Cómo desarrollar tu máximo potencial es una pregunta que inquieta. Y lo hace por una razón específica. Tendemos a creer que en nuestra zona de confort está la respuesta. Pero, en realidad, está mucho más allá de sus fronteras. Sigue leyendo y lo verás:

1. Reconócete Como Un Ser Integral

Para saber cómo desarrollar tu máximo potencial, en primer lugar, es clave que reconozcas que eres un ser integral. A muchos en el colegio alguna vez les dijeron que eran buenos para las matemáticas o para las artes.

Y se quedaron con ese discurso. Por eso después, cuando tuvieron alguna inclinación hacia otra área del conocimiento, se negaron. ¿Cómo voy a ser gerente, si solo soy bueno para el trabajo manual?

El punto es que una cosa no excluye a la otra. Es decir que un excelente gerente puede ser, al mismo tiempo, un genio trabajando la cerámica. Cuando tú también descubres esa integralidad en ti, detonas tu poder.

Porque eres consciente de que tienes infinitas posibilidades de desarrollarte como persona. Entonces, empieza a ocurrir esa “magia” de saber que eres capaz de mucho más de lo que has hecho hasta ahora.

Entonces empiezas a reconocer que tienes un mayor potencial del que has estado usando o activando. Pero ese es solo el principio del camino. Tienes que saber que las demás etapas pueden ser menor “cómodas”.

2. ¿Qué quieres?

Para saber cómo desarrollar tu máximo potencial tienes que estar abierto a la sorpresa

Para saber cómo desarrollar tu máximo potencial tienes que estar abierto a la sorpresa – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

La segunda, por ejemplo, se refiere a preguntarte qué es lo que quieres de ti, de tu vida o de tu profesión. Encontrar o, por lo menos, acercarte a esa respuesta te ayuda a saber por dónde empezar a actuar.

Pero presta atención a esto. Si lo que quieres es ser quien corra más rápido en el grupo del gimnasio, está bien. Pero no puedes quedarte solo enfocado en esa idea que tienes de la meta. De hecho, siempre tienes que estar abierto a la sorpresa.

¿Sabes por qué? Porque en la búsqueda de tus metas o propósitos, que para el ejemplo es correr más rápido, puedes encontrarte situaciones inimaginables. Estas pueden ser negativas o positivas.

Por mencionar algunos casos, puedes caerte y fracturarte un pie al primer intento. Puedes descubrir que, si te alimentas mejor, corres más. O puedes darte cuenta de que entrenar tus brazos y tenerlos más livianos te da mayor velocidad. Yo qué sé.

El punto es que al estar abierto a lo que pueda ocurrir te dispone para afrontar los retos. Y es muy probable que, tratando de resolverlos, empieces a desarrollar tu máximo potencial, aunque esos retos no eran tu meta inicial.

3. Cómo Desarrollar Tu Máximo Potencial: Nunca Digas Nunca

Si aun así tu situación está muy cómoda, vale la pena acudir a un dicho o proverbio que en Latinoamérica se repite hasta el cansancio. Es común oír a las personas decir “nunca digas nunca”.

Especialmente, porque nadie tiene la certeza de lo que le pasará un segundo después. Mucho menos una semana más tarde o un año. Pero también porque a veces nos negamos a las posibilidades que se nos presentan.

No sabemos que, al acogerlas, podemos detonar nuestro máximo potencial. Te pongo un ejemplo. Supongamos que nunca has querido practicar surf porque crees que no tienes el suficiente equilibrio en el agua.

Pero ¿qué pasaría si algún día tomaras la decisión de practicarlo? Es muy probable que te caigas, es verdad. Pero también es muy probable que descubras que tienes una gran fuerza en las piernas.

O que, al caerte, por fin aprendas a nadar. No se trata de que tomes riesgos innecesarios, sino de que, por lo menos alguna vez, te decidas a hacer algo que nunca has hecho. Puede que eso es lo que te haga falta para saber de lo que eres capaz o descubras un nuevo don en ti.

4. Acoge Lo Nuevo

Acoge lo nuevo y descubre cómo desarrollar tu máximo potencial

Acoge lo nuevo y descubre cómo desarrollar tu máximo potencial – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

En relación con lo anterior, es decir lo que nunca has hecho, está lo que nunca te ha pasado. Retomemos un ejemplo de una situación que fue muy común al inicio de la pandemia.

En esos meses, cancelaron muchos vuelos y millones de personas no pudieron volver a sus hogares. Eso, en esas circunstancias, definitivamente nunca les había pasado. Te apuesto a que hubo dos grupos de personas.

Por un lado, las que no dejaron de lamentarse por su situación y por no poder volver a casa. Y las que, seguramente, hicieron de esa situación desafortunada toda una aventura. Entonces, se las ingeniaron para buscar un lugar dónde quedarse hasta poder viajar.

¿A quién crees que le fue mejor? Sin duda alguna, a las del segundo grupo. Porque fueron personas que acogieron lo nuevo o lo que nunca les había pasado, por un lado. Y por el otro, no dejaron que esa circunstancia externa o desafortunada los derrumbara.

En la vida diaria nos enfrentamos a situaciones similares, al drama. Lo que tenemos que recordar siempre es que es ahí donde podemos “saber de qué estamos hechos”. O activar un potencial que tenemos “dormido”, pero que si despertamos puede llevarnos lejos.

5. El Extraño De Al Lado

No solo las situaciones te enseñan cómo desarrollar tu máximo potencial. A menudo, quienes cumplen esa función son las personas. De hecho, dicen que te pareces a las cinco personas con las que compartes más tiempo.

Por eso, se aconseja que, si quieres tener unas mejores finanzas, te la pases con personas que son exitosas en ese sentido. Pero esta creencia tiene una contraparte. Me refiero a que las personas con las que nunca te relacionas pueden ayudarte a revelar tu potencial.

¿Por qué? Es sencillo. Hablemos de tu jefe, por ejemplo. Seguramente, es una persona que conoces de algún tiempo atrás. Entonces, ya sabes qué le molesta y evitas tener comportamientos que lo irriten.

Pero ¿qué pasaría si de la noche a la mañana te cambian de jefe? Pasa que tienes que adaptarte a él o ella. O aprender a conocerlo y dejar que te conozca a ti para que tengan una buena relación.

En ese proceso, es posible que ese nuevo jefe te genere estrés. O que, realmente, no sepas cómo tratarlo. Y que, entonces, debas aprender a tener más calma, más paciencia o a confrontarlo de forma positiva. ¿Ves? Entonces, estarás revelando un potencial que antes estaba “inactivo”.

6. A Superar Los Miedos

Supera tus miedos y conocerás cómo desarrollar tu máximo potencial

Supera tus miedos y conocerás cómo desarrollar tu máximo potencial – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

En relación con lo anterior, no se puede dejar de hablar de los miedos. Se trata del principal obstáculo que todos tenemos al momento de arriesgarnos a hacer algo nuevo. O, incluso, de recorrer un camino para cumplir una meta.

Por eso es clave superarlos, pues de lo contrario permaneceremos en nuestra zona de confort. En cambio, si nos arriesgamos a salir de ella, es posible que logremos algo que ni siquiera imaginamos.

Se me viene a la mente la historia de Diana Trujillo. Ella es una colombiana que se fue de su país hace varios años y llegó a Estados Unidos con solo US$300 en el bolsillo. Después de un largo camino, conformó el equipo que logró enviar el Rover Perseverance a Marte.

¿Qué hubiera pasado si le hubiera ganado el miedo y se hubiera quedado en su ciudad? Seguramente, no habría logrado ni la mitad de lo que ha conseguido hasta ahora. dejar el miedo atrás la ayudó a detonar su potencial.

Historias como esa hay millones. Todas tienen ese común denominador del que hablo. Cuando cruzas el límite de lo que te da miedo, descubres que tienes talentos o habilidades que ni siquiera imaginabas.

¿Cómo desarrollar tu máximo potencial?

¿Cómo desarrollar tu máximo potencial? – Hyenuk Chu

7. Dale Crédito A Tus Capacidades

Hasta el momento no he hablado de las capacidades que todos tenemos. Me parece que, cuando hablamos de que debemos explotar nuestras capacidades, caemos en lo obvio. Si soy bueno para las matemáticas, entonces me dedico a eso y ya está.

No es que eso esté mal o sea negativo. Sin embargo, lo que pienso es que esas capacidades debemos usarlas como un trampolín para saber cómo desarrollar tu potencial. Porque tú tienes mucho potencial.

Entonces, si alguien es bueno para las matemáticas, por ejemplo, no es que esté destinado a quedarse para siempre en su trabajo actual. Puede hacer muchas cosas con ese talento o recurso que le fue dado.

Y, en esa medida, seguir explotando ese potencial ilimitado. Los grandes empresarios de las empresas tecnológicas son un ejemplo de esto. Tenían un talento, sí. Pero habrían podido quedarse siendo desarrolladores de empresas ya existentes.

En cambio, usaron su talento como un motor a propulsión y, gracias a eso, hoy podemos disfrutar de los productos de Apple (AAPL) o Microsoft (MSFT). Así que, el consejo es uno solo: libera tu potencial y verás como obtienes resultados extraordinarios en lo que te propongas. Ahora, comparte tu valiosa opinión:

  1. ¿Qué vía para detonar tu potencial te interesa más?
  2. ¿Y cuál te cuesta más?
  3. ¿Qué estrategias has usado para detonar tu potencial?
  4. Detona todo tu potencial con SHIFT.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!