La confianza en ti, y en que todo puede ser mejor, es una de tus mejores herramientas para triunfar. Sin importar lo que quieras conseguir o cuales sean tus metas. Porque, básicamente, te permite continuar caminando hacia esas metas.

Lamentablemente, a veces perdemos la confianza en nosotros mismos. Creemos que nuestro pasado nos define. O que somos lo que los demás piensan que somos. Y dejamos que los demás sean los que hablen acerca de nosotros.

Y eso es algo normal en nuestra vida. Finalmente, somos humanos. Pero la verdad es que la confianza puede optimizar muchos de los aspectos de nuestra vida. Desde el personal hasta el financiero.

Por eso, pienso que tener confianza, o recuperarla, debe ser una de nuestras tareas diarias. Y una de las principales. Porque sin confianza no podemos tener un presente saludable. Ni muchos menos, visualizar el futuro. Y aquí te voy a explicar por qué.

Confianza En Ti

Si no tienes confianza en ti, nadie lo hará.

Si no tienes confianza en ti, nadie lo hará.

Yo, en algún momento de mi vida, cuando tenía muchas deudas, sentía que no era bueno para nada. Yo mismo me sentía mal, mis relaciones estaban mal. Y mis finanzas, ni se diga. Era como si, de un momento a otro, me hubiera quedado a oscuras.

Pero entonces comprendí que nadie iba a ir a sacarme de ese hoyo. Y recordé a mi madre, como se los he contado muchas veces. Que salió adelante con las pocas herramientas que tenía. Y nunca desistió de sus planes.

Eso me ayudó a saber que, aunque el entorno no era positivo, había algo adentro de mí. Y que ese algo, llámalo actitud, espíritu o como quieras, era mi mejor arma. Así que tuve confianza en que yo mismo podía ayudarme. Y así empecé a recuperarme.

Y pude construir nuevos planes. Creo que, de otra manera, aún estaría en ese lugar que fue la quiebra. La confianza en mí y en lo que podía lograr fue mi faro. Por eso es tan importante que confíes en ti.

La Confianza Y Tus Relaciones

Tener confianza en mí no solo me ayudó a cumplir mis metas. Sino a que mis relaciones con quienes me rodeaban fueran mejores. Y me ayudó a que yo mismo me diera el valor que tenía a nivel personal y laboral.

La confianza, por ejemplo, me ayudó a tener un nuevo empleo. Un sueldo que merecía. Y a luchar por este porque me estaba ayudando a pagar mis deudas. Pero también me ayudó cuando decidí que esa realidad no tenía ninguna relación con mis deseos.

Es decir, que yo realmente quería algo más. Fue como el trampolín que me envió hacia ese otro lugar donde me sentía mucho mejor. Donde todo era, o es, como lo había soñado. Donde soy el dueño de mi propia vida.

Además, al ayudarme a sentir bien conmigo mismo, la confianza me dio algo más. Y fue unas mejores relaciones personales. Lo que me ha permitido conocer y conservar a gente maravillosa en mi vida.

La Confianza Y Tus Finanzas

Fortalece tu confianza en que puedes mejorar tus finanzas.

Fortalece tu confianza en que puedes mejorar tus finanzas.

La confianza también me dio unas mejores finanzas. Y lo hizo en muchos sentidos. En primer lugar, me hizo entender que yo era el dueño de mi dinero y no al revés. Y así puede construir unas finanzas personales más sanas.

También me ayudó, cuando lo necesité y lo quise, a tener un trabajo en el que me pagarán lo justo. Y gracias a eso puede salir de mis deudas. Para luego empezar a construir mi patrimonio.

Y, además, fue vital para que decidiera cambiar de vida. Y convertirme en un inversionista en la Bolsa de Valores de Nueva York. Pero sabiendo que no solo había otras posibilidades de vivir, sino que estaban a mi alcance.

Mejor dicho, gracias a la confianza, hoy estoy escribiendo esto para ti. Por eso, es tan importante para mí. Porque si no hubiera tenido confianza, no podría contar la historia que cuento hoy.

¿Cuál Es Tu Relación Con La Confianza?

Sé que no todos tenemos una buena relación con la confianza. Porque nos han decepcionado. No hemos obtenido lo que queremos. O nuestros sueños tardan demasiado en llegar.

También sé que a veces a otros no les resulta cómoda nuestra confianza. Y ya sea en la familia, el estudio o el trabajo, nos cortan las alas. Y nos impiden ser lo que somos y lo que queremos ser.

Pero es necesario que reevaluemos esa relación que tenemos con la confianza. Porque ella es el insumo para que luchemos por lo que queremos. Y, lo que es mejor, para que lo consigamos.

Adicionalmente, es importante esta relación porque es como un hilo invisible. Que une nuestros sueños con lo que al final, va a jugar de nuestro lado para que lo obtengamos. La confianza es el “pegante” que te une con tus sueños.

La confianza te acerca a tus sueños.

La confianza te acerca a tus sueños.

Evalúa Tu Confianza

Por eso, hoy quisiera que hicieras un autodiagnóstico. Y que pensarás por un momento si de verdad eres una persona optimista. Si de verdad crees en que tu vida, tus relaciones o tus finanzas pueden ser mejores.

Créeme, y te lo digo por experiencia, que si no estás bien con tu autoconfianza, tus sueños tardarán en llegar. En cambio, si la conviertes en tu aliada, las cosas empezarán a pasar como quieres que pasen.

Para empezar, responde estas preguntas y cuéntame qué conclusión puedes sacar de ellas:

  1. ¿Realmente crees que conseguirás tus sueños?
  2. Si no, ¿qué te está impidiendo lograrlos?
  3. Si crees que los alcanzarás, ¿cómo manejas tus emociones cuando las cosas no salen bien?
  4. ¿En qué ocasiones sientes que la confianza te ha ayudado a obtener logros o metas?
  5. ¿Cómo aplicas tu confianza al tema financiero?

 

Lee, Comenta y ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This