Mejorar tu economía personal es un sueño realizable. Sin embargo, exige que tengas la mente abierta y mucha paciencia para que puedas ver resultados. Si esta es tu meta, pon en práctica estas siete claves para mejorar la economía personal y familiar:

1. ¿Quiénes Son Los Mejores En El Cambio? Los Rebeldes.

Si revisas la historia de la humanidad o incluso tu vida personal, puedes darte cuenta de algo. Todo se trata de la gestión del cambio. Así como cuando un niño pasa a ser un adolescente.

En ocasiones, no cambiamos por iniciativa propia. Por el contrario, lo hacemos cuando ya no hay más remedio, cuando todo se está yendo al traste. Así somos los seres humanos. Preferimos la comodidad o la seguridad a la incertidumbre del cambio. Tendemos a volvernos rebeldes frente al cambio, especialmente cuando estamos en situaciones de crisis.

El punto es que la adversidad o las crisis pueden ser buenas, si se interpretan como una posibilidad de cambio. Sobre todo, porque no nos dejan otra opción, no nos dejan decidir. Normalmente, solo queda un camino que seguir. Este es lanzarse al agua e ir hacia adelante, a pesar de las circunstancias.

Aunque no siempre lo vemos así, a veces lo mejor que nos pudo haber pasado o que nos puede pasar es lo que nunca hubiéramos deseado. ¿Sabes por qué? Porque esos acontecimientos marcan un punto de inflexión en la vida de las personas.

Seguramente, a ti te ha pasado algo similar o lo estás viviendo ahora. Pues… ¡qué bueno! De otra forma, te estarías dejando llevar por el camino de la menor resistencia. O por la inercia de hacer siempre lo mismo y desear que todo siga igual.

Si hoy te enfrentas a un reto, o aunque no lo hagas, es bueno. Gracias a él puedes tener ese sentido de urgencia para el cambio. De lo contrario, tendrás una existencia de autómata, de zombie, viviendo la rutina del día a día en piloto automático.

2. El Magnetismo Personal En Tu Economía

En tu economía personal influye tu entorno

En tu economía personal influye tu entorno – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Ahora, sumémosle otro ingrediente a esta fórmula sobre la economía personal. En diferentes culturas, desde el comienzo de la Humanidad, entendieron que existe algo invisible. Se trata de una fuerza poderosa que afecta a los seres humanos.

Esto puede resumirse en el adagio “Dios los cría y ellos se juntan”. Y tiene que ver con la importancia de cómo pensamos, actuamos y nos sentimos en relación con nuestro entorno.

Seguramente, has notado cómo personas que tienen la misma ideología o gustos se juntan. Aquí lo importante es entender que, si el entorno en el que estás tiene creencias limitantes sobre el dinero o cualquier otro tema, tú también las tendrás.

Y será muy poco probable que logres ser próspero o tener un estilo de vida increíble o un trabajo fascinante. Si estás en un entorno que no corresponde a dónde quieres llegar, así tengas toda la voluntad, te será muy difícil llegar a tu objetivo.

Principalmente, porque el entorno en el que vivas te va a arrastrar para que te alinees con esa forma de pensar. Lo más peligroso es que esto te sucederá sin que te des cuenta. Ese entorno es un imán que te atraerá hacia sus creencias limitantes.

Para que tú puedas mejorar tu economía, entonces, debes estar rodeado de personas que gozan de éxito financiero. De aquellos que no tienen creencias limitantes con el dinero. de los que han triunfado sobre el dinero.

Así que, si realmente quieres mejorar tu economía personal, aléjate del entorno de creencias negativas y limitantes. Busca entornos de creencias positivas y expansivas.

3. Trabajar Duro No Te Va Servir

Ahora, piensa en esto. El éxito que obtengas en tus finanzas no tiene nada que ver con trabajar duro para alguien. Si estás trabajando por dinero, estás intercambiando tu recurso más valioso, el tiempo, por dinero.

Esto, adicionalmente, significa otra cosa. Y es que, si tu tiempo es limitado, entonces tus ingresos también lo serán. Para los que aman un estilo de vida austera, tener ingresos limitados no es un problema. Pero, seguramente, para la mayoría de personas sí lo es.

Por eso, la tercera clave para mejorar tus finanzas es trabajar duro, pero en ti mismo. Excava, perfora en tu interior, descubre lo que quieres realmente y trabaja por eso. Deja de trabajar solo por lo que necesitas.

Cuando comprendas esto, todo llegará. No olvides que primero viene la preparación y luego la suerte. El éxito o la prosperidad funcionan así. Entonces, pregúntate qué tan profundo estás trabajando en ti mismo.

Nosotros, por ejemplo, una vez al año hacemos el Bootcamp Investment. Muchos llegan ahí pensando en que obtendrán información útil para invertir. Sin embargo, salen transformados desde el interior.

Entonces, recuerda que, si todo el tiempo estás buscando lo que necesitas, cambiando el tiempo por el dinero, el dinero no te llegará tan fácil. Serás como un hámster que pasa la vida dando vueltas en su rueda, sin avanzar realmente.

En lugar de esto, trabaja duro para buscar en tu interior qué es lo que verdaderamente quieres. Una vez lo encuentres, prepárate desde tu interior hasta que llegue la suerte.

4. La Importancia De Estar Enfocado

Una de las claves para mejorar la economía personal y familiar es estar enfocado

Una de las claves para mejorar la economía personal y familiar es estar enfocado – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Pero ¿cómo? Te preguntarás. Existe una especie de fórmula clave. Suele pasarnos que, cuando estamos trabajando en algo importante, nos damos cuenta de que nos hemos distraído.

Entonces, nos vemos sumergidos en otras cosas y nos damos cuenta de que hemos dejado a un lado lo que sí era importante. Ni siquiera podemos identificar en qué momento nos desenfocamos. Ni cuánto tiempo hemos estado distraídos haciendo algo poco relevante.

Según estudios de la Universidad de Harvard, nuestra mente está un 50% del tiempo distraída o desenfocada. Pensamos en una cosa mientras hacemos otra casi la mayoría del tiempo. Pero hay algo aún más preocupante acerca de esto.

Si esto pasa en el día a día, ¿qué sucede con las metas que nos trazamos en términos financieros y a largo plazo? La respuesta es que, probablemente, nunca las cumpliremos. Pero, como se mencionó, existe una fórmula para escapar de esta mala costumbre.

Se llama FOCUS, que quiere decir “Follow One Course Until Successful”. O, en español, FOCO: “Sigue un curso de acción hasta que tengas éxito”. Pero ¿cómo lograrlo si estar distraídos es una costumbre arraigada?

Primero, maneja las tentaciones. Segundo, monitorea tu mente y observa que está pensando. Por último, practica la meditación, que no es más que una sesión de atención plena.

5. ¿Qué Tan Sabio Eres?

Pasemos a otro tema. En las diferentes religiones y culturas se habla de esta clave que te ayudará a mejorar tu economía. Se llama “consejo”.

La práctica de pedir consejo es de personas sabias. Sobre todo, cuando se trata de tomar decisiones económicas importantes. El propósito de buscar consejos es tener ideas y sugerencias que nos ayuden a tomar decisiones sabias.

Pero ¿pedirías consejos sobre dinero a una persona que vive en deudas? ¿Buscarías consejos sobre emprendimiento a una persona que siempre ha sido empleado o empleada? Seguramente no. Está bien pedir consejos, pero más relevante resulta saber a quién solicitarlos o de quién recibirlos. Que pidamos consejos no necesariamente significa que haremos lo que nos dicen. No obstante, es clave saber diferenciar un buen consejo de un mal consejo.

En ese sentido, lo aconsejable es tomar consejos de personas que ya hayan pasado por la situación de confusión o incertidumbre por la que estés pasando tú. Por eso es vital contar con un mentor que te ayude a avanzar en la vida, a pesar de los tropiezos.

Desde este punto de vista, tener un buen mentor financiero es algo rentable. Puede ser un catalizador para lograr tus objetivos y metas. Pero ten en cuenta algo más sobre este tema.

Muchos se consideran a sí mismos como sus mentores, confían en que son autodidactas. No se dan cuenta de que este mentor puede hacerles más difícil el salir adelante. Así que mejor busca un mentor que te dé buenos consejos.

Aunque al principio te sea difícil seguirlos, al final encontrarás una autopista que te lleve hacia tus metas.

6. Tener Costumbres Genera Prosperidad

¿Qué es la economía personal? Es tener buenos hábitos,

¿Qué es la economía personal? Es tener buenos hábitos – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Pero considera también el tema de las costumbres. Se dice que todos los seres humanos somos seres de costumbres. Estas son conductas que repetimos regularmente, de modo sistemático.

Muchas veces no nos damos cuenta por qué lo hacemos. Simplemente, lo hacemos porque se ha vuelta una costumbre. Las preguntas son ¿qué tienen que ver las costumbres o los hábitos con la prosperidad? ¿Qué importancia le damos a nuestra economía personal? Tener buenos hábitos financieros te ayuda a garantizar tu prosperidad.

Pero, admitamos algo. Tener un buen hábito o reemplazar un mal hábito por uno bueno requiere de esfuerzo y no siempre es fácil. De hecho, es complejo. Para poner un ejemplo, piensa en cuántos hábitos has querido cambiar, pero no has podido hacerlo.

Esto sucede porque un hábito es aprendido. Así mismo, tus hábitos financieros, seguramente, vienen de tu entorno, casa, escuela, trabajo, amigos o personas con las que convives.

El punto es que, en los países latinos, no nos enseñan cómo manejar y administrar nuestro dinero. Por lo tanto, terminamos incorporando hábitos financieros negativos, como no ahorrar o gastar más de lo que ganamos.

Entonces, si ya tienes malos hábitos, no trates de eliminarlos. Los hábitos o costumbres no se eliminan, sino que se reemplazan por unos positivos. Este proceso no es sencillo, por lo que debes atacar un hábito negativo a la vez.

Comienza por determinar cuál es tu estado financiero actual. Registra los ingresos, gastos, deudas y ahorros. Luego, planifica y prepara un presupuesto, junto con unas actividades a realizar, para pagar o enfrentar las deudas. Después, adquiere educación financiera, para poder entender para qué ahorrar y por qué debes invertir.

Llegar a este punto te tomará un tiempo. Pero, si tienes la convicción de que lograrás cambiar tus hábitos negativos por hábitos positivos, y le sumas constancia y disciplina, lo vas a lograr.

¿Qué importancia le damos a nuestra economía personal? Lo que haces día a día lo revela

¿Qué importancia le damos a nuestra economía personal? Lo que haces día a día lo revela – Hyenuk Chu

7. ¿Qué Es La Riqueza Para Ti?

Finalmente, para responder qué es la economía personal es necesario hablar de riqueza. Cuando se menciona esta palabra, muchos la asocian con dinero para cumplir metas y sueños. Otros la asocian con su obsesión por el dinero.

Eso es natural en los seres humanos. Desde épocas remotas, han dejado de preocuparse por vivir el día a día. Se han obsesionado con acumular alimento, terreno, propiedades, dinero, esclavos, mujeres y mucho más.

Esa acumulación ayuda a obtener riqueza, pero no siempre es el camino. De hecho, hay personas que, a pesar de pasar por una crisis financiera, aunque no tienen nada, se sienten ricos.

Esto sucede porque la riqueza no se refiere a los objetos que se pueden acumular. Más bien, tiene que ver con lo que llevamos en nuestro interior. Con lo que nos hace sentir plenos. Para algunos, esto es viajar. Para otros es poder ayudar a sus seres queridos. Esto no requiere millones de dólares en tu cuenta. ¿Te das cuenta?

Hoy mismo podrías emprender ese viaje al lugar que siempre has querido ir. O hacer una actividad que te haga sentir un héroe de tus protegidos. Porque la verdadera riqueza está en lo que haces con el tiempo que se te da. O en lo que haces con tu salud. Y en lo que dejas que crezca en tu interior.

Como estamos hablando de tu economía personal, piensa en esto. ¿Por qué insistir en acumular dinero y propiedades? ¿Por qué sigues pensando que gastar sin restricciones es la libertad?

Mejor, deja de obsesionarte con obtener más dinero. Trata de pensar que la felicidad, la plenitud y la libertad llegarán cuando entiendas que ya lo tienes todo. Solo aprende a disfrutarlo a tu manera en la circunstancia actual.

Nunca olvides que la plenitud, así te hayan derrotado, y la felicidad son una simple decisión. Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Cómo definirías tu economía personal hoy?
  2. ¿Cuál de las anteriores claves es la que más aplicas y por qué?
  3. Cuéntanos si te cuesta poner en práctica alguna de las siete claves y cuál es.
  4. Si aún no lo haces, suscríbete a mi canal de YouTube aquí o a mi canal de El Club de Inversionistas aquí.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!