Las emociones de un trader son uno de los componentes esenciales en la fórmula de su éxito. Los otros dos son la técnica y la mentalidad. Pero ¿por qué hablamos de emociones si el trading es un tema financiero?

Precisamente, porque se cree que es así, pero no lo es. Tú puedes tener todo el conocimiento sobre cómo invertir. Y haber practicado largas horas para hacer operaciones ganadoras. También puedes tener una mentalidad fuerte y confiar en ti.

Pero eso sirve de poco si antes, durante y después de tus operaciones te dejas llevar por las emociones. Porque estas pueden conducirte a cometer graves errores que se traducen, generalmente, en una pérdida de tu paz y de tu dinero.

Por eso es clave conocer cuáles son estas emociones. Y, adicionalmente, reconocerlas cuando sabes que estás sufriendo una de ellas. Solo de esta forma puedes revertir su efecto o evitar que te hagan perder dinero.

Pero antes de hablar de ellas, quiero hablarte de un tema relacionado. O, mejor dicho, de la sombrilla que engloba al tema de las emociones en el trading. Te hablo de la sicología del trading.

¿Qué Es La Psicología Del Trading?

La sicología del trading estudia las emociones de un trader

La sicología del trading estudia las emociones de un trader – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Como sabrás, la psicología estudia cómo piensan los individuos y por qué se comportan como lo hacen. La sicología del trading analiza cómo se comportan los traders y porqué hacen lo que hacen.

Específicamente, este tipo de sicología se enfoca en las emociones o el estado mental del trader. Y lo hace porque esto puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso al invertir en la Bolsa de Valores.

Analizar la teoría de cada trader es fundamental porque puede dar luces sobre porqué una persona toma las decisiones que toma. También, sobre porqué algunas de ellas parecen más racionales o irracionales que otras.

Esta labor de análisis es una tarea que puede hacer tu mentor. Él puede ayudarte a identificar qué sientes en cada parte del proceso de invertir. Además, puede ayudarte a contener o, mejor aún, a transformar esas emociones.

Sin embargo, a ti también te corresponde tomar las riendas de esta tarea. No puedes pretender que otra persona te conozca más de lo que te conoces tú mismo. Ni mucho menos que las soluciones de un tercero sean tu única salvación. Aunque la verdad, muchas veces, yo te conozco mejor que tú mismo.

¿Cuáles Son Las Emociones En El Trading?

Entonces, el primer paso para poder controlar las emociones de un trader consiste en saber cuáles emociones son. En pocas palabras, estas se dividen en dos grandes grupos. Se trata de las emociones que son extremadamente positivas o de las que son extremadamente negativas.

Menciono la palabra “extremadamente” porque las emociones no son negativas en sí mismas. Un trader pueden sentir cierto grado de alegría o cierto grado de tristeza según sus resultados.

Sin embargo, el verdadero peligro se localiza cuando a cualquiera de esas emociones se le da una dimensión desproporcionada. Te pongo un ejemplo. Supón que hoy haces una operación y logras ganar cierta suma de dinero siguiendo tu estrategia de inversión.

Sentirte bien por eso es normal y acertado. Lo que no es acertado es creer que, porque ganaste hoy, entonces eres el mejor inversionista de la historia. Ahí estás dándole una importancia extrema a tu emoción.

Además, estás dejando de enfocarte en lo verdaderamente importante. En este caso es llenar tu bitácora para saber qué hiciste bien. Y prepararte para realizar tus inversiones mañana. ¿Te das cuenta? Las emociones no son negativas, la importancia que tú les das sí puede serlo.

7 Emociones Del Trader

El pesimismo es una de las emociones de un trader

El pesimismo es una de las emociones de un trader – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Teniendo lo anterior claro, ahora sí hablemos de las siete principales emociones de un trader:

  1. Pesimismo: se siente cuando estás empezando a invertir. Crees que la Bolsa de Valores no es para ti. Piensas que no te dará dinero a la velocidad que esperas. Cuando ya sabes invertir un poco, a veces te asalta esta sensación porque sientes que te falta preparación o práctica. Pero no puedes quedarte ahí. Ánimo. Continúa adelante porque, si no lo intentas, nunca sabrás si eres capaz de hacer algo.
  2. Ansiedad: se presenta cuando ya te decidiste a invertir. Entonces, empiezas a hacer planes maravillosos sobre lo que harás con tu dinero. Piensas en la mansión y el auto de lujo que comprarás. Te olvidas de enfocarte en tu estrategia de inversión y en el momento presente. Esto es delicado, pero puedes superarlo si, precisamente, te concentras en lo que es importante: el proceso de cómo operas y no en porcentajes ni dinero.
  3. Euforia: aparece cuando empieza la subida de la montaña rusa. El precio va subiendo y te indica que vas ganando. Te dejas llevar por esa sensación de ser invencible. Te olvidas de que, si hay algo seguro al invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York, es que el precio de las acciones, en cualquier momento, se puede desplomar. Descuidas tu estrategia de inversión.

Más Emociones De Un Trader

  1. Avaricia: aparece seguida de la euforia. Como te está yendo bien, crees que puedes ganar aún más dinero. Entonces hasta corres tu target, pero en medio de la euforia, te olvidas de correr el stop. El precio baja de repente y te das cuenta de que, por darle rienda suelta a tu euforia, perdiste dinero. ¿Te dejarás llevar por ella la próxima vez?
  2. Miedo: entonces llega el miedo. Te preguntas qué pasó, si todo iba tan bien. Te descontrolas y ni sabes si ya se cerró tu operación. Se te cae el castillo fantasioso que estabas armando en el aire. Te preguntas cómo harás para recuperar el dinero que perdiste. Y qué le dirás a los demás cuando te pregunten como te fue en tu jornada diaria de trading.
  3. Soberbia: al mismo tiempo, te llenas de soberbia. Culpas al mercado por lo que acaba de pasar o al perro del vecino por ladrar en el momento justo. No sabes cómo algo así te puede pasar a ti. Si eres tan inteligente, si te las sabes todas, ¿cómo pudo ser? Pero ya es tarde, tu operación no cerró donde esperabas y tu cuenta está en rojo. ¿Ahora qué camino vas a tomar?

Otras Emociones De Un Trader

  1. Ahí es cuando llegan la ira y el arrepentimiento. Ira porque, desafortunadamente, no supiste actuar de la mejor manera. Y arrepentimiento porque el dinero perdido, perdido está. Ya no puedes volver atrás a tratar de controlar tu euforia, ni tu avaricia, ni tu miedo. Te sientes como yo, cuando perdí mis primeros US$200.000. Perdido, como tu dinero.
Si las emociones de un trader te controlan, no todo está perdido

Si las emociones de un trader te controlan, no todo está perdido – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Pero déjame darte una ñapa. Nada de lo que sucede en la vida es gratuito. Todo pasa por una razón y, como mínimo, lo que podemos hacer ante una situación de fracaso es aprender de él.

Lo importante es que siempre, siempre, aunque te sientas a la deriva, aunque no tengas ánimo, aunque todo parezca ir en contra, siempre hay esperanza. Así que aférrate a ella con humildad cuando todo vaya mal.

Piensa en ella como ese flotador que te puede sacar a la otra orilla. Analiza cuáles fueron tus desaciertos y, si es el caso, vuelve a empezar de cero. Pero esta vez, controla mejor tus emociones al invertir.

¿Cómo Controlar Mis Emociones En El Trading?

Pero, ¿cómo controlar esas emociones? Si es tan fácil dejarse llevar por ellas, ¿de qué forma puedo llegar a dominarlas? Esta tarea requiere de práctica, no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Aquí te doy algunos trucos:

  • Antes de invertir, en términos generales o cada día, reconoce qué emociones te están dominando. Es posible que, si sientes euforia porque tu equipo de fútbol ganó, entonces te dejes llevar por ella al invertir. O que, si sientes miedo porque algo feo pasó, lo puedas reflejar al operar en la Bolsa de Valores.
  • Lleva una bitácora de inversiones para que no se te olviden las emociones que sentiste al invertir. Así sabrás si, por ejemplo, usar cierto indicador que no manejas bien te genera ansiedad. Entonces, podrás obviarlo la próxima vez para evitar que te genere ese sentimiento (y un mundo de cosas).
  • Cuando hayas identificado las emociones prevalentes al invertir en tu caso particular, analiza qué las genera. ¿Quieres tener una ganancia rápida? ¿Te da miedo perder dinero? Empieza por controlar esos pensamientos o cámbialos por unos positivos o realistas. Sé más conservador. Así te será más fácil controlar tus emociones luego.
  • Practica el manejo de las emociones invirtiendo en tu cuenta demo. O en tu cuenta real, si lo prefieres. Mientras las dominas, no olvides que el stop siempre está ahí para evitarte pérdidas grandes. Es tu mejor control que puedes usar para controlarte tú mismo. No decaigas en esta tarea. De ti depende que puedas controlar tus emociones en vez de que ellas te controlen a ti.
Nota mental sobre las emociones de un trader

Nota mental sobre las emociones de un trader – Hyenuk Chu

Otra Clave Para Controlar Las Emociones De Un Trader

Aparte del stop loss, existe otro mecanismo que puedes emplear para tener las emociones a raya. Este se llama perfil de riesgo. ¿Sabes por qué? porque las emociones se vuelven extremas cuando haces operaciones para las que no estás preparado.

Por eso, sientes una alegría extrema cuando haces una operación, cuando hay millones de personas para las que esa tarea es como lavarse los dientes. O sientes una tristeza extrema cuando pierdes, cuando hasta Warren Buffett ha perdido dinero al invertir.

Pero si tú inviertes según tu perfil de riesgo y tu estrategia de manejo de capital, ya entras a la Bolsa de Valores con dos seguros. Esto te puede ayudar a sentir menos euforia al ganar o menos miedo al perder.

En todo caso, como te dije al principio, nadie va a venir a decirte que estás demasiado triste o demasiado alegre. El primer responsable de conocer sus emociones eres tú mismo. Nadie puede hacerlo por ti. Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Cuál es la principal emoción que sientes al invertir?
  2. ¿Por qué crees que la sientes?
  3. ¿Ha sido positivo o negativo para ti sentir esa emoción en términos de los resultados que obtienes?
  4. ¿Crees que el Plan de Trading que te regalo cada semana te ha ayudado en tus emociones?
  5. Hace unos meses hablamos de 5 emociones al invertir, ¿ya las estás experimentando?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This