2 Hijos y 2 Madres [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E5

2 Hijos y 2 Madres [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E5

Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado 2 Hijos y 2 Madres [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E5… ¿Qué pasa cuando pierdes a un ser querido y es un proceso doloroso? ¿Cómo lo tomas? ¿Cuál es la historia que te quiero contar y porqué debes escucharla o leerla? Esta es una historia verdadera…

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

Los 2 Hijos y 2 Madres

Como siempre, hoy te quiero contar algo. Han sucedido cosas que realmente me han impactado. Una de las cosas que más trascendencia ha tenido en mi vida ha sido haber perdido a mi madre cuando vivía solo aquí en Colombia. Y mi madre se encontraba en Corea.

Y hoy, precisamente me enteré de la pérdida de la mamá de un gran amigo mío. Y este mes sucede dos veces. Primero el pésame. Sentir eso que se vive y se siente. No es muy fácil para la persona que vive ese momento. A veces nosotros nos olvidamos de la importancia de valorar las cosas que tenemos.

Quiero aprovechar para recordarte esta historia de nuevo. Lee con atención, porque esta historia te puede impactar y cambiarte la forma de pensar.

La Historia: 2 Hijos y 2 Madres

Resulta que había dos amigos y estaban tomando una cerveza después del trabajo. Y, como siempre, una conversación que sucede en un bar –entre otras muchas cosas–; uno de los amigos sorbe un poco de cerveza y le dice al otro:

¡Agh! (en actitud de queja). Es que mi mamá me llama muchas veces por teléfono y me pregunta «que dónde estoy, que qué estoy haciendo, que si me encuentro bien; que, por favor, la vaya a visitar, que la tengo abandonada».

Y es muy intensa con esas llamadas. Y, por eso, intento ir muy poco, me molesta, ya se ha vuelto vieja. Lo mismo todos los días, repite lo que le pasó. Y cuando se acuerda de algo que yo no hice, me da una retahíla, empieza a decir que «yo no hice, que lo otro». Y siempre me dice que «aquella novia», que «ese amigo que tengo, que cuidado», «que tienes que trabajar, que seas juicioso».

Ya sabes, ¿no? La verdad es eso. Pero, a veces, tú sabes cómo es el día a día de nosotros, pues hay que trabajar, hay que tener vida social, así como estoy contigo ahorita, tomar unas cervezas. Eso nos lo merecemos, ¿no? Estar con nuestra pareja, con nuestra novia, salir a rumbear y todo eso.

El otro amigo también da un sorbo, pero muy grande, un bocado muy grande de cerveza y le dice:

En cambio, está bien que te sientas así, pero yo en cambio hablo con mi mamá por lo menos una hora diaria con ella. ¿Y si estoy triste? Voy a buscarla. Y cuando me siento solo también. Sobre todo, cuando tengo problemas, cuando tengo estrés y cuando necesito que alguien me aliente y estoy buscando a alguien que sea una fortaleza para mí, yo acudo a ella para que me haga sentir mejor porque realmente todo lo que ella me dice me reconforta.

El amigo que se estaba quejando dice:

Ay, oye, ¿sabes qué? Ya que tú lo dices, yo creo que tú eres mejor hijo que yo.

El otro le responde:

No, tú eres mejor hijo que yo. Yo fui igual que tú, –lo dijo muy tristemente–. Yo visito a mi madre en el cementerio. Murió hace ya tiempo. Pero cuando ella estuvo conmigo tampoco iba a conversar con ella. Y pensaba de ella lo mismo que tú dices ahora. Lo que tú no sabes es cuánto ella me hace falta, De verdad la echo de menos. La extraño. Y ahora que se ha ido, no sé ni siquiera dónde buscarla. No sé qué hacer.

Habla Con Tu Madre El Día De Hoy

Si esto te sirve de experiencia. Si estás escuchando ahora. Habla con tu madre el día de hoy, si aún la tienes.

Yo, en mi caso, por ejemplo, ya tenía 18 años, ya estaba grande. Seguramente tú dirás (?). Pero para mí tener 18 años en ese momento y haber perdido a mi madre fue un evento que marcó un cambio en mi vida. Y, por lo tanto, si tienes a tu mamá hoy, tienes que valorarla, tienes que buscarla hoy.

En vez de buscar todas las cosas malas que tiene, busca todas las cosas buenas que tiene. Más allá de sus errores, más allá de la forma en cómo te hace sentir o seguramente si te lo dice es porque realmente busca que seas una persona mejor y eso es lo que busca.

Y no esperes a que suceda algo, como a algunos de nosotros nos pasó. Porque cuando ya están en el más allá, en la otra vida, reflexionar esto te va a doler hasta en lo más hondo de tu corazón. Porque ahí es donde comprenderás que dejaste ir y ya no podrás hacer lo que puedes hacer ahora.

No Permitas Que Eso Te Pase A Ti

Y no permitas que eso te pase a ti.

Así que hoy, cuando llegues a tu trabajo, si tienes tiempo en ese momento, dale una llamada a tu madre. Simplemente dile «que la amas mucho».

Y tal vez hoy saques un tiempo para visitarla, llévale algo, un pastelito o lo que sea, lo que a ella más le guste. Escúchala, déjala que hable, consiéntele, aprovecha, pasa un rato con ella.

Prepara unas vacaciones con ella. Tal vez acompáñala a hacer compras, a hacer el mercado. Y no esperes a que ella ya no esté en tu vida para empezar a valorarla.

Un gran abrazo. Espero que tengas un feliz día. Y si crees que esto le puede servir a alguien, por favor, ayúdanos a compartir este mensaje. Gracias.


En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

[INFOGRAFÍA] Hazlo o Te Arrepentirás – Hyenuk Chu

[INFOGRAFÍA] Hazlo o Te Arrepentirás – Hyenuk Chu

[INFOGRAFÍA] Hazlo o Te Arrepentirás – Hyenuk Chu

Siempre queremos hacer algo ideal pero no estamos seguros de comenzar. Creemos que nos puede representar mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Pero nos quedamos con las ganas. La recomendación es «hazlo o te arrepentirás». ¿Suscribes?

En esta infografía basada en lo que Hyenuk nos ha dicho en el podcast de «Buenos Días con Hyenuk», el equipo de Happy Team de El Club de Inversionistas te presentamos este resumen visual. Esperamos sea de tu agrado:

Descarga AQUI Ahora

Descarga esta INFOGRAFÍA ahora mismoDA CLIC EN EL BOTÓN DE ARRIBA PARA QUE TE APAREZCA UNA VENTANA EMERGENTE, AHÍ INGRESA TU NOMBRE Y TU EMAIL para que la descargues. 

Puedes escuchar este podcast aquí:

¡Gracias por descargar! Por favor… ¡Compártela desde esta página!

 

El Vendedor de Huevos [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E4

El Vendedor de Huevos [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E4

El Vendedor de Huevos. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado El Vendedor de Huevos [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E4… Este mensaje cobra especial relevancia este día. Escucha o lee y comparte tus experiencias de cuando te pasa esto en tu día a día.

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

El Vendedor de Huevos

Espero que te encuentres muy bien. Todas las mañanas hay que tener una meta, una idea clara en nuestra mente. Hoy te quiero contar algo. Es una historia que hace mucho tiempo escribí en un email. Si no estás suscrito a mi lista de correos, puedes hacerlo aquí. Te quiero contar una historia que para mí es verdadera o no… ya te vas a dar cuenta.

Una mujer iba en su flamante vehículo convertible. Y vio que un hombre muy pobrecito. Quizá era un latino por ahí. Decidió parar su marcha porque vio que estaba vendiendo unos huevos. Y frenó y le preguntó:

– ¿A cuánto estás vendiendo los huevos?

Y el viejo latino le respondió a la señora:

– Un dólar, el huevo, señora.

Ella le dijo

– Me llevaré 6 huevos por 5 dólares. Y si no me los das me iré.

El viejito le respondió:

– Está bien, señora, puede llevarlos al precio que usted quiera. Puede ser que este sea un buen comienzo porque hoy no he podido vender ni un solo huevo. Y gracias por darme esa oportunidad e iniciar esa venta del día de hoy.

Así que ella tomó los huevos y se fue sintiendo que ella había ganado. Además, de haber hecho una buena obra y una buena actitud. Y se subió otra vez a su vehículo convertible y se fue a un elegante restaurante. En ese restaurante tenía, pues, una reunión con sus amigas.

La Compradora y sus Amigas

Allí ellas ordenaron del menú lo que más les gustaba. Ordenaron postres, café, cappuccino, etc. Y luego de que estuvieron platicando y comiendo bien muchas de las cosas que ellas habían ordenado fue entonces que ella se fue a pagar la cuenta. La cuenta fue de 380 dólares. Ella dio 400 dólares en efectivo. Y le pidió al dueño del restaurante que se quedara con el cambio.

Esto es algo que en nuestro día a día pasa y a ti también te puede pasar. Esto parecería realmente normal. Y tal vez inclusive para el mesero o el dueño del restaurante. Que tú des propina en los mejores restaurantes y más costosos.  Inclusive que dejes parte de lo que hayas comido y demás.

Pero es algo que también normalmente pasa para esa gente pobre, para esa gente que está luchando por sobrevivir… En el caso del famoso latino viejito que estaba vendiendo huevos. Hoy, lo que quiero que pienses es lo siguiente y es algo que tú mismo quiero que te cuestiones.

  • ¿Por qué siempre demostramos que tenemos el poder y el control cuando compramos a los necesitados? Porque siempre demostramos que tenemos el poder cuando compramos a los necesitados.
  • ¿Y por qué somos tan generosos con aquellos que ni siquiera necesitan nuestra generosidad?
  • ¿Y por qué nos gusta tanto vivir de las apariencias?

No quiero decir sí una cosa es buena o mala, sino solamente quiero que te cuestiones esas dos cosas. Seguramente habrás cometido alguna vez algo de eso.

Mi Madre y el Día de Acción de Gracias

Y quiero contarte sobre mi madre. De hecho, te cuento esto porque hoy es Día de Acción de Gracias en Asia. En mi país, por ejemplo, en Corea se celebra por 3 días seguidos el Día de Acción de Gracias. Que es la fecha en donde se celebra y se agradece a Dios, al universo, a la familia, a la madre tierra por la cosecha que deja la tierra, ya que duraron todo el año cultivando y cuidando. Es el momento de la cosecha y disfrutar de lo que tú has sembrado.

Y se reúnen entonces todos en familia. Hay mucho movimiento de personas que van de un lugar a otro para reunirse en familia, para celebrar este momento. Y lo digo porque mi madre en esa época vivía en Bogotá, Colombia. Ella, en épocas de Navidad y de Año Nuevo, compraba pollos crudos sin cocinar.

Esos pollos se los repartía a las familias o a las personas que ella conocía y que sabía que no estaban en buena situación económica. No a las personas que estaban en la calle, sino a las personas que trabajaban con ella o que estaban dentro de su círculo de conocidos. Y ella, simplemente, en esa fecha, visitaba a esas personas.

Pero, sobre todo, ella no compraba ese pollo crudo en un centro comercial donde hay un supermercado al por mayor. Sino que iba a esos barrios, barrios inclusive pobres para comprarles. Así fuese más barato o más costoso. Inclusive era a ellos donde les dejaba más dinero. Era una buena oportunidad de ella para dejar dinero.

Mi Madre y la Respuesta a mi Pregunta

Iba a esas tiendas donde justamente visitaba a esas personas. Buscaba en esas tiendas ese pollo crudo, o lo que sea. Y cuando compraba les dejaba dinero de más. Les decía que «le había encantado la forma en que la habían atendido y que les dejaba ese bono o prima a la tienda donde compraba ese pollo como una forma de agradecimiento por estar vendiendo pollo en ese sitio».

Entonces, yo siempre le preguntaba a mamá:

– «¿Por qué en vez de comprar ahí no vamos a ese centro comercial o supermercado tan bonito donde todo está organizado, sino que compramos aquí en este sitio tan feo y todo lo demás?».

Y ella me decía:

Eso es una caridad envuelta en dignidad.

Y esa frase hoy, aun así, después de tantos años, me acuerdo muchísimo. Es una caridad envuelta en dignidad. Cuando tú quieres regalar algo a alguien o hacer caridad a alguien, piensa si lo estás haciendo por apariencia. Piensa si lo estás haciendo porque necesitas demostrar tu poder.

O piensa si estás siendo una persona filántropa. Así no seas millonaria, «dando caridad envuelta en dignidad». Espero que te haya tocado el corazón y tu mente con este mensaje. Espero que tengas un excelente día, un gran abrazo.


En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

[INFOGRAFÍA] Cómo Lidiar con la Negatividad de Otros – Hyenuk Chu

[INFOGRAFÍA] Cómo Lidiar con la Negatividad de Otros – Hyenuk Chu

[INFOGRAFÍA] Cómo Lidiar con la Negatividad de Otros – Hyenuk Chu

Vivimos rodeados de seres humanos, nosotros mismos tenemos malos pensamientos, pero ¿cómo lidiar con la negatividad de los demás? ¿Es posible sin llegar a dañarnos ni a ellos?

En esta infografía basada en lo que Hyenuk nos ha dicho en el podcast de «Buenos Días con Hyenuk», el equipo de Happy Team de El Club de Inversionistas te presentamos este resumen visual. Esperamos sea de tu agrado:

Descarga AQUI Ahora

Descarga esta INFOGRAFÍA ahora mismoDA CLIC EN EL BOTÓN DE ARRIBA PARA QUE TE APAREZCA UNA VENTANA EMERGENTE, AHÍ INGRESA TU NOMBRE Y TU EMAIL para que la descargues. 

Puedes escuchar este podcast aquí:

¡Gracias por descargar! Por favor… ¡Compártela desde esta página!

 

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Limosnera y La Rosa. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3… Lee o escucha la historia y comparte qué opinas de la misma. Seguro que en las calles de tu ciudad has visto a alguien pidiendo dinero, pero esta historia es diferente…

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

La Limosnera y La Rosa

La Limosnera y La Rosa. Hoy te voy a hablar de una historia verdadera, de un poeta alemán que estuvo viajando por muchas partes del mundo. Y encontró en la calle algo usual en todas las calles de hispanoamérica: encontramos una limosnera. Quizá sentada o en las calles o en los semáforos, pidiendo dinero para sobrevivir.

Y esta persona limosnera estaba ahí sentada. De espalda a una pared. Frente a la entrada de un transporte de sistema masivo y estaba muy callada. No como acostumbran los limosneros hacer que activamente te están pidiendo dinero. Y parecía que no tenía ningún interés de lo que está sucediendo a su alrededor.

Lo único que tenía eran las manos abiertas para que la gente tirara una moneda ahí. Y de vez en cuando pasaba un buen samaritano y le botaba la moneda que ella guardaba rápidamente dentro de su saco. Ni alzaba la vista, ni daba las gracias, nada. Solo se dedicaba a recoger las monedas, nada más.

El Poeta Y La Flor

Y un día este poeta pasó junto con un amigo. Vio que ese día ella también estaba haciendo exactamente lo mismo. Y en vez de donar una moneda sacó una flor que había traído especialmente para ella. En vez de colocar una fría moneda en sus manos, le depositó una rosa, una rosa muy tierna. ¿Sabes qué se siente cuando tocas una rosa, verdad?

Y pasó algo. Pues realmente increíble. Esta limosnera alzó la mirada. Agarró la mano del poeta. Y empezó a darle besos en sus manos. Y una vez que terminó de darle besos en las manos, se levantó, guardó la rosa muy fuertemente en sus manos y despacio se fue alejándose de ese lugar.

Al día siguiente cuenta la gente que la mujer ya no se encontraba en ese lugar, donde siempre se ponía para recoger las monedas. Tampoco en los meses que vinieron. Así que el amigo del poeta que era de la ciudad donde este poeta había ido de visita le contó, le dijo:

  • Mira, ¿te acuerdas de la limosna? Esa persona ya no está ahí, en esa parte donde la hemos encontrado y donde tú le diste la rosa. ¿Qué habrá pasado con ella? Le preguntó.

Y le dijo el poeta:

  • No debes regalar dinero para su bolsillo, sino debes regalarle a su corazón. Debes regalar, no a su bolsillo, sino a su corazón.

Y bueno, obviamente el amigo no dudó en preguntar ¿por qué? Bueno, seguramente tú también debes estar preguntando. Todos decimos: ¿De qué viven las personas? Del dinero, ¿no? Hay que trabajar, hay que invertir, hay que hacer de todo para sostenerse.

Y este le preguntó:

  • Entonces, ¿de qué habrá vivido todos estos días si no estaba recogiendo dinero? Si ya no había nadie que pasara y le diera limosna a esa persona, entonces, ¿de qué vivía esa mujer?

Y el poeta le dijo:

  • Pues de la rosa.

Hyenuk Chu Y La Flor

La verdad es que, para mí, cuando yo escuché esa historia, me causó mucha conmoción, porque es lo que pasa todos los días. En las cosas que yo hago, día a día, porque no puedo decirlo de si otro lo hace o no. Pero es que cuando hago las cosas, las hago desde mi corazón. Cuando enseño, salgo a hacer un Live, cuando voy a un evento estoy haciendo las cosas desde mi corazón.

Mi conocimiento dado al corazón de cada uno de ustedes. Y seguramente, si habrás estado de pronto en una charla, sí habrás tomado de pronto una foto conmigo. No sé, seguramente habrás sentido que estoy nutriendo esa alma tuya, ese corazón tuyo, ese lado de amistad, de amor, de ser… que te hace falta y no tu necesidad de llenar el bolsillo.

No demostrarte lo que yo tengo y lo que tú deberías tener. No demostrarte el carro que yo tengo, la casa que yo tengo, lo inteligente que soy… no, eso no. Día a día lo vemos en la calle, vemos en nuestra comunidad, vemos en las comunidades de afuera, sobre todo en estos temas de inversiones, de emprendimiento, vemos eso.

A veces nos dejamos seducir. Abrimos nuestras manos para que lo que nos den y estamos recibiendo únicamente para nuestros bolsillos. Pero creo que hay bienes más importantes. De hecho, los hispanos, los latinos, estamos muy escasos de bienes: Bienes espirituales, éticos, como ciudadanos.

¿Me ayudarías tú hoy a invitar a otras personas a que aprendan también que está bien nutrir nuestros bolsillos, aprender a trabajar e invertir, aprender a tener metas para ganar dinero y tener una muy buena vida? Pero que esos bienes espirituales o de ser una persona correcta también son muy importantes.

Regala Rosas Y Crece

Yo te pregunto algo: ¿Puedes cambiar el corazón de una persona? Y puedes cambiar de un día a otro por el simple hecho de recibir una rosa. ¿Cuántas rosas has regalado tú? Sobre a todo a las personas que tú amas.

Te pregunto si hoy nutres a tus conocidos, a tus seres amados con halagos y dándoles fortaleza cuando están deprimidos. Hoy día conozco a muchos en inversiones explicando, que tienen mucho conocimiento, que tienen unos egos bien potentes. Son muy buenos. Pero pienso que son personas a nivel como persona, o a nivel espiritual que son mendigos, son limosneros.

Entonces, ¿cómo puedes tú intervenir en la vida de esas muchas personas que tienen mucho dinero, pero son mendigos? Así que ¿será que nosotros como hispanos podemos cambiar el mundo? Tal vez esa es nuestra misión: Cambiar el mundo, ser mejores personas y crecer.

Muchas gracias, espero que hayas disfrutado esta charla de la mañana. Que tengas un excelente día y te agradeceré mucho si puedes regalar una rosa hoy a alguien. Gracias, un abrazo.


La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏

[INFOGRAFÍA] Pide Ayuda A Quiénes Confías – Hyenuk Chu

[INFOGRAFÍA] Pide Ayuda A Quiénes Confías – Hyenuk Chu

Muchas veces, nos encerramos en nuestros problemas y no tenemos más pensamiento que eso. Si te abres alos que te rodeas encontrarás un apoyo que quizá desconocías. Hay personas que estamos dispuestas a escuchar y tender una mano. Es cosa que lo intentes.

[INFOGRAFÍA] Pide Ayuda A Quiénes Confías – Hyenuk Chu

En esta infografía basada en lo que Hyenuk nos ha dicho en el podcast de «Buenos Días con Hyenuk», el equipo de Happy Team de El Club de Inversionistas te presentamos este resumen visual. Esperamos sea de tu agrado:

Descarga AQUI Ahora

Descarga esta INFOGRAFÍA ahora mismoDA CLIC EN EL BOTÓN DE ARRIBA PARA QUE TE APAREZCA UNA VENTANA EMERGENTE, AHÍ INGRESA TU NOMBRE Y TU EMAIL para que la descargues. 

Puedes escuchar este podcast aquí:

¡Gracias por descargar! Por favor… ¡Compártela desde esta página!