productos como los seguros. Pero no porque sea negativo tomarlos. De hecho, son algo que todos deberíamos tener porque en algún momento puede beneficiarnos.

La práctica negativa reside en que, cuando los tomamos, no siempre somos conscientes de lo que nos ofrecen. Lo que es peor es que, como desconocemos ese valor, no usamos esos servicios extra a los que tenemos derecho.

Esto sucede de forma usual con los seguros de los autos. ¿Sabías que, tal vez, tienes derecho a una revisión mecánica solo por adquirir un seguro? ¿O que puedes acudir a un conductor elegido cierto número de veces al mes?

Si lo sabes y lo usas, está bien. Pero si pagas por esto y ni siquiera lo sabes, entonces estás incurriendo en un gasto innecesario. Así que, como dijimos antes, toma todos los seguros por los que pagas hoy.

Revisa a qué tienes derecho con ellos. Y, ya que estás pagando por esos servicios, anímate a usarlos tantas veces como puedas. De lo contrario, solo estarás regalando el dinero a las empresas proveedoras.

Hábitos Negativos

Apostar y otras adicciones son gastos innecesarios

Apostar y otras adicciones son gastos innecesarios – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

De esta lista también hacen parte los gastos que haces para satisfacer deseos o realizar actividades que resultan nocivas para tu salud. Porque el dinero debería ser tu aliado y no tu principal enemigo.

Con esas actividades me refiero, por ejemplo, a los juegos de azar. Pero también hacen parte de este grupo adicciones que resultan costosas, aparte de nocivas, como el alcohol o el cigarrillo.

Podríamos decir que hay más prácticas que se inscriben dentro de los hábitos nocivos. Consumir comida chatarra es una de ellas. No hacer suficiente deporte, también. Entonces, ¿cómo mejorar esta situación?

Solo piensa en cuál de tus hábitos no solo no te aporta, sino que se consume tu dinero. Toma la decisión o busca ayuda para poder dominarlo y luego transmutarlo en una costumbre más positiva.

Si logras este objetivo te darás cuenta de que no solo subes en la escalera del bienestar personal. Sino que empiezas a tener excedentes de dinero que puedes usar para realizar actividades más positivas.

Gastos Innecesarios: Lo Que Suene A Deudas

Finalmente, en esta lista de gastos innecesarios incluimos todo lo que suene a deudas. Pero no porque no queramos que disfrutes la vida o porque pensemos que debes quedarte encerrado en casa sin ver el sol.

Lo que quisiéramos que comprendieras es algo simple. Cuando compras algo a crédito, terminas por pagar más de lo que te cuesta ese producto o servicio original. Pero los vendedores son expertos en sumergirte en una burbuja para que no lo veas.

Te pongo un ejemplo. Vas a un almacén y ves unos zapatos que te gustan. Entonces, te dicen que tienen el 10% de descuento. A ti te parece una ganga. Pero resulta que terminas comprándolos con la tarjeta de crédito a 12 cuotas.

Crees que hiciste un gran negocio. Pero no te das cuenta de que lo que pagarás por intereses es mayor que el descuento que te dieron. Es decir que, en realidad, esos zapatos te saldrán más caros de lo que, inicialmente, pensaste que te costarían.

Por eso, es clave que siempre que vayas a acudir a la tarjeta de crédito o a un crédito lo pienses muy bien. Has bien las cuentas para que luego no termines haciendo un gasto innecesario por cuenta de los intereses.

Sobre los gastos innecesarios

Sobre los gastos innecesarios – Hyenuk Chu

Planea, Planea Y Planea

A muchos les da un poco de pereza sentarse a reflexionar sobre la forma como usan el dinero. Sin embargo, la única manera de usarlo eficientemente radica en analizar las costumbres actuales para mejorarlas.

En ese sentido, te recomendamos algo. Determina cuáles de los gastos que haces hoy, realmente, se refieren a un producto o servicio que usas. Si no puedes prescindir de ese gasto, trata de optimizarlo.

Una forma de lograrlo, por ejemplo, es adquirir una suscripción anual. Generalmente, cuando haces esto obtienes un descuento. Es decir que terminas paganos menos que si tu plan es mensual. En fin, adquiere mayor responsabilidad con respecto a tus gastos y verás que el dinero te empieza a rendir.

Ahora, comparte:

  1. ¿Cuál es el mayor gasto innecesario que haces hoy?
  2. ¿Por qué lo haces?
  3. ¿Qué harás para optimizar ese dinero de ahora en adelante?
  4. Aprende más sobre inversiones en mi canal de YouTube de CDI.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏