La motivación es un aspecto clave en nuestra vida. Porque es como ese amigo invisible que siempre está ahí, empujándonos hacia adelante. Y evitando que nos detengamos, aunque el resto del camino se vea difícil.

Para mí, la motivación es un arma de doble vía que siempre está a nuestro favor. Porque cuando estamos motivados, hacemos mejor las cosas. Y cuando estamos desanimados, encontramos en nuestras motivaciones un apoyo para no desistir.

De hecho, creo que sin la motivación no llegaríamos lejos. Perderíamos de vista nuestros objetivos. Y nos quedaría más difícil trazarnos un plan para poder alcanzarlos. Seríamos como un barco sin motor o un carro sin gasolina.

Pero lograr la motivación a veces no es una tarea tan sencilla. Porque en ella no solo influye lo que cada uno de nosotros siente o piensa. Sino las circunstancias externas que pueden afectar nuestro estado de ánimo. Y ahí está el reto.

El Fútbol Y La Motivación

James Rodríguez es ejemplo de motivación.

James Rodríguez es ejemplo de motivación.

Nuevamente, como lo habíamos hecho en otra ocasión, el fútbol nos sirve como ejemplo para hablar de esto. Específicamente, me refiero al caso de James Rodríguez. Un jugador de fútbol que no la ha tenido fácil.

Porque cuando hacía parte del Real Madrid, no era tenido en cuenta por su director técnico. Sin embargo, él no dejaba de dar lo máximo de sí mismo cuando tenía la oportunidad de jugar.

Y fue así, con el viento en contra, que consiguió nuevas oportunidades en el Bayern Munich. Otro gran equipo en el que ahora sí ha tenido la oportunidad de demostrar de qué está hecho.

Un equipo en el que ha podido probarse frente a la competencia con resultados exitosos. Y en el que ha tenido espacio para trazarse nuevas metas con respecto a su carrera deportiva. James ha vuelto a sonreír.

La Motivación Hacia Adentro Y Hacia Afuera

En el caso de James se han unido los dos aspectos de los que te hablé que tienen que ver con la motivación: la persona como tal y su entorno. Veamos por qué y qué podemos aprender nosotros, como inversionistas, de este magnífico futbolista.

En el Real Madrid, James quería darlo todo, pero las circunstancias no estaban a su favor. Su motivación existía, pero por circunstancias ajenas, no podía materializarla en la vida real. Por lo tanto, no conseguía los resultados que quería, pero seguía luchando.

En el Bayern Munich todo cambió. Porque a su motivación y actitud positiva intacta, se sumó un entorno favorable para que siguiera logrando sus sueños. Y, como él mismo ha dicho, para que pudiera volver a retomar su propio ritmo.

Ahora, los aficionados al fútbol tenemos un James mucho más motivado y feliz. Que no solo está disfrutando su presente con su nuevo equipo. Sino que se ha trazado nuevas metas para alcanzar con él.

Nuestra Motivación

Estar motivado es vital para cumplir metas.

Estar motivado es vital para cumplir metas.

Sé que no me equivoco si digo que todos nosotros nos hemos sentido como James. Porque todas las personas, en algún momento, nos hemos sentido ganadoras. Aunque todo a nuestro alrededor parezca decirnos lo contrario.

También sé que nos hemos sentido perdedoras, y que nuestro entorno nos lo confirma. O que nos hemos sentido ganadoras y que las personas que están a nuestro lado y lo que nos pasa da testimonio de ese éxito.

Eso ocurre porque nuestra motivación es como una moneda de dos caras. Al tener una motivación alta, podemos ver lo positivo de lo negativo. Al tener una motivación baja, ni todo el oro del mundo podría hacernos sentir mejor.

Por eso es importante que trabajemos en este aspecto de nuestras vidas. Que sepamos sentirnos motivos. Y aprovechar el impulso que esto nos da para que podamos aprovechar las buenas circunstancias o sacar lo mejor de las que no son tan buenas.

Los Resultados De La Motivación

Tras una etapa no tan positiva en el Real Madrid, James Rodríguez llegó al Bayern Munich a mediados de 2017. Y cerró el año con un “título” más en su carrera. ¡Fue uno de los 10 futbolistas mejor pagados del mundo durante el año!, según Forbes, con US$21.9 millones.

Pero, ¿qué habría pasado si James se hubiera rendido antes sus problemas en el Real? Tal vez ni siquiera aparecería en ese ranking. Y esto nos deja una gran lección. Nunca, pero nunca, debemos desfallecer cuando de cumplir nuestros sueños se trata.

Nuestra vida es como un partido de fútbol. Tenemos dos tiempos, un intermedio y una infinidad de cosas que pasan entre uno y otro. Pero siempre tenemos la posibilidad de ser mejores, de vivir mejor. De eso no hay duda.

Lo que debemos tener en cuenta es que ese motor somos nosotros mismos. Porque por nuestro camino siempre habrá obstáculos. Pero solo nosotros tenemos el gran poder de vencerlos.

Sin motivación no llegarás lejos.

Sin motivación no llegarás lejos.

¿En Qué “Tiempo” De Tu Partido Estás?

A partir de esta historia te propongo una reflexión. Que trates de ver tu vida como un partido de fútbol. Y que, a partir de ahí, analices cómo está tu nivel de motivación en la actualidad.

Esta reflexión te ayudará a saber si tus emociones están alineadas con tus pensamientos y con tus acciones. Y a identificar vacíos que puedas corregir para tener la vida que siempre has soñado. Estas preguntas pueden ayudarte:

  1. ¿Estás en el primer tiempo, en el intermedio o en el segundo tiempo de tu vida?
  2. ¿Cuántas faltas has cometido?
  3. ¿Y cuántos goles?
  4. ¿Cómo es la relación que tienes con tu “equipo”?
  5. ¿Tienes una estrategia?
  6. ¿Qué “Mundial” esperas ganar?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This